6 de abril de 2020

2960- ESTE NO ES UN AÑO CUALQUIERA.

Lo que nadie podía imaginar con este título es que el asunto iba de setas. Pues así es.
2.020 no es es un año cualquiera y naturalmente no lo es por la Pandemia Global que estamos padeciendo. 
- ¿Qué tendrá que ver? -pensará alguno de los lectores. Pues mucho, ya lo veréis.
Normalmente la eclosión de setas va de arriba a abajo. El 99% de las especies salen antes en los lugares de más altura y a medida que avanza la temporada van bajando de cota. Sin embargo hay una variedad que lo hace al revés; sale primero en cotas bajas y poco a poco va subiendo hasta las zonas más altas. 
Se trata de la Colmenilla o Morchela, una seta acusada de homicidio sin razón especial alguna. ¿Tóxica?. Pues sí y mucho, como hay muchas. La mayor parte de las setas comestibles también son tóxicas si se consumen crudas y la colmenilla es una de las que más. 
Sin embargo es una de las setas más apreciadas por los grandes gourmets, tanto cocineros como comensales de la buena mesa. 

El caso no es para menos, puesto que si sabes guisarlas son una verdadera exquisitez. Bien, pues vayamos al grano. Nuestro querido pueblo de Cabanes, por estar próximo a la costa Mediterránea y a menos de 300 metros sobre el nivel del mar tiene, a mediados de Marzo, su línea de salida para las "colmenillas" y poco a poco esta especie va subiendo de cota hasta llegar a Vistabella del Maestrazgo a finales de Abril y a primeros de Mayo en Mosqueruela. Cito estas dos localidades por ser destinos habituales de los aficionados de la comarca. 
Pues bien, gracias a las lluvias que han caído en varias ocasiones, el presente año 2.020 habrá sido sin duda un buen año para las setas de Primavera, pero mucho me temo que serán pocas las que podremos llevarnos a la boca.

Las "colmenillas" ya han pasado en nuestro pueblo, pero todavía no al norte provincial. Las de Cabanes ya no las vamos a degustar, pero bueno... Le siguen los "marzuelos", oscuros, tan difíciles de ver como sabrosos al paladar, que en Vistabella suelen salir a mediados de Abril y hasta mediados de Mayo. Después los "Perretxicos" de Cantavieja (una de las más apreciadas) o Setas de San Jorge (calocybe gambosa) , para finales de Abril y a continuación los "champiñones silvestres" y las "senderuelas". 
Estamos hablando de auténticas exquisiteces micológicas que están o estarán a punto de caramelo en breve. Pero claro, ¿Qué pasa?. Pues que con la Pandemia del "coronavirus" y nuestro obligado confinamiento en casa, todas esas setas estarán en los montes, burlándose de todos nosotros. ¿Que les pasará a estos tontorrones, que no vienen a por nosotras? -se dirían si pudieran hablar. Pues nada, aquí estamos. Viendo pasar el tiempo...

RAFAEL FABREGAT

5 de abril de 2020

2959- CAOS SIN PRECEDENTES.

Como es sabido por todos, la pandemia del Covid-19 y la reclusión general de todos los ciudadanos en sus casas ha hecho bajar extraordinariamente el consumo de combustibles. Las calles de todas las ciudades del mundo están desiertas y los coches guardados en sus garajes o aparcados "sine die" en las calles que lo permiten. La Torre Eiffel de París, uno de los monumentos más emblemáticos del mundo, cerrada y prácticamente desierta. Los turistas ya no viajan y las industrias, más rápidamente afectadas por la falta de consumo, han sido las refinerías y países exportadores de crudo. Por si esto no fuera suficiente Rusia y los países árabes, principales exportadores mundiales, están ahora en plena guerra comercial para que sean los suyos los escasos combustibles que se consuman. Como es lógico esto ha supuesto una fuerte bajada de precios en el precio del barril de petróleo, que ronda apenas el 30% del precio medio. Sin embargo, como ya es habitual, eso no se ha visto reflejado en el precio que paga el consumidor, ya que las gasolinas y diésel apenas han bajado 10 céntimos, o sea, un 8%. Las gasolineras siempre se excusan diciendo que la mayor parte del precio de los combustibles son impuestos, motivo por el cual las rebajas en el precio del crudo no pueden tener una repercusión proporcional en el de los precios que nos cobran por las gasolinas, pero todos sabemos que cuando el petróleo sube si que lo hacen rápidamente los precios.

En fin, cada cual arrima el ascua a su sardina y a mar revuelto ganancia de pescadores. Lo que sí está claro es que el consumo es más bajo que nunca, en un mundo totalmente paralizado. Los cruceros están anclados a puerto y los aviones en sus hangares. Acabaron, hasta nueva orden, los viajes de placer y también los de trabajo, actualmente sustituidos por las entrevistas telemáticas que la electrónica permite.
A pesar de que normalmente las petroleras suelen ser estatales y por lo tanto con liquidez más que suficiente, algunas empresas particulares están yéndose al garete. La fuerte caída de la demanda y la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudí ha hecho que varias empresas petrolíferas norteamericanas estén declarándose en bancarrota al estar los precios actuales del crudo por debajo del coste de sus existencias en stock.

Los analistas señalan que estas caídas tendrán sin duda un efecto dominó puesto que en apenas tres meses estas petroleras han visto mermado su valor en bolsa por encima del 80%. Teniendo en cuenta que la mayor parte del petróleo norteamericano se extrae del esquisto, estas empresas han dejado de ser competitivas y totalmente inoperantes hasta que los precios no vuelvan a subir. Es de suponer que cuando esto ocurra estas plantas volverán a abrir sus puertas, pero no antes. El coste de extracción de este tipo de petróleo ronda los 20$ el barril por lo que el precio actual, y más bajo aún si se mantiene el pulso entre rusos y saudíes, obliga al cierre de estas petroleras americanas. Es de suponer que esta guerra de precios tendrá que acabar en breve puesto que a ninguno de ellos le interesa, pero querer mantener las ventas bajando los precios se antoja difícil no habiendo consumo.

Problema mayor, del que algunos todavía no se han percatado, es que la vuelta a la normalidad no será de hoy para mañana. No bastará que los gobiernos nos digan que ya podemos salir a hacer vida normal. Me atrevería a vaticinar que esto no sucederá en tanto en cuanto no tengamos vacuna efectiva y medicinas para curar completamente los contagios, que todavía no existen. Hasta entonces, ignoro cómo lo harán, pero el mundo está repleto de enfermos y por lo tanto de posibles contagios activos. En el mundo hay varios países superpoblados, donde sus habitantes viven hacinados y con escaso o nulo control de natalidad. Imagínense que, si unas simples cepas han dado la vuelta al mundo, que no serán capaces de hacer millones de personas de países sin apenas control ni cuarentena. Volveríamos a caer en una nueva oleada de contagios superior a la inicial.

Y una cosa más... Hace cinco años China informó que estaba trabajando en la investigación de un murciélago portador de un nuevo "coronavirus" y la RAI italiana (2015) se hizo eco de ello. Investigadores chinos insertaron una proteína procedente de dichos murciélagos al virus del SARS resultando una neumonía aguda en ratones. El resultado de dicho experimento fue puesto a buen recaudo pero está claro que la mejor forma de guardarlo hubiera sido su destrucción. Nada bueno podía salir de allí, como así se ha demostrado. Vista su rapidez de expansión y alta penetración en el sistema respiratorio humano, el riesgo de guardarlo era demasiado alto. Así lo vio EEUU que, inicialmente participante en el experimento, suspendió la financiación pero China siguió adelante. El resultado está a la vista de todos... Desde luego, a pesar de sufrir algunas muertes, a ellos no les ha ido mal del todo. Económicamente, claro. ¿Qué son 3.300 abuelos a cambio de los miles de millones de dólares/euros que se están embolsando?. Desde luego, la ambición no tiene límites...

RAFAEL FABREGAT

4 de abril de 2020

2958- UN HECHO INSÓLITO.

Nadie ha visto algo semejante. Fue algo insólito, jamás acontecido hasta ahora. Como todos aquellos que le han precedido, el Santo Padre Francisco dio el viernes 27 de Marzo 2020 su bendición al mundo y emitió el perdón a los fieles cristianos ante una Plaza de San Pedro desierta...
Está claro que el episodio del "Covid-19" marcará un antes y un después a la vida de las personas, a su libertad y a la natural alegría de las gentes mediterráneas, siempre tan abiertas y amantes de la vida al aire libre y a la socialización en bares y tabernas. También a los aperitivos en terrazas al aire libre, al que ya se copiaron visitantes y turistas del norte europeo y mundo en general. Está claro que a lo bueno se apunta cualquiera pero, ¿qué pasará en adelante?. ¿Se llegará otra vez a aquella forma de vida, que nos es tan propia.


Porque la pandemia pasará sí, pero mucho me temo que los miedos sufridos y los miles y miles de muertos seguirán presentes en nuestra mente. Eso sin contar que el "bicho" seguirá por ahí esperando a ver si bajamos la guardia. Ojalá me equivoque, naturalmente. 
Volviendo al hilo de la cuestión, decir que el pasado domingo 29 no fue mejor. 
La plaza de San Pedro, normalmente abarrotada a esa hora de cualquier domingo, apenas podía contar con un limitado número de fieles, la mayor parte turistas que habían desafiado a la pandemia que azota al mundo. A sabiendas de que eran pocos quienes le esperaban el Papa rezó el ángelus en "streaming", desde la biblioteca del Palacio Apostólico, que fue transmitid en pantallas gigantes instaladas en la plaza de San pedro a un público insignificante. Por mucho que estén más que justificadas, hay cosas tan surrealistas que no pueden evitar conmovernos.


Informado de la desolada imagen de la Plaza de San Pedro el Papa no evitó, ni mucho menos, exclamar su pesar por la nefasta situación... 
-"Me resulta raro esta oración del ángelus enjaulado en la biblioteca, pero yo os veo igualmente y os soy cercano" -dijo el Papa Francisco sentado en medio de la sala donde normalmente recibe a los Jefes de Estado.
Al finalizar las oraciones el Santo Padre se asomó a la ventana y, ante la falta de fieles, bendijo igualmente al invisible y aterrorizado mundo. Italia, como la mayor parte de países, ha suspendido todos los eventos y manifestaciones públicas a fin de limitar la expansión del coronavirus. La plaza de San Pedro no está en Italia... ¡pero como si lo estuviera!.


El Papa aparecía con buen aspecto tras el fuerte resfriado (que no coronavirus) sufrido días atrás y que le obligó a suspender algunas audiencias. Aquellos fieles turistas que, a pesar del inminente peligro de contagio, habían acudido igualmente a la plaza de San Pedro, no pudieron ver al Papa pero al menos escucharon sus palabras. Paradógico sin duda es que sin embargo sí había cola de 45 minutos para acceder a la Basílica. No por la multitud inexistente, sino por los controles de acceso. Algunos turistas sudamericanos (Colombia y Ecuador) se mostraban alegres y sin miedo al contagio, con intención de seguir sus planes de ver la Iglesia de San Pedro y seguir visitando Europa. Gente la hay para todos los gustos y colores.

RAFAEL FABREGAT

3 de abril de 2020

2957- SEMANA SANTA EN MÉXICO.

En España presumimos de la Semana Santa, un evento que se celebra con gran esplendor en numerosas ciudades españolas. Sin embargo nuestra fe es tan solo una anécdota, si la comparamos con lo que sucede en México, segundo país del mundo en número de fieles. Son, nada menos, que 103 millones y medio de católicos. El primero es Brasil con 172 millones.
Pero eso no es todo. México nos supera no solo en número, sino también en porcentaje de practicantes. Allí la religión se vive en cada poro de su piel y a ella se acogen en todo y para todo lo que la vida les presenta, sean alegrías o penurias. Se reza para lo bueno y para lo malo, no como en España que solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Se diga lo que se diga España nunca fue un país católico. Durante la dictadura de Franco se iba a la iglesia por conveniencia y por cumplir con quienes nos ofrecían sombra y protección, pero de ahí a creer todo lo que allí se dice...

Esas cosas no pasan en México, país eminentemente católico por convicción. Parece ser que Hernán Cortés les dejó claro lo que se debía o no se debía hacer y todavía se acuerdan... Bueno eso es lo que se dice pero, como en todas partes cuecen habas, hemos ido a comprobarlo y lo que nos hemos encontrado ha resultado bastante deprimente y muy por debajo de nuestras expectativas. El Domingo de Ramos no está nada mal. Se ve que lo de la palma y es ramito todavía tiene una connotación proteccionista, puesto que allí se cree mucho todavía en brujas y diablos y esas palmas y ramitos bendecidos se les antojan grandes protectores de la casa y sus habitantes. Bueno es por lo tanto tenerlos a mano, en puertas y ventanas, para que los malos augurios, siempre portadores de desgracias, no penetren en la casa. Pero, claro, después llega la Semana Santa y allí las procesiones son escasas y poco engalanadas. 

Nada que ver con el esplendor y la riqueza con la que las cofradías españolas visten sus "pasos", muchos de ellos con varias toneladas de peso. No es que aquí sobre el dinero, ni mucho menos, pero las cofradías son multitudinarias y organizan rifas y toda suerte de "inventos" para sacar dinero hasta de debajo de las piedras, dinero que naturalmente va destinado a lucirse en procesión tan emblemática como la de Semana Santa. Los costaleros o portadores de estos "pasos procesionales" exageradamente pesados, tienen que inscribirse de niños para tener el privilegio de ser portador de la emblemática carroza, aquí llamada "paso" y que viene a costar hasta 300.000 euros o más. Algunos de estos pesan más de 4.000 kilos y llevan hasta 8 y 12 "varas" con hasta 10 porteadores en cada una de ellas, soportando durante horas un peso aproximado de 50 kilos cada uno. Una tortura que sin embargo se hace por placer.

Son muchos los gastos que conlleva salir una cofradía a la calle. Depende lógicamente del número de esculturas que lleve el "paso" integradas, las decenas de cirios que lo acompañan, del dorado íntegro del mismo, los faldones y bordados, las hasta ocho varas que eleven los porteadores, la banda de música y un largo etcétera.  Eso sin contar las decenas, algunas veces cientos, de "nazarenos" que lo acompañan y el consiguiente valor de sus vestidos y cirios descomunales que eso ya se paga cada cual. En España la Semana Santa mueve varias decenas de millones de euros, motivo por lo cual, cuando el tiempo no acompaña y no puede salir la procesión, los cofrades se muestran acongojados, cuando no llorando a moco tendido. Todo un año trabajando para nada. Sin embargo en México es otra cosa, quizás más real y de menos ostentación. No se trata de desmerecer a nadie, simplemente diferente y más acorde al tiempo actual. 

Lo que si tiene México en Semana Santa son muchos días feriados y no todos son para ir a ver procesiones. Téngase en cuenta que este país sudamericano está en una latitud mucho más al sur que la de España, más o menos parecida a la del Sáhara Occidental, motivo por el cual hace bastante más calor que aquí. Es de suponer que siendo estas celebraciones a mediados del mes de Abril e incluso a finales, la atracción principal no es el engalanarse con ropas de fiesta y acudir a procesiones, sino calzarse el bañador y ligerito de ropa encaminarse hacia la playa con novia o amigos, e incluso con toda la familia si uno está casado y con hijos. Me da también la impresión que aquello de la masiva catolicidad mexicana era seguramente propia de tiempos pasados, pero no de los actuales cuando, por lo que tengo entendido, la población mexicana apenas si ronda los 30 años de media. En España son 44 años y subiendo... ¡Y eso se nota!.

RAFAEL FABREGAT

2 de abril de 2020

2956- EL ENEMIGO INVISIBLE.

Siempre que se ha hablado de guerras en nuestra presencia los españoles que, como yo, nacimos en la década de 1940 siempre nos hemos felicitado de no haber tenido que sufrir ninguna en nuestras carnes. No es que no las haya habido, de hecho ahí tenemos a la II Guerra Mundial, la de Corea, Vietnam y un sin fin de guerras internas en decenas de países africanos. Podríamos seguir con la de Irak, las Malvinas, la que destruyó Yugoslavia, y todas las ocurridas en Oriente Próximo y Medio, etc. etc. En fin, guerras ha habido muchas y aunque en alguna de ellas España ha participado como fuerzas de paz, nuestro país no ha participado directamente en ninguna de ellas. Resumiendo creo que podemos decir que España no ha entrado en guerra, desde nuestra Guerra Civil de 1936-39, motivo por el cual nuestra generación puede felicitarse de no haber conocido directamente las sangrientas barbaridades que toda guerra presenta. Sin embargo en adelante ya no podremos decir lo mismo. 

La única diferencia es que la que actualmente estamos librando no nos lanza bombas, ni misiles. En la de 2020 no se oyen los tanques ni la aviación, como tampoco vemos otras tropas que no sea nuestra propia Policía, la Guardia Civil o el ejército montando hospitales de campaña. Nada, todo es silencio en esta guerra contra el enemigo invisible. A finales de 2019 empezó a gestarse esta batalla de "alguien contra el mundo", solo nos falta saber si ese alguien es algo natural o provocado por algún loco, deseoso de causar el mayor daño posible a esta humanidad tan deshumanizada que nos ha tocado vivir. Ya no podremos jactarnos de no haber conocido guerra. La tenemos, una guerra mundial sin precedentes y que probablemente va a causar más muertos que ninguna de las anteriores. Cualquier cosa es posible en un mundo como el de hoy, que ya no pretende matar sino acobardar al enemigo y quitarle todo su poder y su dinero. Curioso también que Rusia, amigo de China, haya escapado a tanto desastre. Apenas dos docenas de muertos, en un país con 147 millones de personas.

En verdad, el enemigo invisible sí es visible a través del microscopio. También tiene una familia (coronavirus) y un nombre (Covid 19) pero no es fácil luchar contra él. Estados Unidos, el país más poderoso del  mundo hasta ahora, está siendo derrotado, como uno más de los 200 que existen en el planeta. Cuando hay un asesinato o robo importante, las mejores policías del mundo siempre buscan al culpable indagando quien es el que se beneficia de este hecho. Pues bien, yo no voy a acusar a nadie, pero está claro que aquí solo hay un beneficiario y se llama China. De allí salió la enfermedad y de allí salen las soluciones a cambio del dinero mundial. Bien es verdad que allí también hubo muertos, pero muy pocos para una población de 1.400 millones de personas. Apenas 3.300, que no son nada para ellos. Mao Tse Tung exterminó 78 millones, solamente para que nadie osara levantarle la voz y hoy rezan al cielo viéndole como su salvador. Está claro que esa gente no son como la del resto del mundo...

Nadie sabe cómo ni cuando ha nacido exactamente el enemigo invisible aunque parece haber nacido a finales de 2019 en Wuhan, provincia china de Hubei, pero nadie dice conocer al paciente cero, es decir: al primero que padeció y dispersó la enfermedad y ni yo ni nadie puede creerse que tan insignificante enemigo pudiera acabar con la humanidad. Todo son conjeturas. Se cree que nació de forma espontánea y que su primer contacto con humanos ocurrió en uno de los mercados locales donde se venden todo tipo de animales para el consumo, incluidos perros, gatos y ratas, además de toda clase de insectos. Como ya sabemos allí se como todo lo que corre, nada o vuela y por lo tanto se considera que el origen de la pandemia fue animal. Allí se conocieron los primeros casos de lo que se creyó una neumonía de origen desconocido y que en menos de tres meses se ha extendido por todo el mundo, matando a cientos de miles de personas y cuya cifra no para de aumentar.

La última semana de Diciembre de 2019 la enfermedad afectaba ya a casi un centenar de chinos. Todos ellos habían frecuentado aquel mercado mayorista. Los médicos del Hospital Central de Wuhan alertaron de la grave enfermedad y ocho médicos del citado hospital fueron detenidos por alarmismo injustificado. Sin embargo el día 1 de Enero de 2020 las autoridades chinas cerraron el mercado en cuestión. Para entonces había medio centenar de enfermos y empezaron a registrarse las primeras muertes: dos hombres de edad superior a los 60 años y cuatro más en la segunda quincena de Enero. Aquellos días el Clínico de Shanghai ya había secuenciado el nuevo virus, pero se mantuvo en secreto durante una semana más, cuando unos investigadores lo filtraron a varias webs. Los culpables fueron castigados y cerrado su laboratorio, pero la comunidad internacional ya quedó informada y empezó a prepararse para lo que se veía venir. No España, claro, porque nuestro presidente nos dijo que era una neumonía sin importancia.

A finales de Enero la Comisión China de Salud confirmó públicamente que el nuevo coronavirus se transmitía entre humanos y que podía desatarse una epidemia internacional. Mientras esto sucedía algunos sanitarios contrajeron la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud advirtió a todas las autoridades mundiales de la posibilidad de epidemia mundial y el peligro ante la inminente celebración del Año Nuevo Chino, en el que millones de personas se desplazan de un lugar a otro para celebrar este evento. El 23 de ese mismo mes de Enero el Gobierno Central Chino ya puso en cuarentena a toda la provincia de Hubei a fin de detener la expansión del virus, pero ya era tarde pues ésta ya había pasado a Corea del Sur. Uno de los médicos que advirtió de la gravedad del virus y fue apresado por ello, murió el 7 de Febrero de 2020. Por fin la Comisión de Asuntos Políticos advirtió que el autoengaño solo provocaría el descontrol de la epidemia y su conversión en Pandemia global, pero ya era tarde. 

En un momento del mundo como el actual, en el que decenas de miles de aviones surcan el cielo, interconectando unas naciones con otras, el virus se expandió por todo el mundo en cuestión de días. Las autoridades de Italia y España, cuyos ingresos principales provienen del turismo y sus derivados, las que más foráneos reciben, fueron las que menos caso hicieron de las advertencias que China lanzó desesperadamente al mundo. Menos caso hizo todavía EEUU ante tales advertencias a las que su presidente, como el nuestro, calificaba de alarmistas e infundadas. El resultado a día de hoy, día 2 de Abril 2020, es que Estados unidos lidera el ranking con casi 150.000 infectados, seguido de Italia, con casi 100.000 y España con 86.000. Curiosamente, a pesar de sus muertos iniciales, China está superando la enfermedad y a día de hoy ocupa el cuarto lugar en número de infectados: 82.000 y unos 3.300 muertos. Son 192 países los afectados y un total de 730.000 enfermos, que sin duda seguirán aumentando.

El Gobierno de España puso en marcha sus primeras medidas a primeros de Marzo, extremadamente tarde. La medida inicial fue poner a toda la población en cuarentena, encerrados en nuestras casas, naturalmente a excepción de toda la Sanidad Pública y Privada, así como todos los sectores de abastecimiento a la población. En este momento, tercera semana de confinamiento, trabajan exclusivamente Transportes y afines, Tiendas y supermercados de alimentación, Suministros primarios de alimentación y derivados, Farmacia y proveedores, Policía y Fuerzas armadas, Limpieza y desinfección de Hospitales y Residencias de Mayores, así como todas las empresas que puedan aportar material y suministros hospitalarios. Por supuesto, también el ejército en labores de desinfección y montaje de hopitales de campaña. Están cerrados bares y restaurantes, todo el comercio minorista, deportes y espectáculos de cualquier índole, así como fronteras y vuelos internacionales. A pesar de todas esas medidas España contabiliza 85.000 contagiados y 8.500 muertos. 

La pregunta que muchos nos hacemos es si esto puede ser algo natural o si está provocado por intereses económicos o políticos... (?) Me dirán que soy un malpensado, pero yo me inclino por lo segundo. Jamás estuvo el mundo tan preparado para hacer frente a las enfermedades como lo está ahora, pero sin embargo no para este virus, contra el que ningún país conoce remedio ni vacuna. Y los países, lejos de pedirle explicaciones a China, hacen cola para comprarle toda clase de productos que puedan minimizar el problema... Principalmente respiradores, batas quirúrgicas, guantes y mascarillas que no sirven para nada y hasta gorritos y fundas para los pies. No menos de 1000 millones de euros por cada país se están embolsando los chinos y sin que se conozca remedio para la enfermedad. Ni se conocerá mientras haya compradores para sus productos. La guinda al pastel la ha puesto la Generalitat de CataluñaNo habiendo camas suficientes, en lugar de pedirlas al Gobierno Central, o a otras Comunidades Autónomas, ha prohibido que se atienda a los mayores de 80 años. Parece que este virus también ataca al cerebro de algunos descerebrados. Pero si es lo que la mayoría de los catalanes quieren...!

RAFAEL FABREGAT

26 de marzo de 2020

2955- CORONAVIRUS. ¿HASTA CUANDO?.

Ante la falta de medicamentos, es la gran pregunta que se hace la población... ¿Hasta cuando?. Con buen criterio, la pasada semana y en principio para 15 días, las autoridades ordenaron el cierre de toda clase de establecimientos no relacionados con la alimentación y farmacia, así como el confinamiento de todos los españoles en nuestras casas. Lo mismo se está haciendo en otros muchos países del mundo, casi todos ellos también ya afectados por la enfermedad. Ayer se nos dijo que nuestro encierro se prolonga 15 días más... ¡De momento!. Probablemente sean muchos más, puesto que la pandemia no remite. Se cree, eso sí, que estas medidas de reclusión tendrán efectos positivos en breve y que la cifra de infectados y muertos irá descendiendo. Ojalá sea así. A día de hoy los muertos rondan 4.000 y los contagiados se aproximan a los 50.000. En el mundo las cifras son 20.000 muertos y 420.000 infectados. Están afectados 185 de los aprox. 200 países que hay en el mundo.

De momento la demanda de alimentos y atención sanitaria está más o menos atendida pero no sabemos hasta cuando. En la Comunidad de Madrid las funerarias no dan abasto y los muertos van "almacenándose" en el Palacio de Hielo, que ha visto sustituidas las maravillosas exhibiciones de patinaje artístico por un número sin fin de ataúdes con los cadáveres de todos aquellos que no han podido superar la enfermedad. Porque esa es otra... Ante la falta de medios de protección y de medios para atender a los pacientes, especialmente respiradores para las UCI, todo aquel enfermo que supere los 80 años, y que no tenga las "amistades" pertinentes, queda sin aparato respirador y se deja morir como si fuera un mal perro tras el periodo de caza. En las últimas 24 horas se han registrado 7.937 contagios y han fallecido 738 personas en nuestro país.

El príncipe Carlos de Inglaterra también ha resultado contagiado, así como las esposas del Presidente y Vicepresidente españoles, amén de algunos ministros. Pero no hay problema, para todos estos sí habrá respiradores y lo que haga falta. ¡Viva el social-comunismo!. ¿Es importante llevar mascarilla y guantes cuando salgamos a comprar?. Pues sí y no. Toda piedra hace pared pero, para que así sea, hay que saber ponerlos y quitarlos, siempre desechándolos después de cada uso. Lo que sí es eficaz es lavarte o desinfectarte las manos antes de salir de casa y muy especialmente tras el regreso. Con esa medida se evita que cualquier nuevo germen que hayas podido coger sea eliminado antes de que entre en tu cuerpo y/o lo pases a otros. Con 40.000 personas infectadas es muy fácil encontrarse con gente que ha salido a comprar, a trabajar, o a pasear al perro y cualquiera de ellas puede contagiarte.

Taparse la cara con un jersey de cuello alto, pañuelo o bufanda, no son efectivos. Las mascarillas quirúrgicas que utiliza la mayoría tampoco filtran el virus y solo sirven para que, si eres tu el infectado, no vayan lejos las partículas que tu puedas excretar. El problema es difícil de resolver pues las buenas mascarillas son caras y escasas, hasta el punto de que ni siquiera hay bastantes para todo el personal sanitario. Y si hay que tirarlas cada vez que las usas... Prueba de ello es que una gran parte de las personas infectadas son justamente los sanitarios. Esto se ha convertido en una especie de Lotería y se trata, en este caso, de llevar el menor número posible de boletos. Claro que los profesionales de la Sanidad no pueden, en muchos casos, escapar de ese hipotético contagio. En todo caso cabe repetir que guantes y mascarillas no se pueden reutilizar y al llegar a casa deben desecharse.

Hoy, día con el mayor número de muertos y contagiados, nos dicen que es posible ( ? ) que estemos ya en el pico de la epidemia y que en adelante estas cifras vayan disminuyendo. Ojalá sea verdad, pero esto nadie lo sabe. Es de suponer que el hecho de la inactividad laboral y la reclusión de todos en nuestras casas, haya dificultado la expansión del virus, pero erradicarlo es otra cosa más difícil, cuyo plazo no se puede vislumbrar en tanto no se encuentre la solución para combatirlo y la vacuna para impedir su nueva llegada. De momento, como ya se ha dicho, las actividades económicas están prácticamente paralizadas y, por supuesto, también las culturales y deportivas. También las religiosas y las festivas que suelen ir parejas. Nada de Semana Santa, ni Pascua, ni Fiestas Patronales, salvo que se levante la cuarentena, que nadie sabe hasta donde puede extenderse.

Como era de esperar se está especulando y mucho sobre el origen de la pandemia. Está claro que nació en una región de la China Popular pero... ¿De forma natural y espontánea, o provocada por intereses de algún tipo?. ¡No me dirán que esto es una especie de guerra biológica...! Sea como fuere, su potencia de contagio ha hecho que en poco tiempo se haya extendido por todo el planeta, paralizándolo todo. El caos y desastre económico que traerá consigo es incalculable. Volver al estado inicial se hace impensable en este momento. Creo más bien que esto significará un antes y un después de consecuencias inimaginables, al menos mientras no tengamos soluciones y vacunas adecuadas. Si esto pasa, que todos esperamos que sí, no sé lo que harán las gentes de otros países pero los españoles somos muy de la fiesta y de las relaciones sociales por lo que, lenta o rápidamente, espero que las aguas vuelvan a su cauce. Que así sea.

RAFAEL FABREGAT

20 de marzo de 2020

2954- CORONAVIRUS. ¡ULTIMAS NOTICIAS!.

Al fin -menos mal- una buena noticia.
Como todos sabéis los hospitales están desbordados. Algunas comunidades ya lanzan auténticos S.O.S. indicando que están al límite, al borde del colapso, casi sin camas en las U.C.I. y con camas de enfermos graves por pasillos y salas ajenas habilitadas a fin de poder atender a todos los enfermos. Pero hay cosas peores, ya que Italia está incinerando a los fallecidos de forma sistemática por falta de sitio en los cementerios. 
En nuestro país, los que debemos dar gracias a Dios por estar sanos, todos confinados en nuestras casas, sin salir a la calle aunque tengamos perro. 
Los que son como deberíamos ser todos, ventanas cerradas y comprando lo imprescindible, no saliendo más que una o dos veces por semana, el menor tiempo posible. Farmacia, pan para dos o tres días y limpiando al máximo nuestra despensa para no tener que ir a comprar. Hoy lentejas, mañana arroz y pasado lentejas con arroz. Hay que tener paciencia y mucha Fé. Es necesario que así sea para poder soportar esta adversidad.
Sin embargo aquellos que siempre miran al futuro, ven la luz del sol que asoma entre las nubes... 
En medio de esta epidemia, que se lleva al otro mundo a tantas personas, a las que nuestros médicos y sanitarios no han podido salvar, se vislumbra otro episodio sanitario que colapsará los hospitales a finales de 2020 o principios del 2021. Sí amigos, se prevé que para esa fecha una oleada de miles y miles de mujeres acudirán a los hospitales a dar a luz.
No podía ser de otra manera. Los jóvenes, tantos días encerrados en casa y sin tener nada que hacer... Por  nuestra parte, los viejos, solo podemos darles ánimos. 
¡Venga valientes, que no se diga... ! ¡A ver si es verdad...!

RAFAEL FABREGAT

17 de marzo de 2020

2953- CORONAVIRUS, UN NEGOCIO REDONDO.

Lo sé. El título no puede ser más lamentable, pero también cierto.
- ¿Cómo es posible? -se preguntarán algunos.
Pues así, así están las cosas. Claro que esto, es tan grave que escapa a la comprensión de muchos. Que una desgracia sanitaria, a nivel mundial, pueda convertirse en negocio para unos pocos es algo que supera incluso la ficción, pero así se ha dicho en múltiples ocasiones y así es la realidad. La situación no puede ser más grave. Ni yo ni nadie somos capaces de pensar que la pandemia del Coronavirus haya podido ser provocada, pero lo que sí está claro que está beneficiando y no poco a las grandes fortunas. Cuando digo grandes fortunas no me refiero a los 1000 más ricos del mundo, por decir algo, no. Esto supera con creces a esas grandes fortunas y, como se ha dicho antes, entra en el campo de la ciencia ficción, por lo que esas fortunas se pueden contar con los dedos de una mano y sobran dedos.

Fíjense en el descalabro bursátil a nivel mundial. Pero no todos pierden. Cualquiera, con una fortuna prodigiosa, podría en este momento hacerse el dueño del mundo con un puñado de euros. Es el momento oportuno. Nada vale ni la mitad de su valor y más barato que se puede poner, pues nadie sabe donde estará en final de esta aventura. Yo soy positivo al respecto y estoy convencido de que dentro de un tiempo, que nadie conoce, nos reiremos de esta Pandemia, hoy sin solución. En tiempos medievales la gente se moría por una simple gripe, pues tampoco había vacunas y ni siquiera una simple pastilla de paracetamol que aliviara las molestias. No es caso de broma, no. Lo que en este momento tenemos encima es lo mismo que sucedía entonces. Una enfermedad, mucho más leve que un cáncer pero cuya importancia reside justamente en eso, en que se transmite muy fácilmente y no tenemos la medicina que puede curarla. No pasa nada. No pasa nada, pero el número de muertos va aumentando día tras día y los hospitales está ya colapsados.

Cualquier otra enfermedad no tiene hoy cabida en un hospital si no es absolutamente necesaria su intervención. De hecho algunos hoteles ya están convirtiéndose en hospitales. Por consiguiente la gente está asustada y con razón. ¿Encerrarse en casa?. ¡Qué inocentes somos!. Encerrarse en casa es la solución política para que no nos infectemos todos a la vez y médicos y enfermeros puedan dar abasto. ¡Que ya falta poco para que se colapse todo!. Esa es la única verdad porque, al menos de momento, solución no la hay y si tarda en descubrirse el remedio la enfermedad atacará a todos y cada uno de nosotros, por muy encerrados que estemos en casa. Al menos la gente mayor y especialmente la enferma por otras causas, caeremos poco a poco como fruta madura. La naturaleza es sabia y este es un mecanismo natural para que todos aquellos que ya lo tengan todo hecho en la vida, nos apartemos y dejemos paso a los jóvenes, que son los que en adelante han de ir cambiando el mundo en el que nos ha tocado nacer. Nacer, crecer, multiplicarse y morir... Es nuestro destino.

Cuando se llega a situaciones como ésta, se da uno cuenta de que nada es y nada vale. Hace unas semanas atrás tener un simple millón de euros era la panacea. Podías tener una buena casa, un buen coche, viajar... Nada de eso vale ahora. Hoy puedes irte con tu millón de euros a un supermercado pero, al igual que cualquier humilde trabajador, no podrás comprar más de seis unidades de un mismo producto. Eso si encuentras lo que buscas. De nada te valdrá patalear. Coches, los que haya en existencias, puesto que las fábricas están cerrando por falta de piezas. Viajar... Nada de nada, pues nuestras fronteras están cerradas y las de los demás países también, especialmente si eres español. El motivo simple y claro es que España es uno de los países del mundo con un porcentaje más elevado de muertos e infectados. De nada te valdrá tener incluso avión privado, puesto que ni te dejarán despegar ni, en caso de hacerlo, te autorizarán el aterrizaje en ningún país del mundo.

Y mientras eso sucede los megarricos están comprando oro y acciones a precio de bote de conserva de tomate. Me refiero naturalmente a la lata, no a su contenido, que si el asunto se alarga en pocos meses valdrá también su peso en oro. En situaciones como ésta la comida es lo primero. Yo, si fuera de los que llenan el carro de la compra a tope, no lo cargaría de papel higiénico, sino de comida no perecedera. Y no soy el único que piensa así, puesto que en mi última incursión al super, en la que compré una docena de huevos y un brick de leche semidesnatada, las estanterías del arroz, la pasta, legumbres y conservas, estaban totalmente vacías. La gente no es tonta y sabe que algunas cosas alimentan mucho y ocupan poco. Eso sin contar con que no se estropean fácilmente.
Parece ser que los discursos sobre la garantía de no desabastecimiento han convencido poco al personal...

RAFAEL FABREGAT

16 de marzo de 2020

2952- CASTELLÓN. Turismo y gastronomía provincial.

Por mucho que se enfaden algunos, en esta entrada al Blog no voy a hablar de la ciudad de Castellón/Castelló, pues sobran días y motivos para ello. Hoy toca señalar algunos rasgos diferenciales que podemos encontrar en cualquier excursión que hagamos por el interior provincial y/o anécdotas que me hayan ocurrido en alguno de ellos. Tampoco voy a extenderme mucho, sino simplemente algunas pinceladas sobre algunos detalles que para mi marcaron la diferencia con respecto a los demás. También los señalaré alfabéticamente y no por su importancia. Para no extenderme demasiado me limitaré a 10 localidades y ni una más, señalando alguna de sus peculiaridades. Que me perdonen todos aquellos pueblos que, siendo incluso más importantes, no estén incluidos en esta relación. 
Gracias por su comprensión.

ALQUERÍAS DEL NIÑO PERDIDO. (3.866 hab.)
En la década de 1950 este núcleo urbano pertenecía a la ciudad de Burriana. Allí me criaron durante algunos años mis tíos, una hermana de mi madre (Angeles) y su marido (Federico), al fallecer mi madre y teniendo yo apenas dos años cumplidos. El marido era cobrador de las tasas del Mercado Central de Burriana mientras yo quedaba al cuidado de mi tía. Me encantaba el agua y cuando ésta no pasaba por la acequia que regaba los huertos de naranjos, siempre bajaba un hilillo en el que yo me distraía cazando angulas, esas que actualmente valen una millonada y que entonces no miraba nadie. Allí estuve, jugando por aquellos huertos, hasta que mi padre se casó nuevamente y vinieron a buscarme. En su iglesia parroquial se hacía de vez en cuando una procesión y no sé porque razón yo fui uno de los abanderados. Cosas de mis tíos, sin duda.

BENAFIGOS. (190 hab.)
No lo conozco en demasía, aunque he ido varias veces a buscar robellones en su término municipal. La anécdota de este pueblo fue con su alguacil o empleado municipal que vigila que todo en el pueblo se mantenga en orden, incluido el dar cuerda al reloj de la iglesia parroquial. Este señor, Juan se llama, hizo conmigo el Servicio Militar en el cuartel Tetuan 14 de Castellón y en cierto momento me dijo que él nunca había visto el mar.
-Nunca más volverás a decirlo -le respondí y por la tarde lo subí a mi SEAT-600 y lo llevé al Grao de Castellón. Le pareció grande -me dijo- y después de estar un buen rato por el puerto viendo los barcos, regresamos no sin antes "obligarme" a repostar gasolina pues, aunque yo me negaba, quiso colaborar en los gastos del viaje. 50 pesetas pusimos. (30 céntimos de euro, que entonces era lo que valían unos 4 litros).

BENICASIM. (18.192 hab.)
Antiguamente pertenecía al Castillo de Montornés, siendo continuo objeto de ventas y cesiones a diferentes baronías a partir de su conquista por parte de Jaime I de Aragón y hasya 1603, fecha en la que doña Violante de Casalduch le otorgó la Carta Puebla a fin de repoblarla y poder escapar de los contínuos saqueos piratas. De todas formas su impulso definitivo no llegaría hasta 1769 cuando se funda su primera iglesia y las gentes empiezan a construir en las proximidades de la misma. Su economía está basada fundamentalmente en el turismo de sol y playa. Durante buena parte del año y por su buen clima y proximidad a Castellón se convierte en ciudad-dormitorio. Tiene 7 km. de playas e importantes infraestructuras hoteleras. En su término municipal se encuentra el llamado "Desert de les Palmes" y el monasterio de los padres Carmelitas Descalzos que se encuentra dentro de la propiedad.

CABANES. (2.734 hab.)
Estaba claro, no había remedio. Es mi pueblo y tenía que estar aquí. Aunque no tenga demasiadas cosas destacadas que ver, las pocas que hay son importantes e históricas. Se ha dicho durante cientos de años que bajo sus cimientos está la villa romana de "Ildum". Las gentes del Cabanes actual son la fusión habitacional de tres castillos moros, conquistados primeramente por el Cid Campeador (1091) y posteriormente por Jaime I de Aragón (1224). Las gentes de Zufera, Miravet y Albalat se integraron a Cabanes el día 5 de Julio de 1575. Como prueba de todas estas historias queda en pie y en perfecto estado, aunque a falta del entablamiento y las enjutas, el Arco Romano de Cabanes, a dos kilómetros de la villa. También las ruinas de los tres mencionados castillos moros. Importante también es el palacio municipal y la Iglesia de San Juan Bautista, una de las más grandes de la comarca, así como el ermitorio de Les Santes.

CHERT. (912 hab.)
Lo más destacado de esta población es la Iglesia Vella de l'Assumpsió y el Palacio de los Condes de Pestagua. Un dato curioso de este municipio es que desde muchas décadas atrás ha cobijado a la última destilería artesanal de la provincia de Castellón. Allí se ha elaborado y se elabora uno de los brandys (Gran Maestre) más caros del mundo, aunque también se comercializan otras muchas marcas más asequibles. El conocido popularmente como "coñac Segarra" se comercializa allí mismo por el último de sus descendientes, el popular Julián Segarra Esbrí, que atiende diligentemente a todos cuantos quieran visitar sus instalaciones. Otra anécdota curiosa es la gran afición de estas gentes por el fútbol y la gran pasión y vehemencia en discutir las jugadas, motivo por el cual no es conveniente acompañar al equipo visitante, no sea cosa que... (Es broma).

CUEVAS DE VINROMÁ. (1823 hab.)
Tras su conquista a los moros, Jaume I lo donó a Blasco de Alagón pasando después a la Orden de Calatrava. Abolida la Orden de los Templarios en 1294 el papa Clemente V lo cede a los Hospitalarios pero Jaime II, a fin de que esta Orden no adquiriera un poder excesivo, crea la Orden de Montesa y lo cede a ésta, que fue el ultimo señorío de estas tierras. Su desaparecido castillo se ubicaba en lo más alto del montículo donde ahora se encuentra la población. En su término municipal se encuentran numerosas masías que se resisten a ser abandonadas. Sus propietarios, todos con casa en el pueblo, siguen viviendo en ellas y hasta allí se les hizo llegar la luz, el agua y la línea telefónica hoy obsoleta. Todos ya con vehículo propio, difícil será que algún día se queden despobladas.

LUCENA DEL CID. (1331 hab.)
Interesante pueblo de la provincia subiendo desde Castellón a la provincia de Teruel por Alcora, una de las ciudades pioneras en la fabricación de la cerámica castellonense. Su añadido "del Cid" se produjo el año 1863, aunque antes tenía el "de Aranda" por ser éste el apellido de su señor feudal. La necesidad de esta coletilla se produjo al darse cuenta de que en España eran al menos media docena los pueblos que se llamaban igual. Se la conoce como "la Perla de la Montaña". Estampa de calles torcidas, estrechas y empinadas que miran desde lo alto el paso del río Lucena a sus pies. La población fija apenas llega a la mitad de lo que se indica, pues son muchos los que han ido cambiando su vivienda principal a la ciudad de Castellón, Alcora y otras limítrofes, aunque muchos no han querido cambiar el censo y perder la vecindad de su pueblo natal.

MORELLA. (2739 hab.)
Es uno de los municipios más emblemáticos de la provincia, por su larga historia, por su castillo y por estar a día de hoy totalmente amurallada. Está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España y de una interesante gastronomía que gira alrededor de la trufa, de la que es importante productor. También es histórica la industria textil, basada en la fabricación artesanal de mantas y otros productos de lana. Sus monumentos principales son la iglesia Arcipestral de Santa María, el convento de San Francisco, diferentes iglesias y ermitas y por supuesto su Castillo, Puertas y Murallas Medievales de la ciudad, acueducto de Santa Sofía, Palacio del cardenal Ram y el Santuario de la Virgen de Vallivana, patrona de la villa. Actualmente vive principalmente del turismo, comercio y restauración.

PEÑÍSCOLA. (7413 hab.)
Localidad peninsular rodeada por el Mediterráneo a excepción de un estrecho istmo de arena que facilitaba su defensa, pero que en muchas ocasiones se inundaba. La construcción del puerto y la calle que lo bordea hacen que este hecho curioso haya desaparecido. Esta localidad me permitió, durante 15 días, ser uno de los obispos del Papa Luna, gracias a los Festivales de España y que, en este lugar, puso en escena la vida y obra del Papa Benedicto XIII, con éxito clamoroso. De hecho la obra estaba prevista prevista para una semana de duración y hubo que alargarla hasta los 15 días. La historia nos cuenta que su inexpugnable castillo cuyas murallas rodean la ciudad fue construido primeramente por los moros. Jaime I de Aragón sitia durante dos meses Peñíscola en 1225 pero no es hasta 1233 cuando logra conquistarla. En 1251 le da carta poblacional, desposeyendo a los moros de todos sus bienes y entregándolos a los pobladores cristianos. Entre 1294 y 1307 Berenguer de Cardona, Maestre de la Orden del Temple levanta el castillo actual sobre los restos de la alcazaba árabe y el año 1411 lo cede al depuesto Papa de Aviñón, Benedicto XIII, conocido popularmente como el Papa Luna. Esta ciudad vive actualmente del comercio, el turismo y la restauración. Típicos de esas aguas son los caracoles de mar y las galeras.

SAN MATEO. (1963 hab.)
Capital histórica del Maestrazgo, está situada a 65 Km. de Castellón y en la carretera que sube de la capital provincial hacia Morella. Es rico en fuentes de agua cristalina y su cultivo característico es el aceite que producen sus olivos milenarios. Son especialmente famosos sus quesos de cabra y oveja. El año 250 a.C. Ptolomeo ya situaba la ciudad Intibili en este mismo enclave. Con motivo de diferentes obras, son varios los restos romanos encontrados en diferentes puntos de la localidad. A principios del siglo XIV fue centro de una comunidad cátara y junto a Morella residencia de su prefecto Guillaume Belibaste. Reinando Jaime II de Aragón, San Mateo es también residencia de los Maestres de Montesa, hasta 1400 cuando se anexiona la Orden de San Jorge de Alfama. En época medieval es capital y centro comercial de la comarca, de cuya época quedó grabada una frase que decía: "Mudos hubiesen quedado los telares de Florencia, si les hubiera faltado la lana de Sant Mateu". El Papa Benedicto XIII, en su exilio de Aviñón, llega a Sant Mateu en 1411 y se instala durante varios meses en el palacio del Maestre de Montesa fray Romeu de Corbera hasta que finalizan las obras de acondicionamiento del castillo de Peñíscola, nueva sede pontificia del Papa Luna en el exilio.

Ya bajando hacia la costa encontramos localidades tan emblemáticas como Vinaroz, (24.438 hab.) capital del Bajo Maestrazgo y primera ciudad de la provincia de Castellón, llegando desde Tarragona. Son muy populares sus carnavales (la reina de la izquierda es hija del cabanense "Pepe el Maquet") y exquisitos sus preciados langostinos. Claro que también están Benicarló, Alcoceber, Torrenostra, Oropesa del Mar, Burriana, etc. etc. todos con una amplia gastronomía que gira alrededor de la paella valenciana y del arroz con marisco de la zona.
Sirva esta breve reseña para mostrar alguno de los puntos de interés turístico provincial y con los que el autor se siente emocionalmente identificado. Perdone pues el lector que muchos otros puntos provinciales, también de gran interés, no se hayan visto reflejados en esta entrada, puesto que ya fueron relatados en entradas anteriores. Gracias por su comprensión.

RAFAEL FABREGAT