27 de enero de 2014

1242- ALEJANDRO FARNESIO Y HABSBURGO.

Alessandro Farnesio
Alessandro Farnese, militar astuto y temerario al servicio de la Corona española de Felipe II, era hijo de Octavio Farnesio (duque de Parma y Piacenza) y de Margarita de Parma (hija ilegítima de Carlos I de España y V de Alemania). Su padre era nieto del Papa Pablo III y hermano del cardenal Ranuccio Farnesio. El matrimonio tuvo lugar cuando Octavio tenía 15 años y Margarita, viuda de Alejandro de Médicis, tenía 16. Como era habitual en aquellos tiempos, fue una boda de intereses y la novia no quería a su joven marido, pero al volver herido de la guerra de Argel un año después (1542) el desprecio se convirtió en amor. Tres años después nacería Alessandro.
Su padre, Octavio Farnesio había tenido graves problemas para conservar las posesiones familiares. A la muerte de su abuelo el papa Pablo III, el emperador del Sacro Imperio Germánico Carlos V (su suegro) le arrebató Piacenza y a punto estuvo de hacer lo mismo con Parma, pero el nuevo pontífice Julio III le confirmó a Octavio la posesión de sus estados en 1551. 


Octavio Farnesio, duque de Parma y Piacenza.
Sin embargo ante el interés del pontífice en obtener el apoyo germánico para el próximo Concilio de Trento, ordenó al Farnesio devolver Parma al poder papal. Estalló la guerra y cuando la situación era más desesperada, Octavio llegó a un acuerdo con su suegro y llegó la paz.
Alessandro Farnesio y Habsburgo nació pues en los Estados Pontificios de Roma el 27 de Agosto de 1545. Sin 
embargo Alessandro creció en España, con el príncipe Carlos -hijo de Felipe II- y con su tío Don Juan de Austria, estudiando los tres en la Universidad de Alcalá de Henares. Acompañó a su madre cuando fue nombrada gobernadora de los Países Bajos y con apenas 20 años de edad (1565) se casó en Bruselas con la princesa María de Portugal, hija de Eduardo IV y de Isabel de Braganza, nieta por tanto del rey Manuel I de Portugal. En la rebelión de los Países Bajos contra Felipe II y siendo gobernador Don Juan de Austria, fue en ayuda de su tío como comandante de los Tercios Españoles.


La vida militar de Alessandro Farnese estuvo siempre al servicio de la Corona española. Las batallas se sucedieron y una ciudad tras otra fueron cayendo bajo su control hasta sitiar Amberes en 1584 que se rendía un año después. Tras la muerte de su padre se convierte en 1586 en Duque de Parma. En fechas de preparación de la invasión de Inglaterra con la Armada Invencible, el rey le impide la visita a su propio ducado. No hay tiempo que perder. Las turbulentas condiciones meteorológicas provocaron varios naufragios. Solo tres cuartas partes de los navíos lograron regresar a España y, por supuesto, sin haber logrado el objetivo de derrotar a las fuerzas inglesas.


En Diciembre de 1589, tras el asesinato del rey francés Enrique III, Alessandro es enviado a Francia en apoyo del bando católico que lucha contra Enrique IV, primero de la Casa de BorbónLos franceses le consideran el mejor monarca que ha conocido Francia y a él se le atribuye la frase que dice: "Un pollo en la olla de todos los campesinos, todos los domingos". Otra frase suya es la respuesta a quienes le tachaban de tacaño y viejo verde: "Dicen que soy tacaño, pero hago tres cosas que son contrarias a la avaricia: hago la guerra, hago el amor y además edifico constantemente". 
Todos los años, en el Pont Neuf de París, los monárquicos franceses le rinden homenaje a su estátua. En el asedio a Caudebec-en-Caux en Abril de 1592, Alessandro Farnesio fue herido de bala de mosquete y aunque aparentemente se repuso, finalmente su salud se agravó y acabó muriendo en la Abadía de Saint Vaast, de Arrás el 3 de Diciembre del mismo año 1592. Sus restos descansan en la iglesia de Santa María de Steccata, en Parma (Italia).

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario