5 de junio de 2020

2978- EL FUEGO Y LA RUEDA.

Cada cual tendrá una opinión al respecto pero, desde mi punto de vista, el fuego y la rueda fueron los primeros y más antiguos inventos de la humanidad. Inventos que no solo cambiaron el mundo, sino también la vida y evolución humana.
La vida del hombre ha sido una evolución permanente y así seguirá siendo mientras pueda evitar el sucumbir a su propio progreso. Hasta hace bien poco era impensable que el planeta pudiera ser totalmente destruido por nuestra raza, pero eso cambió a lo largo del pasado siglo XX de nuestra Era. Actualmente y por suerte o desgracia, el hombre ya tiene el poder suficiente para acabar con la vida del planeta e incluso con el planeta mismo. Lo de la posible suerte es porque, justamente por ser varios países quienes tienen esa capacidad, hasta ahora se está manteniendo una relativa paz general.

Volviendo a los inventos humanos creo que el fuego sería por su propia naturaleza, el primero de los inventos humanos para, con su asado cocción, transformar la comida haciéndola más agradable al paladar y más digestiva. Claro que el fuego no fue creado por el hombre, sino domesticado por éste. Los volcanes y los rayos de cualquier tormenta ya lo crearon sin duda. Solo había que esperar al primer hombre que encontrara algún tipo de alimento cocido en ese fuego esporádico y natural que le demostrara que cociendo los alimentos ganaba en salud y sabor. Este hallazgo podría ser inmemorial en el tiempo, pero los antropólogos fijan este hecho fortuito en apenas 350.000 años, una fecha relativamente próxima a nuestros días, habida cuenta los +/- 4 millones de años que los primeros humanos empezaron su evolución como tales.

Claro que, desde el punto de vista tecnológico, la rueda le ayudó al hombre a progresar, a aumentar su capacidad de fuerza y transporte. Hacer más trabajo con un esfuerzo menor. 
La rueda significó un antes y un después en la construcción arquitectónica, en el transporte y elevación de elementos pesados. Ya no digamos en el reciente periodo de la revolución industrial, por su aplicación de los diferentes tamaños de engranajes y poleas en la construcción de motores para diferentes herramientas. 
Se cree que la rueda es un invento relativamente moderno, que no deberíamos situar más allá del cuarto milenio a.C. 
De hecho en la época de las primeras pirámides egipcias la rueda todavía no estaba inventada, pero ya utilizaron los troncos pulidos para deslizar sobre ellos aquellas pesadas piedras. De los troncos a las ruedas, primero opacas y posteriormente con radios, no pasaría demasiado tiempo. La idea inicial es la que cuesta plasmar, perfeccionarla después ya es relativamente fácil. Todo es cuestión de tiempo.

RAFAEL FABREGAT

1 de junio de 2020

2977- VAYA COSA, SER VIEJO...

La gente no sabe lo que quiere, porque si lo supiera no lo querría. Más pronto que tarde, incluso antes de cumplir los sesenta años, ya todos están pensando en la jubilación. Tanto es así que, si pueden, se jubilan incluso perdiendo una parte importante de la paga que hipotéticamente les correspondería si tuvieran la paciencia de seguir trabajando hasta la edad reglamentaria. El caso es que eso es actualmente posible, si tienes los años mínimos cotizados, por lo que son muchos los que a los 61 años se jubilan sin esperar más. En fin, allá cada cual, pero personalmente no se lo aconsejaría a nadie. Los requisitos para acceder a dicha jubilación anticipada pueden ser varios y, como he dicho antes, uno de ellos es haber cotizado el mínimo de años correspondientes, pero hay otras razones para poder optar a ello...

Haber sido despedido por motivos de cierre o reestructuración empresarial es otra de las opciones para poder pedir la jubilación anticipada, siempre y cuando tengas los 61 años cumplidos. En casos como ese, la empresa te incluye en un ERE o Despido Colectivo y a partir de ese momento entra en vigor el llamado Sistema Transitorio. 
Para el presente año 2020 la edad normal de jubilación es la de 65 años y 10 meses, aunque los trabajadores que hayan cotizado 37 años y 3 meses, podrán hacerlo a los 65 años. Para el próximo año 2021 la edad normal de jubilación serán los 61 años y así, a razón de dos meses anuales más, hasta llegar al año 2027 en el que la jubilación normal será la de los 67 años. Claro que esto no tiene nada que ver con la jubilación anticipada ya que la ley otorga a ciertos trabajadores esta posibilidad.

Según la legislación vigente un trabajador puede acceder a la jubilación anticipada por dos conductos diferentes... Si es de forma voluntaria solo puede hacerlo dos años antes del tiempo estipulado y teniendo una cotización mínima de 35 años, pero si es de forma obligatoria puede hacerlo hasta cuatro años antes y teniendo solamente 33 años cotizados. Claro que todo esto tiene un sin fin de matices, de los que habría mucho que hablar y este no es el momento, ya que lo que en esta entrada al Blog quiero reflejar es que, personalmente, no considero que sea interesante jubilarse antes de tiempo de forma voluntaria siempre y cuando no haya de por medio motivos de salud física o mental que haga inviable o muy penoso el seguir trabajando. En primer lugar porque inevitablemente habrá seguramente una merma de la pensión a recibir.

La segunda parte negativa es porque, cuando uno se encuentra perfectamente necesita una cierta actividad para poder llenar ese tiempo del que ahora dispone. En este mundo en el que nos ha tocado vivir, toda actividad lleva aparejado un esfuerzo importante del que a uno no le sobra a cierta edad. Además de eso, lamentablemente todo cuesta dinero y si con esa anticipación has mermado la pensión a recibir, puede ocurrir que no puedas llegar a final de mes o que tengas que renunciar a muchas de las cosas que has disfrutado hasta ahora. Allá cada cual, claro. Yo solo sé lo que muchos dicen al respecto... ¡Me aburro!. Gracias a Dios no es mi caso, pero sí el de muchos. Puedes empezar por ir al bar a almorzar, pero probablemente eso ya lo hagas actualmente. Como todo el mundo tiene algún trabajo con el que distraerse, verás que todos se marchan tras el café y tu no sabes a donde ir.

¿Que hacer?. ¿Construirte un huerto metropolitano?. ¿Tomar el sol (o la sombra) en uno de los bancos de cualquier avenida?. ¿Revisar las obras que haya cerca de tu casa...?
Nada de todo eso te llenará si eres persona activa. Todo lo demás cuesta dinero y eso es precisamente lo que menos te sobra, porque dinero para vivir lo tienes, pero con pocas alegrías. Pocos extras puedes añadir, después de pagar agua, luz, teléfono, impuestos de todo tipo y la comida y ropa que necesitas cada día. Claro que, si la jubilación anticipada fue voluntaria, no puedes quejarte. De un plumazo dejaste de recibir orden alguna de tu jefe, ¡que bien! pero en el camino perdiste seguramente un 30% de la pensión que recibirías si hubieras esperado a la fecha reglamentaria. Y total, ¿para qué?. ¿para ver el progreso de las obras de tu barrio?. ¿Para quemarte la cara al sol, o constiparte a la sombra?. No vale la pena. Si tienes salud y trabajo, mejor esperar...

RAFAEL FABREGAT

31 de mayo de 2020

2976- TRES SONRISAS, POR FAVOR.

LA METEOROLOGÍA.

El rey quería ir a pescar y, siempre previsor, llamó a su meteorólogo particular para que le diera el pronóstico del tiempo para esa mañana. El especialista real miró todos sus mapas y le aseguró que durante todo el día haría un tiempo soleado y temperatura ideal para la pesca.
El rey comunicó a la reina tan halagüeña predicción y ambos se encaminaron con sus caballos hacía el lejano río. En el camino encontraron a un granjero que iba con su burro y el hombre amable y respetuoso preguntó hacia donde se encaminaban.
- No, no, por Diós. Sus majestades deben regresar rápidamente a palacio porque, antes de una hora caerá gran cantidad de lluvia en esta zona.
Confiando en su climatólogo real, los reyes no hicieron caso de las palabras del granjero y siguieron su camino, pero apenas llegados al río una fuerte lluvia los caló hasta los huesos, habiendo de regresar y siendo la comidilla de todos los sirvientes.
Furioso el rey ordenó destituir al meteorólogo y expulsarlo de palacio. Acto seguido llamó al granjero y le ofreció el puesto que había quedado vacante, pero el granjero le dijo:
- Lo siento majestad, pero nada sé de predicciones meteorológicas. Yo lo sé por mi asno. Si va con las orejas caídas, llueve con toda seguridad. Si altas, buen tiempo. Y si una de cada, viento fuerte.
El rey creyó las palabras del granjero y contrató al burro. La efectividad fue tan manifiesta que, a partir de entonces, comenzó la práctica general de contratar burros para trabajar en el Gobierno, ocupando las posiciones más altas e influyentes.


MADRE A LOS 70 AÑOS.

Con la nuevas tecnologías nada es imposible. Una anciana de 70 años, sola en este mundo y cargada de dinero, pensó que si hubiera tenido un hijo habría tenido más opciones de ser cuidada debidamente en sus últimos días, así que sin pensarlo dos veces pidió consulta al médico para que la inseminaran y tras varios intentos quedó embarazada.
Nueve meses después tuvo el bebé y cuando salió del hospital marchó a su casa donde, al poco de llegar, ya la fueron a visitar sus parientes para conocer al recién nacido.
- ¿Podemos ver al bebé? -preguntó uno de ellos.
- Todavía no -dijo la madre- Dentro de un ratito.
Media hora después otro de los familiares le volvió a preguntar:
- ¿Ya podemos conocer al bebé?.
- Todavía noooo -dijo la madre.
Pasó otro rato y los familiares, ya impacientes, preguntaron de nuevo:
- Pero bueno, ¿cuando vamos a conocer al bebé?.
- Cuando llore -respondió la madre.
- ¿Cuando llore? -exclamaron- ¿Por qué tenemos que esperar a que llore?.
- Porque no me acuerdo donde lo puse -dijo la madre septuagenaria.


GAFAS ÚLTIMO MODELO.

Después de toda una vida de trabajo y ahorro, un andaluz se va de viaje a la China y se compra unas gafas de sol que le aseguran podrá ver a la gente desnuda y con toda nitidez. Le cuestan caras, pero el hombre considera que la inversión vale la pena.
Se las pone y mira a las mujeres que van por la calle. 
Todas sin ropa. Estaba encantado...
Se las pone, todas desnudas.
Se las quita, todas vestidas.
¡Por Dios, que maravilla!.
Incluso adelanta su regreso para mostrarle a su mujer tan gran invento.
En el avión está fuera de sí, con las azafatas...
Se pone las gafas, desnudas.
Se las quita, vestidas.
Cuando llega a casa, antes de abrir la puerta se pone las gafas para ver desnuda a Luisa, su mujer.
Abre la puerta y allí está ella con Pedro, su mejor amigo.
Los dos en el sofá y sin ropa.
Se quita las gafas y sin ropa.
Se las pone y sin ropa.
Se las vuelve a quitar y sin ropa.
No puede evitar un grito desgarrador...
¡Me cagoendiez!. ¡¡Ya no funcionan!!. ¡¡¡Chinas tenían que ser...!!! 

RAFAEL FABREGAT

21 de mayo de 2020

2975- TABERNAS DE CABANES.

A pesar de lo poco que llueve en nuestra comarca, ha llovido demasiado para hablar de las "tabernas" de Cabanes. Además yo soy viejo, pero no tanto. Quiero decir con esto que son pocas las que he conocido abiertas y con servicio como tales...
Las tabernas eran los bares de una época de estrecheces. Locales oscuros, cono pocas o ninguna ventana a la calle y de haberla siempre estrecha, siendo muy poca la luz que entraba en el local. La oferta débil, poco prometedora, pero suficiente para los tiempos que corrían por aquel entonces. Toneles de vino peleón y unas botellas de anís, brandy, absenta y cazalla. La mayoría ni siquiera tenían café y si lo había era el brebaje resultante de hervir los granos, enteros o machacados, dentro de un perol de barro y pasado después por un colador de tela mugrienta. En la parte izquierda de la foto adjunta vemos parte del rótulo de la Taberna del Fraret con algunos vecinos charlando frente a la puerta. 

Así eran entonces las cosas. ¿Clientela...? Pues sí, más de la que cabría esperar. La gente iba a tales tugurios a charlar con amigos y conocidos, a tomar un vaso de vino que muchas veces no tenía en sus casas y a disfrutar de las zalamerías de la tabernera de turno. 
Porque en aquellos tiempos las taberneras eran serias y honradas, pero serviciales y zalameras para el cliente. No como ahora, que tienes que agradecer que quieran servirte y todo lo tienes que pedir ¡por favor!.
La Taberna del Fraret, también llamada "Bar dels Frares" de planta baja y en el número dos de la Plaça de la Font o del Generalísimo, ahora Hostals, era uno de esos lugares con el único encanto de contar con despachos de tabacos y picadura. En aquellos tiempos no fumaba ninguna mujer, pero sí todos los hombres, con lo cual la visita era poco menos que obligada. Los domingos y fiestas de guardar se sumaba a este local la parte alta del mismo y un importante anexo sobre la antigua cochera de los Autos Mediterráneo. A esa sala se accedía por una escalera y puerta de acceso que daba al rincón que formaba la Taberna y el mencionado garaje. En la foto adjunta se ve el pronunciado rincón que la Tabernat del Fraret hacía con dicho garaje. 

Tan pronunciado era que, además de llamarlo "El racó del Frare", en verano los cines ambulantes aprovechaban dicha "fachada lateral" para situar la pantalla, mientras la clientela juvenil se sentaba en el suelo, en plena calle, a la altura de lo que actualmente es el cajero de Cajamar y antiguo Bar Segarra. Los mayores, si vivían cerca, se llevaban sillas de casa. En el anexo del primer piso, ya se contaba con cafetera y una de las bebidas veraniegas por excelencia que era el Sirope rebajado con agua fresca, gaseosa o sifón y se pedía como "eixarop". La mejor "ensaladilla rusa" la preparaba la tía Felicidad en la Taberna de Micalet, actualmente Hotel Rural Vía Natura, en la calle del General Aranda, actualmente carrer de la Fira. Ellos se anunciaban como Casa l'Agüelo. 

A diferencia de otros lugares, esta señora presentaba la ensaladilla al corte, en una especie de grandes "brazos de gitano" con la patata al exterior y enrollada sobre las verduras con mahonesa. 
Claro que eso no era todo, ni mucho menos, preparaba además unos callos de cordero de excelente calidad por sus muchas "trenzas", que eran lo más gustoso de estos callos con picada de ajos y almendras con perejil
Se trata de los pequeños intestinos que ya nadie quiere limpiar en nuestro tiempo, por el mucho trabajo y escaso rendimiento. 
También la sepia a la plancha la preparaban en dicho local con un sabor excelente. 
En aquellos tiempos la sepia era siempre "sucia" y recién traída del Grao de Castellón y justamente por eso muy sabrosa. Eso sin contar que también los comensales teníamos más hambre que ahora. 
Sin embargo la taberna más antigua que hemos conocido la gente de mi edad era la de Benardo (duró muy poco tiempo con la apertura de su hijo y heredero) situada junto a la actual Cefetería (Marina), en la plaza de la Farola, ahora Constitución. Era la antigua taberna del bando republicano en tiempos de la II República. Tras el cierre de sus padres este señor se dedicó posteriormente al negocio de la pescadería, que prolongaba  con el servicio a domicilio con una moto que tenía. No triunfó en lo uno ni en lo otro y para colmo de males murió relativamente joven. 

Volviendo al tema de las tabernas, la más famosa de las antiguas era la Taberna de Modesto Boira, ó "Casa Modestet", actualmente vivienda de la hija de Jaime Borrás i Rosa Fina Gauchía. 
Allí no solo se cocinaban los mejores callos, sino también los mejores caracoles y las habas secas con chorizo, picada de almendras, pan seco, perejil y hojas de laurel. Vamos, ¡el no va más, en cuanto a sabor! pero en definitiva era simplemente un plato de aprovechamiento. 
En el resto de España las llaman michirones. Su preparación es muy sencilla y fácil de arreglar...
- Dos cazos de habas secas. (Dos días en remojo y hervir)
- Una cabeza de ajos.
- Una docena de almendras fritas.
- Un trozo de pan seco y frito.
- Un ramito de perejil y hierbabuena.
- Una o dos guindillas.
- Una cucharada de pimentón dulce.
- Aceite y
- Un chorizo oreado.
PREPARACIÓN: No es menester indicarla pues se trata simplemente de habas secas con chorizo y con una buena picada. Cualquier ama de casa puede prepararlo a poco cocinera que sea. Mmmmmm. ¡Ah y el alimento que tiene...!

RAFAEL FABREGAT

18 de mayo de 2020

2974- TRES VECES PAPA.

¿Se puede ser tres veces Papa y no morir en el intento?. Pues sí, se puede porque el Papa Benedicto IX lo fue y ni siquiera murió en el cargo. Su nombre secular era Teofilacto. Nació el año 1021 en Roma y murió en Grottaferrata (Estados Pontificios) el año 1055, con tan solo 34 años. Hay que ver lo poco que duraban los Papas por aquel entonces. ¡Y eso que en aquella época los Papas eran más jóvenes que viejos!. La dinastía de los Teofilactos le dio nada menos que seis Papas a la cristiandad y es que en aquellos tiempos, cuando se podía, los Papas y emperadores eran elegidos a dedo y cuando no, lo hacían a la fuerza bruta. Aunque la leyenda dice que fue Pontífice a los 12 años, parece ser que fue un error y realmente tenía 20, ya que fue elegido sumo pontífice el 21 de Octubre de 1032. Lo sentó en la silla de Pedro su padre Alberico III, dueño entonces de Roma, que sobornó a la Curia. 

El año 1037 se entrevistó con el emperador Conrado II que le convenció de las malas artes del arzobispo de Milán para que lo excomulgara y relevara del cargo. Pero el emperador murió dos años después y, ya sin apoyos, Benedicto IX fue expulsado del Vaticano y de la propia Roma. 
Sin embargo, días después y a cambio de una importante suma de dinero,  fue nombrando como nuevo Papa el obispo de Sabina que reinó como Silvestre III.
En Abril de 1045, apoyado por sus familiares los condes de Úsculo, Benedicto IX lo declara antipapa y recupera el trono papal. 
Silvestre III huye a Sabina y sigue ejerciendo de obispo, a pesar de haber sido privado de toda dignidad en concilio celebrado un año después en Sutri.
Poco duró también el segundo papado de Benedicto IX ya que, al mes siguiente (Mayo de 1045), se enamora de una hermosa joven y se marcha con ella de Roma, no sin antes venderle, por 1500 libras de oro, su cargo pontificio al Arcipreste Juan de Graciano que ascendió al papado con el nombre de Gregorio VI. Tampoco Gregorio VI duraría mucho en el cargo ya que, en Diciembre de 1046, Silvestre III pidió el apoyo real para recuperar el trono Vaticano y el rey alemán Enrique III viajó a Roma, organizó un nuevo concilio en Sutri y lo expulsó de Roma. No obstante, Sivestre III no recuperó el cargo, ya que fue nombrado Clemente II como nuevo Papa de la Iglesia Católica.

Papa Benedicto IX.
Tampoco esta vez duró mucho tiempo la tranquilidad ya que en Noviembre de 1047, ya desfogado Benedicto IX con su hermosa y joven mujer, la abandona y ataca Roma con un ejército relativamente poderoso. 
Para evitar derramamientos de sangre el pueblo y el clero le aceptan y lo nombran por tercera vez Papa de la Iglesia Católica. 
Sin embargo los Crescencios, enemigos históricos de su familia no lo aceptaron y nació una guerra despiadada entre las dos familias. Ocho meses después, tras varios sínodos fallidos, Benedicto IX fue excomulgado y expulsado de Roma en Julio de 1048. 
Luchó sin descanso por recuperar el papado y finalmente se hizo monje de San Basilio, en Grottaferrata, donde murió en 1055 a la edad de 43 años. 
Había sido tres veces Papa y ostenta por tanto los números 145º, 147º y 150º de entre los Papas de la Cristiandad.
Fue enterrado en la Abadía de San Nilo en Grottaferrata, descubriéndose su tumba en 1739. Sin embargo su tumba fue destruida en los bombardeos de la II Guerra Mundial. 

RAFAEL FABREGAT

16 de mayo de 2020

2973- EL CONCILIO CADAVÉRICO.

Son muchos los momentos oscuros de la Iglesia Católica y fundamentalmente los que giran alrededor de la fornicación, del amancebamiento y de la lucha por el poder terrenal. La compraventa del papado y la juventud de los elegidos influyó y mucho en la terrible oscuridad en la que vivió la Iglesia durante muchas décadas. Sin embargo en la presente entrada lo que se trata es uno de los capítulos más estrafalarios de la historia papal. Se trata del "Concilio cadavérico ó Sínodo del Terror" celebrado en Enero del año 897 en la Basílica de San Juan de Letrán, en Roma. El juicio fue promovido por el Papa Esteban VI, contra la figura del ya fallecido Papa Formoso, acusado de perjurio y de haber accedido al papado de forma ilegal. Todo bulos injustificados. En realidad era la venganza de la familia Spoleto por promover la destitución de Lamberto de Spoleto como emperador de Roma.

El Papa Formoso fue elegido por unanimidad pontífice de la Iglesia de Roma el día 6 de Octubre del año 891. 
Por circunstancias de la época Formoso había coronado a Lamberto pero posteriormente apoyó intrigas en su contra. Contrario a la tiranía de Lamberto de Spoleto, apoyó al alemán Arnulfo de Carintia que avanzó sobre Roma y fue coronado por Formoso como nuevo emperador en el atrio de la Antigua Basílica de San Pedro. 
Dos meses después el Papa Formoso fallece y con el apoyo de la familia Spoleto ocupa la silla papal Bonifacio VI, que fallece a los 15 días, siendo nombrado Esteban VI como nuevo Papa de la Iglesia. 
Unos meses después el emperador Arnulfo enferma y se ve obligado a abandonar Italia, tomando nuevamente el control de Roma Lamberto de Spoleto. 
Como era de esperar la familia Spoleto, nuevamente en el poder, impulsa un juicio póstumo contra la figura del Papa Formoso. Obligado a obedecer al nuevo emperador, el Papa Esteban VI ordena la exhumación del cadáver de Formoso y le somete a juicio en juicio reunido a tal fin. En la Basílica Constantiniana y presidido por Esteban VI se procedió al revestimiento del cadáver del Papa Formoso con los ornamentos papales y se le sentó en un trono para que "escuchara" las acusaciones que se le imputaban. La principal de ellas fue que, siendo obispo de la diócesis de Porto, la había abandonado para ocupar como Papa la diócesis de Roma sin buscar quien se hiciera cargo de ella. 

Encontrado culpable de ésta y de otras muchas acusaciones sin sentido, se dio por invalidada su elección como Papa y se anularon todos los actos y ordenaciones de su papado. Acto seguido se despojó el cadáver de sus vestiduras y se le arrancaron de la mano los tres dedos con los que impartía las bendiciones papales. Posteriormente sus restos fueron depositados en una caja guardada secretamente. El Papa Esteban VI solo vivió quince meses. Le siguió Romano I que rehabilitó la figura del Papa Formoso pero solo vivió tres meses y tras éste Teodoro II que solo vivió un mes. A Teodoro II le siguió Juan IX, el cual convocó dos concilios, en Rávena y Roma, prohibiendo las acusaciones en tribunal contra toda persona muerta. Sin embargo también este Papa murió a los dos años y el nuevo pontífice Sergio III (904-911) anuló los concilios de sus antecesores e inició un segundo juicio contra el cadáver del Papa Formoso, hallándole nuevamente culpable. 

No habría un tercer juicio puesto que Sergio III ordenó que los restos de Formoso fueran arrojados al río Tíber para que, según sus palabras, "desapareciesen de la faz de la Tierra". Sin embargo parte de aquellos huesos se enredaron en las redes de un pescador y finalizado el pontificado de Sergio III fueron depositados en el Vaticano donde descansan hasta el día de hoy. Curiosamente con el Papa Sergio III comenzó una etapa de más de cincuenta años de sexo y corrupción vaticana, además de un hijo ilegítimo con su amante Marozia, hija del papa Juan X. También aquel hijo sería papa: Juan XI. Esta etapa, llamada "pornocracia" ocupó a doce Papas y duró 52 años, finalizando el año 964 con la muerte del Papa Juan XII. Murió de un martillazo en la cabeza, propinado por el marido de la mujer con la que estaba fornicando. El Palacio Sagrado convertido en casa de meretrices, así era el Vaticano en aquellos tiempos finales del primer milenio...

RAFAEL FABREGAT

14 de mayo de 2020

2972- SIMONÍA. Capítulos oscuros de la Iglesia.

En el Cristianismo se llama "Simonía" a la compra-venta de lo espiritual con bienes materiales. Todos los que peinamos canas hemos oído que, en tiempos de nuestros bisabuelos, algunos sacerdotes vendían parcelas del cielo a los moribundos, a cambio de dinero y/o fincas urbanas o rústicas. Pero eso era solamente a nivel rural. En las altas esferas de la Iglesia picaban más alto y allí se vendían sacramentos, reliquias, cargos eclesiásticos, la excomunión o la gracia y hasta jurisdicciones eclesiásticas. El Papa Gregorio VII (1020-1085) acabó con estas prácticas a altos niveles, pero la de compraventa de parcelas celestiales siguió practicándose en las parroquias hasta bien entrado el siglo XX, con el beneplácito de los obispados que con estas donaciones veían así engrandecido el patrimonio de su Diócesis y de la propia Iglesia.

Esta denominación (Simonía) procede de un personaje de los Hechos de los Apóstoles, llamado Simón el Mago, que le propuso a San Pedro apóstol la compra de sus poderes para realizar milagros y conferir el poder del Espíritu Santo. Naturalmente recibió la reprobación del Apóstol con estas palabras: ¡Que tu dinero desaparezca contigo, ya que has creído que el don de Dios se puede comprar con dinero!.
A partir del siglo IX gran número de obispos y abades se integraron en el mundo feudal de la época, pasando las iglesias y sus bienes al patrimonio del señor. De esta manera eran los príncipes quienes otorgaban la investidura episcopal y qué sacerdotes ocupaban las parroquias más importantes, dejando las rurales en manos de curas sin apadrinamiento. Tales prebendas no eran en absoluto gratuitas y una parte importante de los donativos agrícolas para mantener el clero quedaban para ellos.

Este sistema fue confirmado en 962 cuando el emperador Otón I de Alemania obtuvo del joven Papa Juan XII la prerrogativa de designar en adelante a los Papas. Enrique IV fue también protector y beneficiario de este abuso, invistiendo como prelados a laicos incompetentes y fomentando no solo la simonía sino también el nicolaísmo, o sea, el incumplimiento del celibato sacerdotal o amancebamiento de clérigos. El Papa Nicolás II no solo prohibió esta práctica, sino que excomulgó a todos los sacerdotes casados que no repudiasen a sus esposas y les prohibió celebrar misas. En el Concilio de Letrán del año 1123 se volvió a incidir en la prohibición del casamiento de clérigos y el mantenimiento de actos carnales con concubinas. Incluso se prohibió tener en sus casas mujeres ajenas a su familia directa. Se declararon asimismo nulos de todo derecho los matrimonios realizados anteriormente.
¡Bien por Nicolás II...! Alguien había de poner orden a tanto abuso.

RAFAEL FABREGAT