17 de octubre de 2012

0820- REPÚBLICA DE MACEDONIA.

Estado independiente de la península de los Balcanes, al sureste de Europa y cuna (sobre el papel, que no en la realidad) de Alejandro Magno, de su padre Filipo II y de su ilustre maestro el gran Aristóteles. Un territorio de 25.713 Km2. y algo más de 2.100.000 habitantes que limita al norte con Serbia, al sur con Grecia, al este con Bulgaria y al oeste con Albania. Su capital es Skopie, ciudad más grande del país con casi 700.000 habitantes. Antes de la independencia (1991) Macedonia era una de las repúblicas federales de Yugoslavia. En los organismos internacionales, se la denomina "Antigua República Yugoslava de Macedonia". La República de Macedonia actual no se corresponde con el mismo territorio de la época de Alejandro, ya que la Macedonia de aquellos tiempos (al sureste de la actual) forma hoy parte de Grecia. Provincia bizantina, en el medievo, tuvo una fuerte inmigración eslava que superó a la población local y posteriormente el territorio pasó a ser dominado por Bulgaria, con lo cual la lengua sufrió grandes afecciones.



Durante casi cinco siglos (XIV-XIX) el territorio estuvo dominado por los turcos para finalmente, tras numerosas disputas con Bulgaria, pasar a manos de Serbia en el 1.912 situación que se ratificó tras la I Guerra Mundial. El territorio macedonio había sido dividido y es esta parte, anteriormente serbia, la que actualmente denominamos República de Macedonia. 

El 8 de Septiembre de 1.991 la República de Macedonia declaró su independencia de Yugoslavia, aunque los demás países tardaron un tiempo en reconocerla por las objeciones presentadas por Grecia que tiene dentro de su territorio la denominación histórica helena de Macedonia, la auténtica patria de Filipo y Alejandro, que incluso forma parte de su bandera. La ONU subsanó el problema anotándola en el registro con la denominación antes citada de "Antigua República Yugoslava de Macedonia". La solución no dio satisfacción a los griegos y fue bloqueada comercialmente por éstos obligando a Macedonia a cambiar su bandera y la denominación Constitucional. Entonces sí,  las relaciones se normalizaron. Su denominación internacional son actualmente las iniciales de dicha denominación. (ARYM)


El territorio de la República de Macedonia es básicamente montañoso y sísmicamente activo. El clima es continental, con inviernos fríos y veranos cálidos. El último terremoto tuvo lugar en 1.963 y dañó severamente la capital (Skopie) y su comarca; un grandioso valle delimitado por las montañas marca los límites administrativos de la ciudad situada al norte del país, junto al río Vardar que aporta sus aguas al mar Egeo. A pesar de los muchos terremotos sufridos en el pasado, conserva muchos de los vestigios notables de su historia, entre ellos el Acueducto (inicialmente romano, al parecer destruido y levantado de nuevo por los otomanos), la Fortaleza de Skopie y una misteriosa Torre Feudal de la que se desconoce fecha de construcción y usos. Junto a ella descansan los restos de uno de los personajes más conocidos nacidos en la ciudad de Skopie:  la Madre Teresa de Calcuta, Premio Nóbel de la Paz de 1.979 y beatificada en 2.003. 


La población es mayoritariamente (64%) macedonia, seguida del 25% de albaneses y 11% de diversas procedencias. Aunque el turismo empieza a tener importancia (700.000 turistas al año) la agricultura y la industria siguen siendo pilares fundamentales del país. Muy afectada la economía de la región por las guerras yugoslavas, derivó en la fuga de talentos ya que los mejor preparados salieron y siguen saliendo del país en busca de mejores oportunidades. Actualmente la economía macedonia depende principalmente de Grecia, Alemania, Italia y Eslovenia. Ante la gran cantidad de personas de raza gitana (3%), tanto en Macedonia como en todos los países del entorno, se ha fomentado la llamada "Década para la Inclusión Gitana" (2005-2015) una iniciativa que intentará mejorar las condiciones socio-económicas de esta etnia.


Esto, esto es Macedonia. Un país más bien pobre, pero no un país triste. Grandes bosques repletos de setas y caza en otoño; de flores y verdes prados en primavera; de ríos y lagos de aguas cristalinas donde la pesca y el baño veraniego se dan cita para disfrute de sus gentes y en invierno grandes cimas nevadas donde practicar los deportes propios de la nieve. Toda la naturaleza a su disposición sin que tengan que pagar un solo céntimo por ello. Y es que la pobreza fomenta la solidaridad, de la misma manera que la riqueza aumenta el egoísmo y el desamor. Es curiosa la diferencia de caracteres entre aquellos que empiezan desde abajo y quienes lo hacen desde arriba. Ya no hablemos del nuevo rico, de todo punto insoportable.  Macedonia es país de pocos recursos (35/40% de paro y 30% de población por debajo del nivel de la pobreza) pero se quieren y dentro de sus limitadas posibilidades, son más felices que la gente de países más desarrollados que muchas veces van a comprar sin necesitarlo, solo por simple aburrimiento. Aunque sin duda, lo más duro debe ser el caso de gente que lo han tenido todo y de repente se quedan sin nada... ¡Eso si que debe ser duro!.  

EL ÚLTIMO CONDILL



No hay comentarios:

Publicar un comentario