15 de enero de 2014

1232- REPÚBLICA DE EL SALVADOR.

El Salvador es una pequeña república de América Central que mira al océano Pacífico. Son 20.742 Km2 de superficie y un total aproximado de 6.300.000 habitantes, de los cuales 300.000 viven en su capital San Salvador, aunque su área metropolitana ronda los 1,7 millones de habitantes. Una reciente guerra civil de 12 años de duración 
-finalizó en 1992- dio como resultado las reformas sociales y políticas que dieron forma a la república actual.

Los núcleos indígenas más importante a la llegada de los primeros europeos eran el Señorío de Cuscatlán, considerado modelo de desarrollo en las tres cuartas partes del territorio y el pueblo de los Izalcos de los que todavía existen a día de hoy en pleno siglo XXI alrededor de 75.000 indivíduos.
El año 1.522 cinco navíos españoles partieron de Panamá para explorar las costas del Pacífico, bautizaron el Golfo de Fonseca y desembarcaron en la isla de Meanguera a la que ellos llamaron Petronila, en recuerdo de la reina aragonesa. Más tarde, en Junio de 1.954, el conquistador Pedro de Alvarado cruzó el río Paz y se internó en este territorio con tropas españolas e indios auxiliares que iniciaron la conquista y sometimiento de los nativos. Una de las primeras colonias fue justamente San Salvador (1525) a la que siguió San Miguel (1530) y Trinidad (1553) entonces alcaldías de la Capitanía General de Guatemala.


La colonización supuso el inicio del mestizaje y los procesos de evangelización, enseñanza de la lengua castellana y posterior llegada de esclavos africanos. Ante la falta de riqueza minera, su interés derivó a la explotación agrícola del territorio. Una de las primeras riquezas agrícolas exportadoras fue el cacao y el tinte de añil, proveniente del arbusto "Indigofera tinctoria", una legumbre autóctona. Como en otras partes del continente los indígenas de estas tierras no eran ajenos a las enfermedades europeas por lo que, por este y muchos otros factores, la economía tardó mucho en dinamizarse. Tanto que la riqueza y bienestar general no llegaría hasta tres siglos después con el cultivo del café.


Con el bienestar llegarían las primeras inquietudes independentistas. Consecuencia de estos movimientos es la firma, el 15 de Septiembre de 1.821, del Acta de Independencia. Pero era solamente el comienzo de una andadura con escasa unidad. Anexión temporal de unas provincias al Imperio Mexicano en 1.822 e independencia de otras del Reino de Guatemala en 1.823. A estas débiles políticas siguieron dos guerras civiles 1826-29 y 1830-42 así como un levantamiento indígena. Acabó la República Federal y se proclamó una República Independiente, pero las pugnas entre liberales y conservadores siguió presente en el país hasta 1.871, cuando se consiguió una cierta estabilidad propiciada por los excelentes beneficios aportados por el cultivo del café. 

Con el crac de 1.929 y la caída de precios el país entró nuevamente en crisis. En 1.931 un golpe militar del general Maximiliano Hernández apartó del poder al presidente electo y estableció un gobierno ultraconservador y autoritario a consecuencia del cual se produjeron rebeliones con miles de muertos y alguna ejecución sumarísima. No era cosa baladí pues las cifras giran desde los 7.000 muertos que citaban los golpistas, hasta los 30.000 que señalaba el campesinado. La huelga de "brazos caídos" del año 1.944 acabó con el general golpista pero su gobierno se mantuvo en el poder hasta 1.979 cuando otro golpe de estado relevó a los militares e instauró una Junta de Gobierno Revolucionario

Este enfrentamiento de intereses llevó al país a una guerra civil que duraría 12 años (1980-1992) y costaría la vida a 75.000 personas. En 1.992 las cinco agrupaciones de izquierda y el gobierno conservador firmaron el correspondiente acuerdo de paz. Desde entonces la economía de El Salvador se mueve en alza, modesta pero constante. El Salvador limita al norte y oeste con Guatemala, al sur con el océano Pacífico, al este con la República de Honduras. En su parte sureste, el golfo de Fonseca le separa de Nicaragua. Con 290h./Km2. el Salvador es el país de América Latina más densamente poblado.  


El 86% de su población es mestiza, el 12% blanca y el 2% restante es una mezcla de diferentes razas indígenas con escasa presencia de negros. En un intento de mejorar su economía familiar, unos 3,5 millones de salvadoreños emigraron al exterior. 
La mayor parte -unos 3 millones- lo hicieron a Estados Unidos. De hecho el dólar norteamericano se ha convertido en la única moneda de curso legal, desbancando al Colón salvadoreño. El Salvador es un país de clima tropical y temperaturas similares a lo largo del año, con una media de 25ºC y una precipitación superior a los 1.800 mm. anuales. Playas paradisíacas, paisajes exhuberantes y un importante patrimonio colonial y precolombino convierten a este país, antes conflictivo, en un destino maravilloso que no deben dejar de visitar...

RAFAEL FABREGAT



No hay comentarios:

Publicar un comentario