22 de octubre de 2012

0825- ESTADO DE NUEVA YORK (EEUU)

No confundirse con la ciudad del mismo nombre ya que lo que toca hoy es el Estado de Nueva York, no la ciudad de los rascacielos. Este estado norteamericano está situado al nordeste del país y una pequeña parte a orillas del Océano Atlántico; tiene una superficie de 141.299 Km2. y con 19 millones de habitantes es el tercer Estado más poblado de Norteamérica. Su capital es Álbany, una ciudad que apenas si llega a los 100.000 habitantes. Con 9 millones de habitantes la ciudad de Nueva York es, no solo la mayor ciudad del Estado, sino también la más grande del país. Curiosamente y a pesar de la distancia que las separa (240 Km.) ambas ciudades están a orillas del mismo río, el Hudson.


El Estado de Nueva York, apodado el "Estado Imperial", fue el 11º en entrar en la Unión y lo hizo el día 26 de Julio de 1.788 convirtiéndose en pocos años en el más poblado del país. Sin embargo esta supremacía poblacional la perdió en 1.960 al ganarle la partida California, para después hacerlo también Texas en 1.990. 
El territorio fue colonizado primeramente por los neerlandeses que le dieron el nombre de Nuevos Países Bajos. Posteriormente, cuando los ingleses les arrebataron el territorio le pusieron el nombre de Nueva York, tanto al territorio como a la ciudad ubicada en la isla de Manhattan. Este Estado fue uno de los trece que se rebelaron contra Inglaterra en la búsqueda de la Independencia de los Estados Unidos
A la llegada de los primeros europeos, la región estaba habitada por dos pueblos nativos rivales: los algonquinos y los iroqueses. Estos últimos eran muy inferiores en número, pero mucho más avanzados socialmente y mejor preparados en el aspecto militar. 


El primer europeo en llegar a este territorio fue el explorador italiano Giovanni da Verrazzano, que llegó al río Hudson en 1.524 y lo hacía en nombre de Francia, por lo que en honor al rey francés Francisco I de Francia, llamó a la región Nueva Angulema. Sin embargo no estableció colonia alguna y en 1.609 el inglés Hernry Hudson, explorando bajo los auspicios de los Países bajos, navegó río arriba y anexionó oficialmente la región que tomaba el nombre de Nuevos Países Bajos. Éstos, los neerlandeses, si que fundaron colonias y comercio con los iroqueses y en 1.621 crearon la Compañía Holandesa de la Indias Occidentales. En 1.624 el propio gobierno holandés dio a la Compañía todos los derechos de comercio en la región durante 24 años, al mismo tiempo que envió 30 familias de colonos para crear (Fort Orange) lo que actualmente es la ciudad de Nueva York.


También en la isla de Manhattan construyeron un fuerte y fundaron una villa, llamando al conjunto "Nueva Ámsterdam" villa que sería la capital de la colonia. Dos años después, en 1.626, el gobernador neerdandés Peter Minuit compró a los indígenas toda la isla de Manhattan a cambio de unas baratijas de valor equivalente a lo que hoy serían 24 dólares.
¿Engañó a los indios?. Indudablemente sí, pero aquellos indios no eran los dueños del territorio, con lo cual el engaño fue mútuo. La colonización neerlandesa del territorio siguió y en pocos años fueron varios los asentamientos fundados en la región. Con el fin de consolidar la conquista, la Compañía Holandesa ofreció grandes latifundios a sus miembros con la única condición de que se establecieran en ellas un cierto número de colonos, condición que no todos pudieron cumplir. Los pocos que consiguieron mantener sus propiedades fue gracias a la idea de ofrecer subparcelas a pequeños granjeros a cambio de un alquiler o porcentaje sobre las cosechas alcanzadas, sistema que funcionó durante más de dos siglos pues persistió hasta 1.840.


A mediados del siglo XVII gran cantidad de ingleses se establecieron en la colonia, sin que los neerlandeses se opusieran a ello pero las relaciones fueron deteriorándose y el rey Carlos II de Inglaterra decidió conquistar el territorio enviando una flota naval en 1.664 que desembarcó en la llamada "Nueva Amsterdam" sin que el gobernador opusiera resistencia. En homenaje al Duque de York, los ingleses le pusieron el nombre de Nueva York a la ciudad y al territorio. En 1.669 los franceses instalados al este de Canadá (Nueva Francia) exploraron el norte de la región que nos ocupa y construyeron un fuerte (Crown Point) en el Lago Champlain reivindicando para sí el norte del territorio. Apenas quedan actualmente unos restos de las paredes del histórico baluarte. Prontamente se desataría la guerra entre Francia e Inglaterra por estos hechos y finalmente los franceses fueron derrotados por un ejército muy superior al que se unieron los indios algonquinos. Nueva Francia fue también capturada aunque los colonos de Nueva York no estaban contentos con el dominio inglés, por lo que empezó a gestarse la Guerra de la Independencia que se iniciaría en 1.775. Al finalizar la Guerra (1.783) empezó la lucha por el control de las tierras que se adquieren a los nativos americanos y que se revenden al mejor postor.


La Holand Land Company incluso abre en 1.802 una oficina de ventas en Batavia que aún existe actualmente, convertida en museo. El 26 de Julio de 1.788 el Estado de Nueva York había ratificado la Constitución de los Estados Unidos convirtiéndose en su 11º estado siendo temporalmente la capital del país y lugar donde fue investido George Washington como primer presidente de los Estados Unidos de América. Posteriormente la capital permanente del país fue ubicada en Washington DC. Hacia el año 1.800 el Estado de Nueva York contaba con cerca de 1 millón de habitantes y aunque devino una breve época de guerra con los ingleses (1.812) el estado no paró de crecer y en 1.820 ya eran 1,5 millones de habitantes. A mediados del siglo XIX los campesinos del Estado de Nueva York se sublevaron contra los latifundistas y las tierras pasaron a fragmentarse en parcelas de menor tamaño. 


Nueva York DC 1950
Para entonces Nuesva York ya era conocido como el Estado Imperial. La Guerra Civil de 1.861 amotinó a los neoyorquinos contrarios al alistamiento forzoso y a la esclavitud. 
Con la llegada del siglo XX todo se estabiliza y llegan años de prosperidad. La I Guerra Mundial (1914-1918) favorece los intereses del Estado pues allí se fabrica armamento y otros pertrechos militares. Sin embargo la Gran Depresión (1929) afecta con dureza el territorio. El desempleo afectó a más del 30% de la población y las deudas se acumularon perdiendo mucha gente su propia casa. La II Guerra Mundial volvió a afectar positivamente a la región y los problemas económicos se resolvieron pues volvió a crecer la demanda. Tras la contienda, la ciudad de Nueva York se convierte en Sede de la ONU. 


Faltaba otra nueva racha económica positiva y ésta llegó con la Guerra de Corea de 1.950 pues el estado se convirtió en el principal productor bélico norteamericano. De entonces hasta hoy, ¿qué voy a decir que ustedes no sepan?. Construcción de canales y presas, grandes autopistas interestatales, salida de la industria pesada a otros estados con mano de obra más barata y llegada de industria tecnológica de elevado I+D que crea una riqueza mayor y más limpia...
En cuanto a su geografía, clima, etc. tan solo añadir que el Estado de Nueva York limita al norte con el Lago Ontario y estados canadienses de Ontario y Qebec; al sur con Nueva Jersey, Pensilvania y el Océano Atlántico; al este con Vermont, Massachusetts y Conecticut así como una breve frontera acuática con Rhode Island; al oeste limita con el Lago Eire. 



El clima es en general templado, aunque hay diferencias de hasta 10º y más entre unas zonas y otras pues, así como en la ciudad de Nueva York es difícil bajar de los 0º de media (invierno) en las montañas Adirondack se llega facilmente a los -10º. En verano son 20 y 25º respectivamente las temperaturas medias. Dominado por grandes ríos, lagos, bosques, lagos y montañas, el principal éxito turístico del Estado está en la naturaleza y, como no, en las grandiosas Cataratas del Niágara localizadas al noroeste haciendo frontera con Canadá y que aportan sus aguas al Lago Ontario. Claro que estas Cataratas merecen un capítulo aparte y... ¿Por que no el siguiente?. 
¡Ya que estamos en ello, hasta luego pues...!

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario