13 de febrero de 2014

1261- BULLDOG, LAS HORMIGAS GIGANTES.

Las hormigas son un grupo de insectos realmente antiguo. Tanto es así que por lo visto no han evolucionado desde la Era Terciaria, unos 100 millones de años atrás. Lógicamente cabe pensar que en todos esos millones de años multitud de especies habrán desaparecido y que otras las habrán reemplazado, pero sin cambios sustanciales. Algunos de estos ejemplares antidiluvianos pueden contemplarse hoy, gracias al hecho de haber quedado atrapados en su día en la resina fosilizada (ámbar) de las coníferas. Es entonces cuando comprobamos su mínima evolución con respecto a las especies que podemos ver en este momento.


Hormiga corriente.
Los entomólogos-mirmecólogos convienen que las hormigas coinciden en todos sus aspectos con las avispas, lo que lleva a la presunción de que en tiempos remotos serían una misma especie. Sin embargo hay una diferencia sustancial entre ambos insectos y es que la avispa es un animal solitario y con una hembra diferente para cada especie, mientras que las hormigas tienen dos tipos de hembras para cada una de ellas: la de las reinas, normalmente alada y fértil y la de las obreras que es áptera y estéril. Existe también alguna especie extremadamente parásita, en cuyo caso carecen de clase obrera. Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, las hormigas no están repartidas por todo el planeta, sino que se circunscriben a zonas bastante limitadas. Por lo visto ciertos impedimentos naturales les impidieron expandirse de forma general.


Hormiga Bulldog. Detalle de las mandíbulas-tenaza.
Normalmente las hormigas suelen construir sus nidos en el suelo pero, no gustándoles el encharcamiento permanente donde nidifican, en las junglas y selvas tropicales muchas especies construyen sus nidos en los árboles. En las regiones como Australia, donde muchos animales son de procedencia más primitiva, sucede lo mismo con las especies de hormigas. Por el contrario en Europa o Norteamérica, donde mamíferos y aves están más especializados, también las hormigas evolucionaron y solo existe una pequeña parte del tipo prehistórico en claro proceso de extinción. La hormiga Bulldog, objeto de esta entrada, es pues una variedad indígena australiana.


Su tamaño llega hasta los 3 cm. de largo, pero tiene otros detalles que la hacen más peligrosa. Por lo pronto las grandes mandíbulas, apresadoras y perforadoras, impresionan y mucho a todos los insectos que se ponen a su alcance. Más que para atacar con ellas, su misión es la de sujetar a la presa mientras dirigen hacia ella su abdomen a fin de clavarle su poderoso aguijón. La hormiga Bulldog inyecta ácido fórmico, un poderoso veneno capaz de provocar en el ser humano una dolorosa quemazón que viene a durar no menos de dos días. Hace ya algunos años que se produce un efectivo antídoto, debido a que había provocado algunas muertes en personas alérgicas a su veneno. 

Su aguijón es perfectamente liso, lo que permite picar una y otra vez. Normalmente viven bajo tierra en un gran nido. De color amarronado-rojizo tienen la mitad posterior del abdomen de color negro. Proporcionalmente a su talla, es el animal con el cerebro más grande que existe. Esta hormiga se caracteriza por cazar en solitario, manteniendo incluso una considerable distancia de unas a otras. Su aproximación puede entenderse como una rivalidad que puede provocar la lucha entre ellas. La hormiga Bulldog vive exclusivamente en Australia y Nueva Caledonia, siendo más abundante en Australia oriental. 

Cuando la hormiga está excitada, ante un peligro o presa, las mandíbulas están completamente abiertas y tan pronto como los pelos que las recubren tocan cualquier superficie éstas se cierran a tal fuerza y velocidad que incluso producen un chasquido perfectamente audible. Al abrirse el nido por la mañana emiten estos chasquidos marcando distancias, hasta que unas y otras van alejándose en direcciones opuestas hacia la selva. A más de dos metros de distancias detectan la posible presa o enemigo y proceden al ataque. 


Los insectos, semillas, hongos, etc. son solamente para las larvas, puesto que los adultos no pueden comer alimentos sólidos. La hormiga Bulldog es capaz de levantar 50 veces su peso y 30 veces su volumen. No tiene pulmones y respira por unos orificios laterales. Caso de caer en el agua, puede vivir sin ahogarse hasta 15 días. En algunas tribus se utilizaban en el ritual de iniciación para ver la resistencia del adolescente al dolor. Estas hormigas cuando mueren, siempre caen de su lado derecho... ¿Serán del PP?

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario