12 de abril de 2011

0331- MINERALES LIQUIDOS.

Una de las primeras lecciones impartidas por los maestros de antaño era que, cualquier cosa que hubiera sobre la tierra, inevitablemente era Animal, Vegetal, Mineral o Cosa. ¡Coño con los maestros de antes y sus enseñanzas! ¿Qué clase de cosa es una cosa?.
Sin embargo el "Cara al sol" si que se lo sabían de pe a pa y ya no digamos la Salve y el Rosario... ¡Aunque lo mejor era el Mes de María! Eso si que tenía un éxito rotundo, porque era el único acto en el que chicos y chicas nos juntábamos y tal y tal...
...¡Con flores a María,
que madre nuestra es...!
Bueno era una broma pero, sea como fuere, hoy no vamos a hablar de animales, como tampoco lo vamos a hacer de vegetales o "cosa" alguna, que no sean los minerales líquidos y más concretamente del Mercurio, ya que el tema del agua (que también lo es) quedará pendiente de desarrollo en una entrada aparte puesto que ¡hay que "mojarse" y mucho!.


Estoy gratamente sorprendido que España sea el primer productor mundial de mercurio ¡por fin somos primeros en algo, que sea para bien! (o para mal, ya veremos). Bueno la verdad es que en este momento somos los primeros en fútbol, como antaño lo fuimos en descubridores y conquistadores, primera potencia mundial durante 400 años (1492-1898). También somos los primeros en comer bien (dieta mediterránea) y los primeros productores en aceite de oliva, aunque Italia se cuelgue la medalla haciendo pasar por propio lo que compra en Jaén. Dicen... que también somos los que mejor vivimos. ¿Será por el invento de la siesta? En fin, no sé yo en que se basarán para ponernos en el primer lugar de la lista porque... ¿Qué quieren que les diga? Me parece a mí que no es para tanto, puesto que lujos tenemos bien pocos. Aunque, eso sí, trabajar, lo que se dice trabajar... poco y mal. Si me pongo a pensar, igual encuentro alguna cosa más en la que seamos los primeros, pero tampoco sé yo si vale la pena calentarme la cabeza en esa empresa... (Drogas, alcohol, rupturas matrimoniales...)

Volviendo al tema que nos ocupa (el mercurio) resulta que en Almadén y Arrayades (Ciudad Real)) tenemos las minas de mercurio más importantes del mundo, Nada menos que el 33% de la producción mundial. De ellas han salido nada menos que 258.750 toneladas, dos veces y media lo producido por la segunda mina más importante del mundo (Idria, en Slovenia) y cuatro veces más que la tercera (Monte Amiata, en Italia). El milagro se produjo hace 430 millones de años, al darse las condiciones requeridas para la creación de este mineral y en esta zona determinada, que no vamos aquí a desarrollar. Quede claro, eso sí, que el mineral que se extrae de Almadén, es el Cinabrio, o sulfuro de mercurio, con su característico rojo bermellón, casi siempre masivo y no cristalizado. De vez en cuando se encuentra alguna veta anecdótica de mercurio nativo, difícilmente recuperable por su movilidad. Estas minas, descubiertas por los Cartagineses iniciaron su explotación en el siglo IV a.C. aunque no fue hasta la llegada de los romanos cuando se llevó a cabo su mayor desarrollo, seguido posteriormente por los musulmanes y hasta nuestros días.

Su uso era como amalgama del oro y la plata así como para conseguir el colorante Bermellón que dio fama a nuestra península. Tras la reconquista cristiana en el siglo XII Alfonso VIII entregó las minas al Conde Nuño y a la Orden de Calatrava. A partir de 1.512 los beneficios mineros pasaron a las arcas reales y en 1.523 la Corona de Castilla (Carlos I) se apropió definitivamente de los yacimientos a fin de poder arrendarlos a los banqueros alemanes que habían sufragado los gastos de su coronación... ¡Ay señor, que gentuza!. En fin, ahora Europa ha decidido (por nosotros) que este año 2.011 cesen las exportaciones de este mineral y se cierren las minas, convirtiéndolas en un Centro de Descontaminación y Alta Tecnología. ¿Qué coño es eso y a quien interesa? ¿A quien va a ser? ¡A los de siempre! Un pegote que justifique el cierre de una explotación que (a alguien) no interesa que haga la competencia.
Lo que sí interesa a algunos países altamente industrializados, que tienen otras cosas para vender que no valen ni la mitad y cuestan el doble, es el cierre de las minas y, como de costumbre, el Gobierno español a bajarse los pantalones... El que manda siempre tiene la razón y cuando no la tiene, se le da a quien manda...

¡Ya estaba nuevamente en Úbeda...!
Volviendo al tema, todos sabemos lo que es el mercurio (por aquello de los termómetros que ya nos ponían de niños al menor síntoma de Sarampión o Paperas). Tal como nos explicaba el maestro es un mineral líquido que se dilata o contrae según la temperatura, gracias a lo cual era el material adecuado para la fabricación de termómetros, barómetros, etc. hoy ya sustituido por medidores digitales. Sin embargo los usos aplicados desde la antigüedad eran menos medicinales y más interesantes económicamente. El mercurio se emplea, desde que fue descubierto por los Cartagineses, como colorante de especial relevancia (Bermellón) y como separador (amalgama) del oro y de la plata, minerales esenciales como moneda de cambio en las transacciones entre los diferentes pueblos del planeta. En cuanto al colorante Bermellón (pigmento naranja rojizo) químicamente se trata de Sulfuro de mercurio, también eliminado por su toxicidad (interesada) y altísimo precio, debido a su escasez. El poco Cinabrio natural que se consume actualmente viene de China (como no) motivo por el cual se denomina rojo de China y cuesta alrededor de 150$USA el frasco de 40 ml.

En las pinturas rupestres próximas a Almadén, el hombre prehistórico ya pintaba las escenas de caza con Cinabrio. En China se usa desde tiempo inmemorial en las lacas rojas y en los sellos. En la cultura taoísta era considerado el color de la vida y la eternidad. En los libros sagrados indúes se cita como práctica común en las mujeres casadas, aplicar una fina raya de Bermellón en la raya del peinado, que indica su estado marital. Como nada es para siempre..., esta pintura ha sido sustituida por el rojo de Cadmio. Ciertos intereses dictaminan que el pigmento sintético actual es de calidad superior al derivado del Cinabrio natural. La razón comercial que se expone es que, debido al elevado precio del Cinabrio, el Bermellón solía adulterarse con la adición de Minio.
En cuanto a la obtención de metales preciosos (como el Cinabrio es tóxico) actualmente lo hacen rociando las pilas de mena con grandes cantidades de ¡¡¡Cianuro!!!. ¿Para reír o para llorar? porque, si mi entendimiento no me falla, no estamos hablando de algo baladí, sino de uno de los tóxicos más potentes del mundo. POTENCIALMENTE LETAL.
Al final y como siempre... ¡todo gira alrededor del dinero!



EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario