3 de junio de 2013

1031 - ESTADO DE CALIFORNIA. (EEUU)

Situado al suroeste del país, el estado de California cuenta con una superficie de 423.971 Km2. y una población aproximada de 38 millones de habitantes. Es pues el tercero en extensión y el más poblado de los Estados Unidos. California linda al norte con el estado de Oregón, al sur con México, al este con Arizona y Nevada y al oeste con el océano Pacífico. Su capital es Sacramento con 500.000 habitantes y 2 millones en su área metropolitana, aunque la ciudad más poblada es Los Ángeles con 16 millones de habitantes y mayor extensión de Norteamérica y una de las mayores del mundo con 100 Km2. de distancia desde la parte norte al extremo sur de la ciudad.


Sacramento.
La economía de California es una de las 10 primeras del mundo, con un PIB de 15 Billones de dólares USA y una renta per cápita de 45.000$. Su riqueza proviene de una agricultura totalmente modernizada, la energía eléctrica y el turismo. De éste último deriva toda la oferta de servicios que giran alrededor de ciudades tan emblemáticas como Los Ángeles, San Francisco, Sacramento, San Diego, Long Beach, Oakland y un largo etcétera. 

Los Ángeles.
En lo referente a la riqueza agrícola, ésta tiene su máxima representación en el Valle Central y en el Valle de Napa, especializado en los mejores vinos del mundo. La principal riqueza del entretenimiento y el ocio se ubica en Los Ángeles, con todo cuanto gira alrededor de la industria cinematográfica, Hollywood y el Paseo de Las Estrellas y sus grandiosos Teatros, donde todos los actores y actrices del mundo se dan cita cada año en su emblemática alfombra roja para la entrega de los Oscars.


San Francisco.
Claro que California es conocida mundialmente por múltiples cuestiones... Un ejemplo de ello es la ciudad de San Francisco. Emblemática y bella ha sido mil veces retratada en el cine, junto a sus empinadas calles, sus emblemáticos tranvías, el popular barrio Chinatown y su majestuoso puente Golden Gate sobre la bahía de San Francisco, todo ello destino turístico de primer orden. Sin olvidar que es centro cultural y financiero de toda la Bahía.


En 1.530 Hernán Cortés fue informado de un rumor, divulgado por un esclavo de Cibola (México) que hablaba de una ciudad del noroeste en la que las calles estaban pavimentadas con oro y plata, así como de un país poblado por mujeres amazonas en las que había gran cantidad de oro, perlas y piedras preciosas. Presumiendo que se tratara de un mismo destino mandó una expedición que llegó a una bahía (La Paz) pero tuvieron dificultades y regresaron. La expedición española estaba dirigida por Diego de Becerra y Fortún Jiménez que desembarcaron en la Baja California en 1.533 y le pusieron el nombre de Isla de California a la parte sur de esta península que ellos creyeron se trataba de una isla. En los dos años siguientes Cortés mandó otras tantas expediciones a la zona pero no encontraron la anhelada ciudad. 


En Junio de 1.542 Juan Rodríguez Cabrillo fue comisionado por el virrey de Nueva España para explorar las tierras del Pacífico Norte y comprobaron que California estaba unida a tierra firme. Cabrillo había partido con tres buques que habían construido ellos mismos, del puerto de Navidad, con buen número de soldados y alimentos para dos años. Recorrió la costa de Colima (México) y el 13 de Julio descubrió la Bahía de la Magdalena, el 5 de Agosto la isla de Cedros y siguieron viaje levantando mapas de la costa. Cabrillo esperaba encontrar la rica ciudad de Cíbola. El 28 de Septiembre llegó a lo que hoy es la bahía de San Diego y el 9 de Octubre llegó a la de Santa Mónica, zona metropolitana de Los Ángeles. Una semana más tarde arribaron a Punta Concepción, donde se levantaron vientos contrarios y tuvieron que regresar, resguardándose en la isla de San MiguelUnos días después retomaron viaje llegando a la bahía de Monterrey el 15 de Noviembre pero nuevamente se incrementaron los vientos y les obligaron a girar hacia el sur refugiándose nuevamente en la isla de San Miguel donde pasaron los tres meses del invierno. 


En una escaramuza contra los nativos en aquella misma isla, Cabrillo se rompió una de sus extremidades que se le engangrenó y a consecuencia de lo cual murió el 3 de Enero de 1.543. Enterrado allí mismo, se cree que finalmente sus restos fueron trasladados a la isla de Santa Catalina, aunque se desconoce el lugar exacto. En principio, el 18 de Febrero de aquel año 1.543 la flota retomó nuevamente su viaje hacia el norte con Bartolomé Ferrelo al mando de la expedición, alcanzando el 1 de Marzo punta Mendocino, nombre impuesto en honor del virrey de Nueva España. El frío y las enfermedades les obligaron a regresar sin llegar al paralelo que figuraba en las instrucciones, llegando al puerto de Navidad el 14 de Abril de 1.543. En 1.579 el pirata Francis Drack, al servicio de Isabel I de Inglaterra, reclamó para ésta todas las tierras al norte de Punta Loma aunque la región californiana fue ignorada por los europeos en los siguientes doscientos años. Todo cambió radicalmente cuando en 1.759 el fraile español Juníspero Serra fundó la primera misión franciscana en el área de San Diego. 


Apoyado por algunas fuerzas militares el franciscano abrió otras misiones en Monterrey y en la bahía de San Francisco, expandiendo las posesiones españolas hasta Vancouver y San Lorenzo, llegando expediciones de Alejandro Malaspina hasta la propia Alaska. Esta expansión, acompañada de encomiendas, obligó a que muchos pobladores autóctonos desaparecieran de la zona. Se dieron amplias concesiones a los colonos y se establecieron grandes ranchos para propiciar el desarrollo agrícola y ganadero. Al haber obtenido Rusia los derechos sobre Alaska a principios del siglo XIX, algunos colonos se desplazaron hacia el sur e instalaron un fuerte al norte de California llamado Novo Sebastopol, pero en sendos ataques del corsario Hipólito Bouchard en 1816 y 1818 el fuerte fue saqueado y robado el ganado y todas las pertenencias para posteriormente quemar la residencia del gobernador y las casas de los españoles. 

Aunque aquello anunciaba el fin de las colonia españolas en aquellos territorios y su rápida anexión a México, también los ingleses y estadounidenses tardarían poco en llegar a las zonas de Vancouver, Seattle y Portland. Tras la independencia mexicana de la corona española (1.821), California se convirtió en una de sus provincias seculares y las misiones fueron abandonadas. Sin embargo en su derrota contra los Estados Unidos (1846-48) California se convertiría en estado norteamericano (1.950) con capital en Sacramento, en sustitución de Monterrey. A favor de la Unión en la guerra de Secesión (1861-1865) y tras el final de la misma, el nuevo estado gozaría de un extraordinario desarrollo industrial unido a la construcción del ferrocarril transcontinental. La II Guerra Mundial favoreció también el crecimiento de la zona, con el aumento de los astilleros y el desarrollo aeronáutico. En la década de 1.960 hubo un incremento notable de la población que superó los veinte millones de personas, hecho que supuso el auge de la construcción de viviendas. San Francisco se convirtió en la capital mundial del movimiento hippie y a favor del mundo gay. 


Una oleada de libertades jamás vista en otra parte del mundo. En los años 80 California era la décima potencia económica del mundo. Casa de Disneyland, de la Universal Studios y de todo el cine, la música y el arte en general. En California caben todos los climas, con diferencias tan notables como el que proporcionan sus importantes montañas alpinas o el de desiertos extremadamente calurosos. Entre medias el templado y fértil Valle Central. Hábitat de los árboles (sequoias) más grandes del mundo y pinos (bristeclone) de longevidad superior a los 1.500 años. Las zonas costeras tienen un clima de tipo mediterráneo, con veranos secos y lluvias en invierno. La lengua oficial es el inglés, idioma habitual del 61%, aunque un 36% de la población habla español asíduamente. El 3% restante son diferentes idiomas asiáticos. California es la séptima potencia mundial en industria farmacéutica, aéreo-espacial y electrónica. 


Favorecida por su clima benigno dispone de una agricultura excepcional, dirigida principalmente al vino y a los cítricos, pero en la que tiene cabida cualquier producto. No falta tampoco  actividad minera, parte de la cual se dedica a la extracción de oro. Y es que California lo tiene todo pero, además... ¡Todo a lo grande!

RAFAEL FABREGAT
Un tema interesante, cada día del año.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario