5 de julio de 2012

0729- LA MAHARANÍ ANITA DELGADO.

Ana María Delgado Briones (1890-1962) fue una guapa española de 17 años, cupletista y andaluza para más señas, que en el año 1.908 se casó con Jagatjit Singh, rico maharajá de Kapurthala, en una India dominada por los británicos. Como es sabido, Andalucía es la región española más meridional y sus habitantes son más bien de tez morena pero, en comparación con la oscura piel de los habitantes de la India, Ana María llamaba la atención por aquella cara que a aquellas gentes les parecía tan blanca como las nieves del Himalaya. Por curiosidad y por darle el más cálido homenaje todos se agolpaban en las calles para recibir a la nueva princesa que, durante algo más de dos décadas, compartiría su vida con los habitantes de la vieja India a punto de extinguirse.

Nuestra protagonista nació en Málaga el 8 de Febrero de 1.890, lugar donde sus padres regentaban el Bar La Castaña y donde Anita reveló precozmente sus inquietudes artísticas. 
A pesar de su mala situación económica sus padres contrataron clases de declamación para ella y para su hermana Victoria y finalmente las hermanas marcharon a Madrid donde formaron el grupo Las Camelias y donde entraron en contacto con numerosos artistas de la época, entre ellos Julio Romero de Torres.
Con motivo de la boda real entre Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Battenberg, Anita Delgado y su hermana actuaron en un espectáculo al que había acudido el Maharajá que quedó prendado de Anita pidiendo conocerla. Ana María no accedió a la petición y unos días después el maharajá marchó súbitamente debido al atentado con bomba que sufrieron los reyes en su desfile por las calles de Madrid. 


Sin embargo el maharajá no se había olvidado de ella y desde Francia Jagatjit Singh insistió pidiéndole que se casara con él. En principio ella no aceptó, pero finalmente le dijo en una carta que si lo haría, carta que revisaron sus amigos y mentores Julio Romero de Torres y Valle Inclán, convirtiendo aquella burda carta, mal redactada y llena de faltas de ortografía, en una poética declaración de amor que acabó rindiendo el corazón del joven indú.
Días después Anita viajó a París donde se casó con el Maharajá por lo civil, viajando posteriormente a la India. El 28 de Enero de 1.908 se celebró la majestuosa ceremonia por el rito sij y en la que la guapa novia de 18 años acudió a lomos de un magnífico elefante ricamente enjaezado para la especial ocasión.


La ceremonia fue de tal majestuosidad y los festejos de tan larga duración que se recordaron durante décadas. A la grandiosa fiesta que duró varias jornadas, asistieron todos los reyes y príncipes de Asia y algunos de Europa. El matrimonio tuvo un solo hijo, Ajit Kumar, al que su madre enseño el idioma español. Al iniciarse la I Guerra Mundial (1914) el matrimonio viajó a Inglaterra. Jagatjit se puso a disposición del ejército británico y Ana María colaboró también con la causa consiguiendo importantes donativos para los hospitales franco-británicos. Años después Ajit (1908-1982), el hijo de ambos, conseguiría el grado de Teniente Coronel.
Con los años la relación de los cónyuges fue enfriándose hasta llegar un momento en que no había relación carnal entre ellos. El maharajá tenía otras esposas, de hecho Anita fue la quinta mujer desposada por el monarca y también Anita tuvo un breve idilio con uno de sus hijastros, concretamente se trataba de un hijo de Jagatjit con su cuarta esposa (Rani) a consecuencia del cual quedó embarazada. 


El maharajá fuera de sí la obligó a abortar, algo complicado en aquellos tiempos. A consecuencia del aborto, Ana María sufrió una fuerte anemia tras la cual la pareja se divorcia y ella queda definitivamente expulsada del país. Sin embargo recibe de su ex-esposo una importante pensión vitalicia a cambio de que no se vuelva a casar. El año 1.949 murió su marido el maharajá Jagatjit Singh y aunque ya estaban separados desde algunos años atrás, la noticia la afectó notablemente.

Maha Akhtar, nieta de Anita Delgado. 
Desde su separación y expulsión de la India Ana vivió en París, con frecuentes estancias en su Málaga natal y en el Madrid que la lanzó a la fama. Allí mismo murió el año 1.962 a consecuencia de un ataque al corazón.
Cuatro libros se han escrito sobre su novelesca vida.
Anita ya no vivió para verlo pero, tras estas cuatro novelas, la escritora y bailaora de flamenco Maha Akhtar, hija de su hijo Ajit y por lo tanto nieta suya, escribió en 2.009 la quinta novela sobre su vida titulado: "La nieta de la maharaní". Con ella se cierra el círculo, nunca tan completo y exacto, sobre la vida de película de esta guapa española capaz de cautivar a cuantos la conocieron, incluso a un maharajá indú.

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario