12 de enero de 2015

1623- EL NACIMIENTO DE JESUCRISTO.

Nadie sabe la fecha exacta, pero está claro que el 25 de Diciembre no fue la fecha de nacimiento de Jesús de Nazaret, como nos dice en calendario gregoriano actual. Por lo visto para los primitivos padres de la Iglesia era poco relevante celebrar este acontecimiento con exactitud y se dio por buena la fecha que parecía más adecuada para sustituir con este evento las tradiciones paganas ligadas al solsticio de invierno, de la misma manera que otros estudios la fijan en el equinoccio de primavera. Sea como fuera, lo cierto es que la Biblia no da referencia alguna sobre la fecha del nacimiento de Jesús. 


De hecho, a lo largo de los siglos este suceso se ha celebrado en  diferentes 
fechas  del año. 
Clemente de Alejandría (150-215 d.C.), primer doctor de la Iglesia Católica y figura más notable de la literatura de su época, cuenta que tal celebración del nacimiento de Jesucristo se llevó a cabo en diferentes fechas y cita el 6 de Enero, el 19 de Abril y el 20 de Mayo, mientras él proponía el 17 de Noviembre. 
No es hasta el año 330 cuando en Roma se utiliza la fecha del 25 de Diciembre para celebrar este evento, aunque la fecha escrita más antigua es del año 354. Posteriormente la festividad llegaría a Asia Menor en el 380 y a Egipto el año 430.


Calendario Juliano.
Está universalmente aceptado que la fecha del 25 de Diciembre se propuso para sustituir el solsticio de invierno que, según el calendario Juliano se celebraba ese día. 
Los primitivos cristianos jamás pusieron énfasis sobre la fecha de nacimiento de Jesús y solo celebraban su pasión y muerte. Sin embargo el año 274 el emperador Aureliano fijó en esta fecha del 25 de Diciembre la fiesta del "Natalis Invictus" (nacimiento del sol) con 30 carreras de carros, como forma de dar sentido pagano al nacimiento de Cristo que muchas gentes de Roma empezaban a celebrar ese día, en contra de la voluntad imperial.


La fecha del nacimiento de Jesús de Nazaret tiene por tanto un carácter más astronómico que real, aunque no pasa desapercibida la coincidencia de que los historiadores dieran a todos sus personajes bíblicos la misma fecha de concepción y muerte. En el caso de Jesús de Nazaret, cuya muerte se estima a finales de Marzo, nos da los nueve meses de gestación que nos llevan a su posible nacimiento a finales de Diciembre. Si esta fecha era entonces la que correspondía al solsticio de invierno en el hemisferio norte, se daba una interesante coincidencia para que la fecha fuera fácilmente recordada. 


Visitación de María a su prima Isabel, madre de Juan el Bautista.
Lo que sí parece claro es que el inicio de nuestro calendario no coincide con el nacimiento de Jesús de Nazaret, que se estima en el año 2 a.C. Curioso que la sabiduría de los padres de la Iglesia no supieran ver algo tan evidente como que...
1º.- Los escritos de 
Tertulianus (160-220) revelan que Jesús nació 28 años después de la muerte de Cleopatra (30 a.C.) 
2º.- Según Irineo de Lyon, Jesús nació el año 41 del reinado de Augusto que, como sabemos, accedió al trono el año 43 a.C.).
3º.- Juan el Bautista, hijo de Isabel, nació el 19 o el 20 de Abril del año 2 a.C. y era cinco meses mayor que Jesús, por lo que éste nacería aproximadamente el 29 de Septiembre del mismo año 2 a.C.


Stonehenge marcando la proximidad del solsticio.
El calendario Juliano se implantó el año 46 a.C. y se llamó así en honor del emperador Julio César. Para corregir el desfase que había, en el año siguiente (45 a.C.) se contaron 445 días y se le llamó "el último año de la confusión". Desde el año 44 a.C. el año constaría de 365 días y cada cuatro año se añadiría uno más. Otra novedad era que el año empezaría el día 1 de Enero, en lugar del 1 de Marzo como era costumbre, así como otras correcciones que no vamos a enumerar. El año 321 el emperador Constantino I implantó las semanas de siete días, con un festivo para adorar a Dios. En 1.582 el papa Gregorio XIII sustituyó el calendario juliano por el gregoriano actual.


El calendario gregoriano fijaba las fiestas de la Iglesia Católica en su momento astral ya que desde el Concilio de Nicea (325) hasta ese año 1582 y debido a los minutos que no se tenían en cuenta, había ya un desfase de 10 días que fueron eliminados del mes de Octubre. Con esa corrección, ahora sí, solo quedaba un error de 26 segundos anuales de más, lo que solo obliga a eliminar un día cada 3.300 años. Aún así es probable que eso tampoco sea exacto ya que, en un periodo tan largo de tiempo, es probable que haya una desaceleración en el movimiento de traslación del planeta y también en la rotación del mismo...

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario