19 de mayo de 2012

0683- IGLESIA DE LA TRANSFIGURACIÓN DE CRISTO.

Las iglesias rusas de madera, fueron violadas rápidamente por el fuego o la putrefacción. Sin embargo algunas de ellas, no muchas, resistieron a la mano del hombre y a los embates del tiempo y los elementos. Construida en 1.717, durante el reinado de Pedro el Grande, la Iglesia de la Transfiguración de Cristo sigue siendo, a pesar de sus tres siglos de antigüedad, uno de los monumentos de este tipo mejor conservados. Con un conjunto de 33 cúpulas o Domos, que se suponen equivalentes a la edad en que Jesucristo fue crucificado, es sin ninguna duda la catedral de madera más grande que existe en el mundo. Sin embargo la característica más extraordinaria que posee el monumento es que no se usaron en su construcción clavo ni elementos metálicos de ningún tipo. Lamentablemente la falta de fondos para su conservación hace que, a día de hoy, algunos de sus troncos empiecen a sufrir humedades y el ataque de los insectos. 

El conjunto, situado dentro del muro perimetral que cierra el recinto, se conoce con el nombre de Kizhi Pogost. Tres son las estructuras que componen el recinto: 
La que se conoce como Iglesia de la Transfiguración de Cristo, se la llama popularmente Iglesia de Verano y con una altura de 30 metros es la estructura más alta de madera que hay en el mundo. Dentro del mismo recinto está la más pequeña, construida en 1.764 y a la que se denomina Iglesia de Invierno. La tercera estructura dentro del Pogost es el Campanario, que fue construido en 1.874. Todas las estructuras del conjunto están realizadas con troncos de pino superpuestos horizontalmente y cubiertos con tablones que los protegen de la intemperie, sin que mediara clavo ni elemento metálico alguno. La leyenda dice que la construyó en su totalidad el maestro Néstor, con la sola ayuda de su hacha. Acabada la obra lanzó el hacha al lago diciendo: "No hubo, ni habrá otra como esta..."

Kizhi es la isla más famosa del lago Onega, pero no la más grande ya que la supera con creces la isla Gran Klimenetsky, de 147 Km2. La isla de Kizhi tiene 7 Km. de largo por 500 metros de anchura media. El lago tiene una extensión de 9.894 Km2. y contiene 1.650 islas que ocupan un área aproximada de 250 Km2. La isla de Kizhi pertenece a la República de Karelia, aunque dicho lago es frontera también de los Óblast de Leningrado y de Vologda. 
En la parte norte del lago se encuentra el archipiélago de Kizhi, declarado Patrimonio de la Humanidad en base a las 89 iglesias ortodoxas de madera que contiene, además de 1.200 petroglifos grabados entre el II y IV milenio antes de Cristo. 
Gran parte de éstos grabados son laberintos, algunos de ellos de dimensiones gigantescas, los que aquellos primeros pobladores tenían gran afición, hasta el punto de convertir colinas enteras en uno de ellos. 
Kizhi es por tanto el destino turístico principal de la república rusa de Karenia y lo es por la pureza de sus paisajes naturales y fundamentalmente por estas antiguas iglesias de madera que parecen de juguete. 
El lago Onega es parte de la vía fluvial del Canal del Mar Blanco al Báltico, inaugurado en 1.933 y son varios los puertos pesqueros, industriales y deportivos que contiene. Desembocan en él 58 ríos, siendo uno solo (el Svir) emisario del vecino lago Dadoga, que es el más grande de Europa. 

La iglesia de Uspenskaya dedicada a la Asunción de la Virgen María, en la ciudad de Kondopoga, es otra de las iglesias representativas del archipiélago de Kizhi y también una de las más altas del mundo construidas con ensamblaje de madera, pero todas ensombrecen después de ver la de La Transfiguración de Cristo, en Kizhi
Fue entre los siglos X y XII cuando la zona se vio invadida por colonos llegados de Novgorot, en un intento de separarse del Rus de Kiev a fin de escapar de los altos tributos que desde allí se pretendían. Los recién llegados trajeron mejores métodos de cultivo e impusieron su religión católica y sus costumbres. También fueron ellos quienes llevaron la habilidad de construir con madera encastrada. Esta arquitectura es representativa de una época cultural rusa, provocada por la abundancia y calidad de las maderas nobles que pueblan los bosques cercanos.

La ciudad más grande del lago Onega es Petrozavodsk, capital de la República de Karelia, fundada en 1.703 por Pedro I el Grande y con grandes monumentos históricos como el conjunto arquitectónico de la Plaza Redonda.  De todas formas la principal atracción del lago es la isla de Kizhi y los numerosos monumentos de madera que contiene. En Kizhi hay otros monumentos eclesiásticos de idéntica ejecución y con una antigüedad similar, pero no están tan bien conservados como los ubicados dentro del Kizhi Pogost y algunos de ellos en franco estado de ruina.

La Iglesia de la Transfiguración, no solo es la más grande de las iglesias rusas de madera, sino también la mejor conservada de todas ellas. El visitante se queda extasiado ante la belleza de esta obra singular y solo tiene ojos para la misma. El resto de monumentos de la isla deja de tener interés para el turista que, extasiado ante esta maravilla arquitectónica, dispara fotos sin cesar desde todos los ángulos imaginables. Después penetra en el interior y todo lo examina detenidamente pensando como pudo construirse algo así, en aquellos tiempos y sin otro medio que la madera del entorno. Declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, desde 1.990, esperamos que se impida el lógico deterioro de un monumento tan antiguo y de características tan especiales. 

EL ÚLTIMO CONDILL