6 de enero de 2013

0891- REPUBLICA DE ISLA DOMINICA.

La República de Dominica es una isla caribeña perteneciente a la Mancomunidad Británica de Naciones. Está ubicada en el Mar Caribe y tiene a las islas francesas de Guadalupe al norte y Martinica al sur. Es la más meridional de las islas de Sotavento, tiene una extensión de 750 Km2. y unos 70.000 habitantes. La capital de esta república parlamentaria y ciudad más antigua y poblada es Roseau, con aproximadamente 17.000 habitantes. La ciudad dispone de un importante puerto que cubre las necesidades comerciales y la llegada de cruceros que visitan las islas de la zona. El clima es tropical y tanto en invierno como en verano la temperatura oscila entre los 22ºC de mínima y lo 32ºC de máxima. 

El 40% trabaja en la agricultura, siendo sus productos principales la banana y la naranja. El 35% atiende al sector turístico y la industria de aceite de coco, jabones y aceite para bebés, muebles y calzado. El 25% restante no tiene trabajo específico o está en paro.
En el siglo XIV los caribes, procedentes del noreste de Venezuela, invadieron la isla y expulsaron a los arawak que eran la tribu autóctona de la isla Dominica. El domingo día 3 de Noviembre de 1.493 y segundo viaje al Nuevo Mundo, Cristóbal Colón desembarca en la isla y la bautiza con ese día de la semana. Durante el siglo XVI los españoles realizaron varios intentos de asentamiento en la isla pero la feroz resistencia de los caribes disuadió a España de sus propósitos. En 1.627 lo intentan también los ingleses, con resultado negativo. Los primeros europeos en colonizar la isla de Dominica son los franceses cuando, en el siglo XVII, arriba un importante número de leñadores que rebautizan su ciudad principal con el nombre de Roseau. La presencia francesa no fue resultado de ninguna conquista, sino de adaptación por parte de los caribes que, todavía más presionados por otros conquistadores europeos, siguen refugiándose en Dominica escapando de las islas vecinas. 


Durante más de un siglo la isla de Dominica estuvo prácticamente aislada y franceses y caribes no tuvieron problema alguno hasta la llegada de los británicos que en el siglo XVIII tomaron la isla por la fuerza. Tras unas primeras escaramuzas y sin un particular interés por su parte, en 1.763 Francia cede la posesión de la isla al Reino Unido que establece una colonia provisional. Finalmente en 1.805 los ingleses instalaron en la isla un gobierno británico formal que mantuvo su vigor hasta el 3 de Noviembre de 1.978 cuando se otorgó a los dominiqueses la independencia. El citado periodo no estuvo exento de problemas políticos pues la emancipación de los esclavos africanos provocó en 1.834 el cese de relaciones de la isla con el Imperio Británico siendo (1.838) la única colonia británica en el Caribe dominada por negros. 


En 1.896 los británicos retoman el control de la isla, pero las presiones continuadas de la población hacen que en 1.958 y durante cuatro años, Dominica se convierta en una de las 10 provincias de la Federación de la Indias Occidentales; asociación de colonias británicas en el Caribe que finalizó cuatro años después con la independencia de los principales países y que siguió con la de los demás, en un periodo de 20 años. Disuelta la Federación, Dominica se convirtió en estado asociado del Reino Unido (1.967) para en 1.978 concederle la independencia definitiva dentro de la Mancomunidad Británica de Naciones. A diferencia de otras antiguas colonias británicas, Dominica no tiene al monarca británico como jefe del estado, sino que es una república independiente.


A pesar de sus idílicos paisajes, el nivel de pobreza es bastante elevado. La práctica totalidad de sus habitantes desciende de esclavos africanos llegados en el siglo XVIIII como mano de obra de las plantaciones coloniales. Dominica es también la única isla caribeña que retiene todavía parte de sus raíces precolombinas ya que mantiene aún alrededor de 3.000 indios caribes en su territorio. En cuanto a su idioma, aunque el oficial y dominante es el inglés, algunos antillanos criollos hablan el francés ("patois") propio de las comarcas del sur de Francia. La isla de Dominica es altamente vulnerable a los huracanes, especialmente frecuentes y destructivos. Cuando el clima afecta a las cosechas de banano la economía se resiente enormemente, motivo por el cual se está diversificando la economía al prestar mayor atención al turismo y a la emisión de sellos postales destinada al coleccionismo filatélico, como fuentes de ingresos complementarios. 

RAFAEL FABREGAT
(El último Condill español)

No hay comentarios:

Publicar un comentario