14 de noviembre de 2013

1183- LA ÉVORA MEGALÍTICA.

Demasiadas veces vamos a buscar lejos, cosas que tenemos cerca. Playas paradisíacas, monumentos históricos y curiosidades de todo tipo hacen que nos planteemos lejanos desplazamientos, algunas veces casi inaccesibles económicamente, despreciando por ignorancia o desidia otros destinos que tenemos cerca o muy cerca. Tal es el caso que nos ocupa y que tenemos en la vecina Portugal.


Arco Romano de Cabanes.

Unas veces se hace por desconocimiento, pero en muchas otras ocasiones parece que minusvaloramos aquello que está al alcance de nuestra mano. Lo fácil y más aún lo cotidiano, pierde nuestro interés. Quien esto escribe, amante de la Historia y de cuantos monumentos hay diseminados por todo el planeta, vive en un pueblo, Cabanes (Castellón) que tiene a escasos 2 Km. de la población uno de los monumentos romanos más interesantes de la Comunidad Valenciana, en España. Se trata de un famoso Arco Romano del siglo I, según los estudiosos monumento funerario y no triunfal como años atrás se pensaba. Sin embargo no es de este monumento del que voy a escribir en el día de hoy, sino del escaso valor que le damos a lo cotidiano. Después nos quejamos de la desidia de nuestros políticos... ¿Y la nuestra?.


Catedral de Évora. (Siglos XII y XIII)
Yo mismo paso con frecuencia alrededor del mismo y lo miro con interés sí, pero igual hace 20 años que no he parado el coche para mirarlo con detenimiento. Eso mismo nos sucede a muchos españoles con Portugal y los muchos y variados tesoros históricos que contiene. En la foto adjunta muestro la catedral de Évora pero hoy voy a referirme a su riqueza megalítica y en especial a  "os Almendros", una zona que nos muestra la existencia de numerosos e interesantes dólmenes y menhires, con la eterna pregunta en los labios... ¿Como movieron en aquellos tiempos tan descomunales piedras?.


Cromlech dos Almendres. 1
Se trata de lo que podríamos llamar la Ruta megalítica de Évora, cuya extraordinaria riqueza se localiza a las afueras de esta ciudad y muy especialmente al oeste de la misma. Tanta es la variedad y riqueza que se puede decir que Évora es la capital de la cultura megalítica en la península ibérica. Esta riqueza arqueológica no es exclusiva de Portugal, puesto que ya en Extremadura (España) hay un número considerable de monumentos de este tipo. Sin embargo es en el Alentejo portugués donde esta presencia se hace más notable. 


Cromlech dos Almendres. 2
Solo en los alrededores de la ciudad de Évora se contabilizan aproximadamente 150 monumentos megalíticos. que nos contemplan desde hace cinco o seis milenios. Apenas a 10 Km. de Évora en dirección a Lisboa por la N-114, llegamos un cruce de caminos que 15 Km. después nos lleva al emplazamiento de un menhir. Pero estos no es más que el inicio de lo que vamos a ver. Un poco más adelante se llega al Cromleque dos Almendres, el monumento megalítico más importante de la península Ibérica y uno de los primeros de Europa. Este monumento megalítico esta ubicado en el municipio de Nossa Senhora de Guadalupe y su importacia viene dada no solo por su tamaño, sino también por su estado de conservación. 


Cromlech dos Almendres. 3
Está realizado en tres etapas. La más antigua (VI milenio a.C.) es un recinto con tres círculos concéntricos que suman un total de 24 monolitos. En la etapa media (IV milenio a.C.) se construyó un nuevo recinto con forma de dos elipses concéntricas irregulares y 95 menhires. 
Finalmente en el III milenio a.C. se añadieron a ambos recintos algunos monolitos con grabados de carácter religioso, especialmente círculos y ondas. Este conjunto megalítico fue descubierto en 1.964, cuando se procedía a la confección del Mapa Geológico de PortugalDiez años después (1974) fue clasificado como bien de Interés PúblicoLos megalitos tienen una altura visible de entre 1 y 2 metros ya que están anclados en el terreno a buena profundidad. 


El conjunto dibuja una especie de óvalo orientado de este a oeste de unos 80 metros de largo por 40 metros de ancho. Como se ha dicho anteriormente, muchos de estos mehires tienen figuras labradas. Se cree que son construcciones de tipo funerario-religioso, pero que también se utilizaban como observatorio astronómico pues determinan claramente las salidas del sol y la luna en los solsticios y equinoccios. Para los amantes del paisaje, que somos todos, la región es especialmente bella por el típico alcornocal del Alentejo; un bosque donde es protagonista principal este robusto árbol centenario que provee al mundo del 50% de sus necesidades de corcho. Algo que bien merece nuestra visita...


RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario