14 de marzo de 2012

0630- EL QUE SE PICA, AJOS COME...

No tenía tema para hoy y un fascista cobarde y desagradecido me lo ha proporcionado. Ayer, alguien a quien no le gusta lo que escribo, pirateó mi Blog modificando el título, insinuando que aquí solo se cuentan mentiras.
Gracias, esta salsa es la que me da alas. Por cierto, sé quien eres porque mi servidor me ha facilitado tu dirección IP, por eso el texto ha sido cambiado. ¡Vaya mierda de mundo...!
Cuando alguien pierde el tiempo realizando tal fechoría en un dominio ajeno, del que nada quiere saber, deja claro quien es y cuales son sus ideas radicales, propias del fascismo más exacerbado. Eso no lo habéis aprendido de mí.
Yo no he presumido nunca de conocimientos que no tengo, ni de ser poseedor de la verdad absoluta. La mía es simplemente la opinión de una persona de a pie y con conocimientos muy limitados, pero que ya tiene unos años y cree tener derecho a opinar sobre las cosas.
La diferencia entre nosotros es que yo soy democrático y reconciliador y quien hace estas cosas solo un dictador empedernido sin más norte que el que marca la brújula que no tiene en su cabeza. Yo expreso claramente MI VERDAD, a plena luz del día, con fotos, direcciones y sin esconderme de nadie. No soy un desagradecido chupasangres que se esconde en el anonimato, como hacen otros. Creo en la libertad de opinión y de expresión, aceptando la de los demás, aunque no la comparta.

Que unos piratas como vosotros ataquen mi Blog, me llena de satisfacción. Pensaba yo que no os interesaba esta casa ni los que en ella vivimos, pero compruebo que esto no es así. Unas veces para bien y otras para mal, lo que yo escribo interesa, aunque solo sea para criticarlo.
Gracias pues a los seguidores y gracias también a los detractores. Todos van sumando en el contador de visitas de mi Blog, que para mí es el pan y la sal en el ocaso de mi existencia. Los viejos no necesitamos más que el amor de quien nos quiere, sin mirar a quienes nos odian, muy especialmente cuando no hay motivo para ello. Hace ya muchos años que tengo constancia que el mundo está lleno de indeseables, pero no por tener una opinión diferente, sino porque son gente totalitaria que no acepta la opinión de los demás y no creen en otra verdad más que la suya.

Esa gente descastada que no respeta a nadie, son simples dictadores, desnaturalizados que todavía no se han enterado que la Democracia y la Libertad son para todos y no solo para ellos. Estos personajillos de opereta, que todavía no han crecido ni lo harán nunca, que se limiten a leer comics de Mafalda, que es lo propio y más adecuado para ellos y que dejen tranquilos a quienes no han hecho nada en su vida más que trabajar y luchar por el bien común de su familia, aunque ellos no lo vean así. A mí se me podrá tachar de cualquier cosa, pero no de ser mentiroso cuando personalmente la mentira es justamente lo que más asco me da. Mentirosos y descastados vosotros, que ya habéis olvidado todo lo que en esta casa se os ha dado mientras habéis querido entrar por su umbral. Cuanta falta de memoria... ¡y de vergüenza!
Mi Blog, que algunas veces es reflejo de mi propia existencia, es muy generalista y completamente cierto en lo personal. Actuaciones como la de hoy, me indican que voy en la buena dirección.
Y al que le salgan granos y le piquen... ¡Que se rasque!

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario