17 de marzo de 2017

2372- ALEMANIA.

País europeo y miembro de U.E. con capital en Berlín. Limita al norte con el mar Báltico, Dinamarca y mar del Norte; al sur con Austria y Suiza; al este con Polonia y la República Checa; al oeste con Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos. Son un total de 357.022 Km2. y 82,17 millones de habitantes de los cuales viven en su capital y ciudad más poblada 3,5 millones de personas.
Desde el año 962 y hasta el 1806 formó parte central del Sacro Imperio Romano Germánico y durante el siglo XVI centro también de la Reforma Protestante de Martín Lutero. Tras la II Guerra Mundial Alemania fue dividida en dos, de acuerdo con las líneas ocupadas por los aliados en 1949 tras la derrota de Adolf Hitler y construido un muro que las separaba a lo largo de 160 Km. Este muro fue derribado en 1989 y Alemania reunificada al año siguiente, siendo miembro fundador de la Unión Europea. Alemania es la primera economía de Europa y cuarta del mundo, además de líder científico y tecnológico.

Iglesia Luterana de Dresde
A partir de 1530 la Iglesia Luterana fue reconocida por muchos de los estados alemanes y a resultas de todo ello llegó la "Guerra de los Treinta Años" que devastó el territorio alemán, reduciendo la población en un tercio y provocando la implantación de numerosos principados independientes. A partir de 1740 las aguas se calmaron y el dominio fue dual, entre la dinastía de los Habsburgo de Austria y el Reino de Prusia, aunque también de corta duración, debido a la invasión napoleónica de 1806. Tras la derrota de Napoleón en 1814 se implantó una Confederación que finalizaría con el estallido de la Revolución de 1848. Sin embargo la ansiada unificación alemana no llegaría hasta 1871, liderada por Guillermo I y establecida la capital en Berlín. Por fin Alemania y Prusia eran una misma cosa pero, al poco tiempo, ideas imperialistas provocaron la fricción con los países vecinos. En 1914 diferentes acontecimientos desembocaron en la I Guerra Mundial. Como parte de las Potencias Centrales, Alemania sufrió la derrota a manos de los Aliados. En 1918 estalló una Revolución interna y Guillermo II abdicó y de aquella humillación hay quienes afirman que nació el nacismo alemán. Las duras condiciones de paz y la Gran Depresión fomentaron sin duda ideas antidemocráticas. 

El 30 de Enero de 1933 el jefe del estado alemán, presionado por el Partido Nacional Socialista (NSDAP) nombró canciller a su líder Adolf Hitler
Derechos fundamentales fueron derogados y muchos opositores encarcelados o asesinados. Alemania quedaba convertida en un estado totalitario. 
En 1936 Alemania emprendió un camino de ocupación de tierras vecinas que llevó al estallido de la II Guerra Mundial. En verano de 1941 los alemanes llegaron a la Unión Soviética.
El ejército nazi demostró ser insuficiente para abarcar un territorio tan extenso y fracasó. A partir de ese momento las derrotas alemanas se sucedieron, al tiempo que los Aliados ya no cesaron en sus ataques hasta la capitulación del régimen nazi, sucedida el 8 de Mayo de 1945, tras el suicidio del dictador Hitler. Para esa fecha los nazis ya habían masacrado en sus campos de concentración a unos 6 millones de judíos. 
En total se estima que la II Guerra Mundial provocó la muerte de unos 50 millones de personas. Alemania fue ocupada y dividido su territorio entre los países aliados durante más de cuatro décadas. En 1949 se fundó la República Federal Alemana y la República Democrática, esta última parte del Pacto de Varsovia y miembro del Bloque Soviético. La línea divisoria pasaba por el centro de Berlín y provocó la construcción del tristemente famoso Muro que dividió familias enteras. Tras un largo historial de muertes y confrontaciones, el 3 de Octubre de 1990 se produjo la reunificación del país, que recobró su total soberanía y el muro fue destruido. El pueblo alemán dio un claro ejemplo de tesón y trabajo al recuperarse por segunda vez de otra guerra mundial, provocadas ambas por decisiones políticas nefastas, que destrozaron el país completamente. 

Como se ha dicho anteriormente, en la actualidad Alemania es una República Federal, Democrática y Representativa, con la mayor representación del Parlamento Europeo en virtud de ser el país más poblado de la Unión. También Berlín, su capital, es una ciudad cosmopolita, adelantada a su tiempo y de una altísimo nivel de vida. Conscientes del factor humano en el tema del calentamiento global, desde principios del siglo XXI Alemania está prestando la máxima atención a la implantación de energías renovables, esperando producir para 2020 energía fotovoltaica y eólica en un 35% de su consumo eléctrico y el 100% en 2050. Es sin duda una de las naciones más desarrolladas del mundo.

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada