29 de mayo de 2013

1026- "MERKELITIS", UN MAL INCURABLE.

No, gracias. De esos que saludan levantando el brazo ya tuvimos uno durante cuarenta años y creo que ya hubo bastante. Tanto que nos agarramos a la Democracia y a la Libertad de golfos y maleantes, como el que se agarra a un clavo ardiendo. Claro que todo tiene unos límites. No hay remedio, ¡habrá que operar!. Está claro que la enfermedad europea de la "merkelitis" no tiene tratamiento farmacológico y la plaga se extiende imparable por todos los confines de Europa. Ya no son los países del sur los únicos afectados. Francia está también contaminada, el Reino Unido está pensando salirse del Mercado Común y Bruselas pretende defenderse de las importaciones chinas de paneles solares chocando con la negativa de Merkel. 


Son listos los jodidos. Me refiero a los chinos, claro está. El mundo es un pañuelo y, aunque tarde, ellos se han dado cuenta de esta realidad y lo quieren. ¡Todo!. Mucho me temo, ojalá me equivocara, que el desenlace será nefasto. La ambición de occidente despertó al dragón oriental, que ya no se conformará nunca más con el cuenco de arroz que hasta ahora les era suficiente. Ojo, que yo no digo que ellos no tengan derecho a una vida digna como los demás. Pero un padre debe tener los hijos que pueda alimentar y no más. Nadie está obligado a alimentar a los hijos del vecino. Catado el pastel, los chinos no solo se niegan a dejar de comerlo, sino que lo quieren todo para ellos. Claro, es que son 1.300 millones y dentro de poco serán 1.500. ¡Como fabrican los condones cortos y agujereados, así les va!. Y si no que se lo pregunten al gobierno de Ghana (África occidental). 


Esto voy a contarlo porque es de chiste... Resulta que los chinos, tal como están haciendo con todos los países del planeta (que se dejan) llevan a Ghana sus baratijas y se llevan las materias primas y los productos de interés de la zona. Todo el mundo (como si fuéramos tontos, que por lo visto lo somos) contentos con esta operación por ver si con esta bajada mundial de pantalones conquistamos el mercado asiático. ¡Ja, ja!
De Ghana los chinos se llevan toda clase de minerales: cobre, oro, etc. y especialmente petróleo. A cambio los chinos les llevan (como al resto del mundo) toda clase de artículos basura y entre ellos condones falsificados de la marca Be Safe que ellos califican de calidad excepcional con garantía ISO. Sin embargo, además de ser una falsificación inadmisible, la calidad es mala, están poco lubricados y son pequeños. 
Por lo visto, la raza imperial china parece ser que tiene el pene más corto (10,36cm.) y más delgado del planeta, mientras que los ghaneses tienen una media de 17,12cm. de largo (los segundos del planeta después del Congo) y de grosor ni hablemos... Los dichosos condones, además de ser un tormento para los ghaneses, puesto que no hay forma de ponérselos, se rompen y el resultado es que el gobierno de Ghana tiene a la mitad de las mujeres del país embarazadas. Al ser tan diminutos, blancos y negros han inventado un juego sin ninguna gracia, que consiste en meterlo por la nariz y sacarlo por la boca. Y con eso van pasando el tiempo, mientras llega una remesa en condiciones...


En fin. Lo que no puede hacer el resto del mundo es mantener sus puertas abiertas de par en par permitiendo que se fabrique todo en China, masificados como si fueran granjas de pollos y que el resto del mundo quede sin trabajo.¿A donde vamos con estas políticas?. Si los políticos actuales no sirven a los intereses del país que representan, hay que apartarlos. Y si algún país unionista, pensando solo en sus intereses particulares no trabaja al servicio del conjunto de los socios, hay que apartarlo también o salirse de la sociedad. Lamentablemente son muchas las sociedades que no funcionan, porque alguno de los socios está más pendiente del interés personal que del colectivo. Pues bien, cuando eso ocurre hay que cortar la relación. Así, sin pena de ninguna clase. Vale más perder, que más perder. Somos ya demasiados los que creemos que la egolatría de la canciller alemana acabará con ella, si ella no acaba antes con Europa. 


Basta ya de miedos. Creo que ya va siendo hora de que alguien le diga que no está sola en esta aventura llamada Comunidad Europea. Mucho está tardando en suceder lo irremediable. Se ve demasiado a las claras que esta señora no trabaja por el conjunto, sino para sí misma, con el claro objetivo de perpetuarse en el poder alemán y en el europeo. Si la dejan claro está. No es la primera vez que Alemania lo intenta, por lo que habrá que ir pensando en pararle los pies. Y a los chinos también. Que cada cual trabaje para los suyos, que para eso se supone que están todos los que están. Que si hoy dejas pasar una, mañana te piden tres y al otro día siete. Globalizaciones las justas y necesarias, pero no tantas como para hacer la cama a los demás mientras los tuyos duermen en el suelo. ¡Creo que ya está bien...!.

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario