18 de septiembre de 2013

1131- EL PARTIDO POPULAR GARANTIZA EL HAMBRE A LOS JUBILADOS.

Pensaba Sr. Rajoy que era usted más inteligente. No garantizar el mísero poder adquisitivo que han tenido los jubilados hasta hoy acabará con su partido de por vida. Usted sabe muy bien que buena parte de los jubilados y muy especialmente agricultores y autónomos, que pagan la cuota mínima porque ellos saben el esfuerzo que les cuesta cumplir esa obligación, están cobrando una auténtica miseria que apenas les permite comer. De hecho, si tienen que pagar una casa de alquiler ya no pueden hacerlo. Y va usted y nos sale diciendo que con esta medida (de pagar un aumento del 0,25% cuando la vida sube del 2 al 3%) la supervivencia de las pensiones queda garantizada. Lo que queda garantizada es el hambre a la que usted y los suyos les abocan, porque bien sabemos que en bancos y aseguradoras no se puede confiar.


Claro es que usted, este tipo de pensiones de 500-600 € mensuales no las conoce. Nadie en su entorno más inmediato cobra esa porquería que todavía pretende recortar. ¿Qué tipo de familia mantendría usted con ese sueldo?. Si con todas las medidas que se están aplicando, la inflación queda estabilizada en dichos parámetros, con sus medidas arbitrarias dejará que los jubilados del año 2019 que cobran 600 euros al mes pierdan 1.214 € al año, o sea, dos mensualidades. ¿Que comerá esa gente de ahora en adelante?. ¿Se ha parado usted a pensarlo?. No lo ha hecho porque, repito, en su entorno más inmediato y me refiero a amigos y familiares, nadie cobra esa mierda de pensión antes citada. Sin embargo para millones de españoles su pensión no llega a los 600 € al mes. Hasta ahora esa gente malvivía, pero usted y su partido quieren algo peor para ellos: que trabajen (y coticen) hasta la muerte.


El que no tiene no gasta y si el dinero no corre el país se hunde. Es así de simple. Aunque por mis palabras no se lo parezca, yo y toda mi familia formamos parte de su lista de votantes. ¿Extraño?. Pues no, nada tiene de extraño si tenemos en cuenta la ineptitud de su antecesor. Pero usted es más peligroso que aquel porque, aunque listo, está endiosado y para más inri cree a pie juntillas lo que le dicen desde Europa; eso de que matar a los españoles de hambre es la única medida capaz de hacer que España salga de la crisis. ¿Somos acaso los que cobramos una pensión de 570 € los que metimos en la crisis al país?. Usted sabe bien que no. Fueron los chorizos, todos ellos metidos en política directa o indirecta y muchos de ellos amigos y conocidos suyos que, pretendiendo hacerse multimillonarios, hundieron nuestra economía y sacaron el dinero del país. La gente de a pie ninguna culpa tenemos de esos desmanes. Pero claro los chorizos, como las palomas, suelen estar en lo alto.


¿A qué se refiere usted cuando dice que estamos saliendo de la crisis?. Usted y su partido están poniendo a millones de españoles entre la espada y la pared. Lo que nos cuentan los socialistas (que no lo son en absoluto) nos parece de risa y lo que dicen otros partidos minoritarios... vamos, es que no se sostiene ni apuntalándolo. ¿Dígame usted que es lo que tenemos que votar los españoles en las próximas elecciones?. Probablemente usted, que es tan gallego, responderá... ¿Qué quiere usted que yo le diga?. Porque ya se sabe la afición que tienen los gallegos a responder con preguntas. Usted de tonto no tiene un pelo. Sabe bien el dilema en el que nos mete y en el que se mete pero, claro, ¡si no tiene mejores soluciones que aquellas que le dicta Europa...! Pues bien. Un desgraciado como yo, sin estudios de ninguna clase, se atreve a decirle que: A partir de las próximas elecciones España será ingobernable y usted tendrá la culpa de dicha inestabilidad. 


Yo y muchos como yo, pensamos que las imbecilidades llevadas a cabo por su predecesor eran de todo punto imposibles de superar, pero nos hemos equivocado. Usted no solo se limita a hundir el barco, sino que impide con sus acciones que sea reflotado. Será un país ingobernable porque la diversificación de votos, la abstención y los votos en blanco serán el resultado de una buena parte de los sobres que se depositarán la próxima vez en las urnas. En este país de chapuceros los políticos, que son los peores, se han atrevido a muchas cosas pero nunca quitaron el pan a las bocas (muchas veces desdentadas) de los jubilados. Meterse con ese colectivo indefenso, habla mucho y mal de quien es usted y quienes son los que le rodean, en el gobierno y fuera de él. Hasta aquí han podido llegar pero no llegarán mucho más lejos, porque los jubilados también votan. Me gustaría mucho equivocarme pero, ¡ay!. Yo lo veo muy negro señor mío, muy negro... ¡Especialmente para los jubilados!. (No tanto para usted).

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario