28 de febrero de 2012

0618- CRIA CUERVOS Y TE SACARÁN LOS OJOS.

Yo, ya lo he dicho en otras ocasiones, soy un sentimental. Sin embargo, con todos mis defectos, estoy orgulloso de ser como soy. A mi edad he visto ya tantas cosas y me he tropezado con tantos hijos de Satanás, que los mios me parecen defectos de juguete chino, es decir: falta de calidad por problema de materia prima, nada más. No se trata tampoco de hacerme pasar por Santo en nicho de iglesia ruinosa pero, en fin, intento no perjudicar a nadie en particular y por no discutir, soy incluso capaz de dejar perder mis derechos. Tengo demasiado claro lo efímero de este mundo y, no faltándome de nada, miro con burla a quien se pega con otros por unas migajas. Será por eso, porque nada me falta.

Cuando era joven ya era un idealista, bastante diferente a los jóvenes de mi entorno. Un tipo raro, que dicen ahora. Yo jamás le dí una torta a nadie, excepto a uno. Discusiones todas, pero riñas ninguna. Hasta que un día, sin más sal ni más aceite empezó uno a darme cachetes. Yo, sin esperármelo y cegado por el castigo, no sabía qué pasaba ni de donde venían los palos. Sin ver nada, cerré el puño y lo lancé al frente con todas mis fuerzas. El efecto fue contundente y, haciéndose la luz, vi tumbado en el suelo a uno de mis mejores amigos, sangrando por la nariz y llorando como un condenado a galeras. Jamás he vuelto a pegarle a nadie más. Para sacudir el polvo del enemigo no merece la pena ensuciarse. O le destrozas la cara o le dejas ir.

Esa fue siempre mi opinión, motivo por lo cual, deje marchar a quienes debería haber cortado la lengua. Las medias tintas no sirven más que para quemarte la sangre y, claro, si tienes que cortar tantas lenguas... Si hay infierno, allí nos veremos. Los sentimentales, justamente por serlo, sufrimos un poco más que los demás puesto que carecemos de válvula de escape. No hay reproches, ni medias palabras; para los que somos así no existe el color gris. Blanco o negro, nada más.

Los que están próximos a nosotros que elijan si quieren o no, ser nuestros compañeros de viaje. Los que son como yo nunca forzamos situaciones, es más, cuando estorbamos tenemos un sexto sentido que nos lo indica y nos apartamos rápida y discretamente. Hacerlo no es tan difícil puesto que, con quien no congenias, tampoco disfrutas. Y por mucho que se diga, también esto reza para los hijos, a los cuales no les gusta en absoluto que te presentes en su casa sin avisar, mientras ellos si pueden hacerlo y de hecho lo hacen. Ellos tienen su vida y sus planes, en los que los viejos pocas veces tenemos cabida. Por muy buena que sea nuestra relación con los hijos, al casarse o compartir su vida con alguien, cambia su vida y sus relaciones con los padres. Obligatoriamente formas parte de su vida pero en un lugar muy secundario, especialmente porque su nueva compañía nada tiene que ver contigo.

Nuestra generación no tuvo suerte. Nacimos dominados duramente por nuestros padres, sin disponer de una sola peseta y sin libertad de ningún tipo. Nos independizamos endeudados hasta las cejas y dominados por los bancos, a fin de optar a comodidades con las que nuestros padres jamás soñaron. Llegaron los hijos a la buena de Dios y sin programación alguna, mucho antes de que las deudas se saldaran. Educados en esa obligación moral, atendimos a nuestros viejos hasta el final de sus días, sin pedir nada a cambio. Siempre jadeantes, mucho antes de que los viejos marchasen al más allá, teníamos hijos lo suficiente crecidos como para empezar a prepararles para un futuro en el que nosotros nunca pudimos soñar.
Con las manos, como única hacienda, la vida siempre fue dura; una continua pendiente pero, en fin, caminamos como mejor pudimos con la meta puesta en el futuro de nuestros hijos. Lo triste -ojalá me equivoque- es que no confiamos tener compensación por ello.

Los frutos, a la vista están. Plantamos tres árboles y solo tenemos dos, puesto que uno (suele ocurrir) se secó. Todos los campos tuvieron el mismo laboreo, los mismos abonos y los mismos riegos. Las épocas no son siempre iguales, pero sí la voluntad de prepararlos para posteriormente recolectar los mejores frutos. Sin embargo hay árboles que, no se sabe por qué, se tuercen, se contaminan, se mueren. Agentes biológicos externos (oidio, pulgones, cochinillas, etc.) chupan su savia y/o la envenenan. Poco puedes hacer en estos casos. De todas formas, como ya he dicho antes, algunos no somos partidarios de forzar situación alguna. El amor jamás puede imponerse y las falsedades son justamente lo que más aborrecemos quienes tenemos este carácter. Sin embargo yo no doy la culpa a nadie; es la fatalidad, el destino de cada cual. Como la película de Carlos Saura, cría cuervos y... ¡después que sea lo que Dios quiera!.

EL ÚLTIMO CONDILL

27 de febrero de 2012

0617- LA PARODIA SINDICAL ESPAÑOLA.

¡Es que los españoles son muy tontos! -dicen los marroquíes de mercadillo al ver que el español medio, cuando se le pide un precio por determinado artículo, lo paga sin regatear creyendo que ese es el precio que corresponde sin más análisis que fiarse de lo que le dicen.
¡No lo saben ellos bién...!
Con más de 200 países que hay en el planeta, parece ser que tal imbecilidad solo los españoles la cometemos. Nunca el primer precio, es el precio real de las cosas y nunca lo que otros nos dicen es la verdad absolutaa, muy especialmente cuando hay intereses de por medio.

No hace falta ser un lince para darse cuenta que el tema de los Sindicatos es la cueva de Alí Babá pero la gente que nunca hemos creído en ellos, no teníamos los datos suficientes para poder hablar con pelos y señales. Eso sin contar que hay verdaderos fanáticos inocentes con los que tampoco quieres discutir, que piensan que tales golfos no tienen otro quebradero de cabeza que luchar por la defensa de los intereses del trabajador. Por si ser currante y único pilar económico del país -abastecedor de platos y prebendas de todos los sinvergüenzas que viven a nuestra costa- no fuera suficiente, ahora resulta que los jefes de los Sindicatos son señoritos de Rolex y gemelos de oro, que de sindicalistas no tienen absolutamente nada. Los Sindicatos son uno de los mayores holdings empresariales de esta mierda de país que se llama España en el que, quien no corre vuela.

Según revela ABC en el día de hoy, entre UGT y CCOO controlan un entramado empresarial que suma activos superiores a los 240 millones de euros. Las 53 empresas controladas por la patronal más exclusiva y eficiente de este país (Méndez y Toxo) solo en el último ejercicio contable presentaron beneficios por importe de 10.595.000 euros. Eso sin contar a otras seis empresas que, aunque siguen activas por no estar liquidadas, no han presentado cuentas en el Registro.

Ni siquiera hay que buscarle cinco patas al gato para darse cuenta de que, lo que la inmensa mayoría de los trabajadores creen que es una entidad sin ánimo de lucro y cuya finalidad es exclusivamente la defensa de los intereses del trabajador, se trata en realidad de un macro-negocio que, como todos los de su clase, tiene como único objetivo potenciar la flotabilidad de la nave y a los capitanes que la gobiernan, con sus mullidos sillones y abultados sobre a fin de mes para los directivos y empleados inscritos en el paro como otra empresa cualquiera. En este momento, ser sindicalista no es más que pertenecer a una tapadera, a la tramoya de una super-patronal que aparenta estar al servicio del trabajador cuando realmente se trata de una de las empresas más prósperas de nuestro país. Grandes empresarios, magnates que controlan cientos y cientos de millones de euros a través de varios sectores económicos de primer orden, sin producir ni la mina de un miserable lápiz. Trapicheando con el dinero y la sudor de los demás como vulgares zánganos.

Un importante porcentaje de multinacionales como el BBVA o Telefónica y gestión de planes de pensiones privados, están bajo su control. Decenas de sociedades anónimas y limitadas, suman un entramado económico del que ningún afiliado tiene la más remota idea. Las cazadoras y chaquetas de pana de sus dirigentes no son más que vestuario teatral; utillaje escénico con el que caracterizar al personaje sindical que se representa. Pueden codearse y se codean con los grandes de España, porque ellos forman parte de quienes componen una élite que nada tiene que ver con el sindicalismo.
El sindicalismo es la parodia nacional, una obra de teatro representada por los mejores "actores" de la comedia española. Ciertamente y visto lo visto, no se comprende como es posible que todavía tengan afiliados.

Desde luego, ¡hay que ser ingénuo para, dejando los platos de tu mesa medio vacíos, apoyar a estos tunantes con tu dinero!. Los Santos Inocentes ya no es pues una Festividad que se celebra el día 28 de Diciembre de cada año, sino la lista de tontos que dejan parte de su sueldo y esfuerzo diario para engordar la barriga y la cuenta corriente de cuatro listos que viven de sus mentiras y medias verdades, haciéndoles creer que viven y trabajan por y para ellos. Efectivamente trabajan para ellos, ¡para ellos mismos, quiero decir!. Está visto que con tantos palos, al final no podremos creer en nada ni en nadie. Cuando llegue ese día, ya no pagaremos en los mercadillos el primer precio que nos pidan por las cosas... (Ya sería hora)

EL ÚLTIMO CONDILL

25 de febrero de 2012

0616- TODOS, NO SOMOS IGUALES.

A mí que nadie me hable de rumores. O tienes pruebas palpables o a callar. Afortunadamente y aunque solo sea desde el punto de vista judicial, lo bueno de la Democracia es que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. El tiempo de dictaduras y dictadores quedó atrás, aunque alguno de ellos no haya muerto todavía. Gracias a Dios, los que quedan son pocos y viejos. Lástima que la lengua sea justamente uno de los órganos que más tarda en envejecer. Quizás por eso en la antigüedad era bastante frecuente cortarla, única forma de hacer callar a los facinerosos de turno que vivían y medraban con el linchamiento de los demás. No amigos, no. Para bien o para mal, todos no somos iguales.

De momento Iñaki Urdangarín,
Duque de Palma y yerno del rey de España, ha demostrado que su cobardía no era tanta como algunos medios de comunicación le atribuían y aunque, justamente porque no todos somos iguales, el juez (a petición de quien sea) le había concedido la gracia de ir en coche hasta la puerta de los Juzgados, ha preferido echarle coraje al asunto e ir a pie, como van todos los imputados.
Muy bien. Hay que reconocer que ha sido un buen comienzo... Ahora queda una batalla por ganar, si puede, cual es la de limpiar el honor mancillado en las especulaciones sobre su culpabilidad en las irregularidades del "Caso Nos". Una posible desviación de fondos que habrá que demostrar ante el juez, para posteriormente probar quien la llevó a cabo.

Después, quien tenga que pagar, que pague. Sea Duque o Perico el de los palotes. Pero nada de mentiras o medias verdades. Que pague el culpable o que pague quien calumnia pero, ante acusaciones tan graves, alguien tiene que pagar. Fácil no lo tiene Urdangarín porque, al parecer, hay pruebas irrefutables y declaraciones de otros acusados que, como él, están imputados en el asunto. Pero que se esclarezca la verdad. Que una cosa es acusar a otros e irse de rositas y otra muy distinta reconocer tu colaboración en el delito. De todas formas, mientras no se demuestre lo contrario, no hay culpable. Hasta ahí si que deberíamos ser todos iguales aunque, curiosamente, en el momento actual es justamente el personaje público es el que más rápidamente queda situado en el punto de mira.

El testimonio de quienes organizaron la trama y que reconocen haber aportado ideas para su elaboración, deja muy pocos resquicios al Duque de Palma por los que escapar a la Justicia, pero todo está por determinar y nadie debería ser Juez y parte mientras los hechos no queden probados y condenados.
La gente y muy especialmente los medios de comunicación, no deberían anticiparse a los acontecimientos. Es más, tal proceder debería estar prohibido y perseguido por la Ley, puesto que es mucho el daño que puede realizarse a personas que ¿por qué no?, pueden ser inocentes. La presunción de inocencia solo se aplica a los delincuentes habituales y a quienes viven en la anarquía más absoluta. La prensa actual es tan dada al sensacionalismo que olvida que el linchamiento, si corresponde, viene después de que el juez se pronuncie, no antes.

EL ÚLTIMO CONDILL

24 de febrero de 2012

0615- LA COLEGIATA DE SANTA ENGRACIA.

Sainte Engrâce (antiguamente Urdaitx) es un pequeño municipio francés de los Pirineos Atlánticos y de la región de Aquitania, provincia vasco-francesa de Solá. Realmente se trata de dos aldeas distribuidas en varios caseríos que suman en total menos de 200 habitantes: Sainte Engrâce Bourg y Sainte Engrâce Caserne. Pero no es el pueblo ni el maravilloso valle lo que nos interesa en el día de hoy...
El nombre de Sainte Engrâce está estrechamente ligado al de su iglesia, restos de una antigua Colegiata de gran importancia en la Edad Media, por ser una etapa significativa del Camino de Santiago.

Al parecer Santa Engracia, fue una bella y casta joven capturada el año 303 por facinerosos a las órdenes de un amante despechado, cuando se disponía a viajar cruzando los Pirineos, en busca de su prometido el duque de Narbona.
Tras martirizarla y darle muerte, como prueba del trabajo realizado, le cortaron un brazo y se lo llevaron consigo para darlo a quien les pagaba pero, al llegar a Urdaitx y pensando que pronto empezaría a descomponerse, procedieron a enterrarlo bajo un roble.
Al igual que sucede en otros mitos fundacionales, parece ser que un buey desenterró el brazo años después, con la natural sorpresa de que el miembro estaba incorrupto. 
Siendo entonces común la creencia de que el roble era un árbol sagrado, se levantó allí un oratorio pre-cristiano, donde se veneró el supuesto milagro durante cientos de años.


La referencia más antigua que existe es del obispo Odón de Benac (1083-1101) que nos cuenta que en Urdaitx ..."había una colegiata que contaba con 12 canónigos". Otro documento nos cuenta que, en 1.085, el rey de Aragón Sancho Ramírez se apoderó de la región y puso la colegiata bajo el control del monasterio navarro de Leyre. El máximo esplendor de la Colegiata llegó a mediados del siglo XII puesto que, siendo parada obligada del camino de Santiago, adherido a sus paredes contaba con hospital de peregrinos. También fue punto de encuentro y romería de toda la comarca, a la que solían acudir los príncipes de Navarra, Aragón y Bearm.

Las innumerables alternancias políticas de la zona pirenaica fueron degradando poco a poco la colegiata. En el siglo XIV, en la Guerra de los Cien años, hubieron en la zona graves confrontaciones entre Inglaterra y Francia; en el siglo XV también se enfrentaron franceses y castellano-aragoneses por el control de Navarra; en el siglo XVI las Guerras de Religión, nada menos que ocho (1562-1598) asolaron completamente Francia. La reliquia de Santa Engracia desapareció, cesaron las peregrinaciones a Santiago y se derrumbó el Hospital adyacente a la colegiata...


El Estado confiscó la colegiata y posteriormente la vendió. La iglesia, un espacio difícilmente aprovechable, quedaba abandonado a su suerte. Casi tres siglos después, cosas de la historia, sería clasificada por el gobierno francés como Monumento Histórico. (1.841)
Santa Engracia es un monumento románico vasco-francés del siglo XI, de planta rectangular y tres naves, cada una de las cuales termina en un ábside semi-circular y torre campanario cuadrada.



Aunque mirándola frontalmente no es muy agraciada, es de gran interés el portal y los doce capiteles historiados que adornan el interior aunque, debido a las numerosas restauraciones, hay muchas dudas de que éstos ocupen su lugar original. Como era costumbre en las iglesias pirenaicas, el pequeño cementerio local está situado junto a la propia iglesia y salpicado de las típicas estelas discoidales de la época.
Cosas interesantes que, si pasamos por la zona, no debemos perdernos...

EL ÚLTIMO CONDILL

23 de febrero de 2012

0614- NUESTRA VERDAD, NO ES LA DE TODOS.

Valencia es en este momento objetivo de políticos fracasados que, aún así, se resisten a trabajar para comer. Ante la imposibilidad de caminar por las vías normales de la Democracia y la libertad que los españoles nos dimos al aprobar la Constitución de 1.978, los belicosos anarquistas orquestan manifestaciones de jóvenes y ancianos que, inocentes, cantan al son que ellos tocan.
Porque también en política existe la mafia. Mucho más dura e intensa que en otros puntos de la vida diaria, puesto que son muchos y muy importantes los intereses que allí se barajan. Y cuando digo intereses, no me refiero solo al hecho de encabezar con su foto una noticia ¡que también!, sino a intereses de verdad, a dinero contante y sonante.

La carga policial, que por supuesto todos hemos visto en televisión y que consideramos de todo punto excesiva, fue provocada por los convocantes y de forma tan agresiva que de no haber respondido la policía tan duramente, los heridos hubieran sido los mismos, pero entre los propios policías. Porque la manifestación no fue otra cosa que una acción política, diseñada de antemano por facciones ajenas al alumnado del Instituto Luis Vives.
Se trata de política pura y dura, en la que se agazapan miembros de la izquierda más radical, anarquistas que buscan la connivencia de la juventud para arrimar el ascua a su sardina. Si toda la política es sucia de por sí, no buscando más que el propio interés de quienes la mueven, ésta es la versión más asquerosa de todas ellas. Es el interés estrictamente particular de quienes mueven los hilos y la dura consigna del caiga quien caiga. Ahí no hay subterfugios ni medias tintas, la lucha por la desestabilización es a muerte.

Los alumnos del Instituto Luis Vives de Valencia, no tienen ni una sola carencia más que los ubicados en otras partes de la Comunidad ni del Estado. El instituto no solo tiene calefacción, sino que está al corriente de pago. Esta y otras consignas están orquestadas por fracasados que viven de la contrapolítica, por lo que los arrestados el día del altercado policial no son alumnos del colegio en cuestión. La revuelta, bautizada por el partido Compromis como "Primavera valenciana", está basada en el engaño a los alumnos de Luis Vives en particular y a la opinión pública en general, no teniendo otra meta que la de buscar el enfrentamiento y la desestabilización del gobierno en el poder autonómico y estatal.

A tal objeto llegaron en su momento a la ciudad de Valencia un importante número de elementos que orquestan las manifestaciones y revueltas callejeras que todos conocemos, allá donde se les necesita.
Sí es cierto que el claustro de profesores del Luis Vives, afectados por los recortes de la Generalitat Valenciana en una media de 150 euros mensuales, han colaborado en el éxito de las manifestaciones denunciando la represión policial, han dado facilidades al alumnado para que participe en las protestas y les han alentado a reclamar reivindicaciones en las que solo buscan descargar su propio descontento.

Incluso hay una investigación en marcha para esclarecer su posible oferta de aprobados y no sanción de aquellos que faltaron a clase por ir a la algarada. Aún así el éxito de ese profesorado descontento y belicoso, no ha obtenido el éxito deseado puesto que la mayor parte de los alumnos optaron por quedarse al margen. De hecho, solo uno de los detenidos en las manifestaciones era alumno del citado Instituto.
Una vez más, los intereses propios se anteponen a los generales y se busca la confrontación política, callejera y policial. Para el reclutamiento de tales orquestas nunca faltan músicos y si quien dirige el cotarro ya es amigo y compañero de buena parte de ellos, más fácil todavía.

Lo que España y el mundo hemos visto en las imágenes televisivas, es una parodia que para nada refleja la realidad de unos estudiantes a los que nada les falta y que, como simples marionetas, han estado dirigidos por otros estamentos que ni ellos mismos conocen. Gente ambiciosa, que busca en estas confrontaciones la relajación que no les da el trabajo normal. Una situación sin remedio puesto que esa relajación que el trabajo y correspondiente cansancio proporcionan, no será nunca medicina adecuada para su mal. A tal efecto sería conveniente que pidieran en la farmacia unas pastillitas que vienen como anillo al dedo. Antidepresivos, creo que se llaman...

EL ÚLTIMO CONDILL

22 de febrero de 2012

0613- EL MISTERIO DE ISLA BERMEJA.

Mapa de 1.846.
Isla Bermeja (la isla fantasma) figura en multitud de mapas y documentos históricos desde los primeros años del descubrimiento de América. Tan solo era un peñasco sin importancia que los mapas históricos sitúan a unos 100 Km. al noroeste de la península de Yucatán y que parece haber desaparecido. Según el historiador y cartógrafo Michel Antochiw Kolpa uno de los primeros mapas que incluyen la isla Bermeja pertenece a la cartografía portuguesa del siglo XVI. Concretamente se refiere al mapa de Gaspar Viegas, del año 1.535 y que se conserva en el Archivo di Stato, en Florencia (Italia).

Mapa Nicolás Sanso. (1657)
En otro mapa, en este caso de Sebastián Caboto de 1.544 e impreso en Amberes, se consigna en ese área marítima la existencia de la isla Bermeja, la isla Triángulo, la isla Arenas, la isla Negrillos y el Arrecife Alacranes.
La citada isla figura desde el siglo XVI como parte del Estado de Yucatán. Sin embargo, en la cartografía del Golfo de México del siglo XVIII ya no figura la isla Bermeja, ni la de Negrillos. Tampoco en los mapas de Nueva España (1.772) aparece ninguna isla al norte de isla Arenas, como tampoco aparece en las cartografías de principios del siglo XIX realizadas a cuenta de España por Ciriaco de Cevallos (1.805).

La controversia principal ocurre porque la isla está registrada desde 1.864 en la edición gubernamental de la Carta Etnográfica de México y también en el libro de Islas Mexicanas editado oficialmente por la Secretaría de Educación Pública que, en su página 110, la ubica a 22º 33' latitud Norte y a 91º 22' latitud Oeste, con la indicación de que algunas agencias federales de Estados Unidos niegan su existencia...

Su desaparición es un hecho que en circunstancias normales no tendría mayor trascendencia, pero intereses políticos y económicos por valor de billones (con B) de dólares hacen que no todos lo tengan claro, puesto que el valor asociado a dicha isla es incalculable.
La existencia o no de Isla Bermeja cobra interés cuando el presidente de México, Ernesto Zedillo negocia con su homólogo estadounidense Bill Clinton un Tratado sobre delimitación de la Plataforma Continental y en el que México sitúa la isla Bermeja como punto de lanza territorial. De haberse hallado dicha isla, las aguas territoriales de México hubieran supuesto las cuatro quintas partes del Hoyo de la Dona occidental, una región del Golfo de México con grandes reservas de petróleo y gas natural.

Cuando en 1.997 arrancaron las negociaciones, el islote de la Bermeja no estaba allí donde los mapas lo situaban desde el siglo XVI. Ante tan sorprendente desaparición las autoridades mexicanas, que naturalmente nunca habían ido a visitarlo, ordenaron la localización del mismo a la armada y a diferentes entidades investigadoras, todas con resultado negativo lo que hizo que, a la firma del acuerdo, el área de interés y la riqueza de sus fondos marinos quedara en poder de Estados Unidos; lo que significaba para México una perdida de 22.000 millones de barriles de petróleo. Nada podía refutarse, la isla y el consiguiente linde, habían desaparecido y con ellos México perdía el 15% del Hoyo de la Dona que, de acuerdo con la cartografía histórica mundial, era de su propiedad.

¿Alguien necesita algunos mapas más?. Los hay a decenas, de todos los países y de todas las épocas. Ir allí ya es otra cosa. Nadie podrá fotografiar o visitar la Bermeja, sencillamente no existe. Como es natural, la desaparición de Isla Bermeja ha estado alimentando toda clase de especulaciones conspirativas. Un islote que había figurado en las cartografías desde cuatro siglos atrás (1535-1946) desaparecía de pronto sin dejar rastro alguno. (?)
La Isla Bermeja se había evaporado. ¡Maldito dinero y malditas conspiraciones!


Realmente no desaparecía de pronto, sino cuando verdaderamente su propiedad tenía interés para todos...
Se exigió la apertura de una investigación oficial, al tiempo que las voces de los senadores apuntaban a teorías sorprendentes: Voladura de la isla, connivencia entre quienes negociaron el Tratado...
- Existen sobradas sospechas de que la inmersión ha sido provocada por el hombre -decían unos.
- ¿Son los gringos capaces de haber hundido la isla para quedarse con el petróleo mexicano? -se preguntaban otros.


Científicos del Instituto de Geofísica mexicana (UNAM) dijeron que la desaparición de la pequeña isla mediante la explosión de una bomba de hidrógeno era posible, pero poco probable. Sin embargo, teniendo en cuenta su pequeño tamaño y la posibilidad de que fuera de tipo arenoso, no se descartaba su desaparición natural.
Curiosamente, la explicación científica oficial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI) es que la isla nunca existió (?) o fue confundida con otra. (?)


Dudas sobre esta última opinión: TODAS. Lejos de defender versiones e intereses mexicanos que apunten a los manejos de los servicios secretos estadounidenses, se impone a la población la idea de que el misterio obedece a un error cartográfico, que se ha perpetuado a lo largo de casi cuatro siglos. ¿Es que en cuatrocientos años, nadie fue nunca a conocer dichas islas?. Porque, para colmo de burla, tampoco la Isla de Negrillos aparece. Pero, ¿que clase de gobierno hay en México?. Por Dios que, ni aún creyendo que esa versión sea la correcta, puede ni debe hacerla pública un estamento oficial mexicano, salvo que... ¿Quien les paga el sueldo a los responsables de INEGI?.
Vamos es que esto, ¡lo cuentas y no se lo cree nadie...!

EL ÚLTIMO CONDILL

21 de febrero de 2012

0612- LOS MOSQUITOS DE MALAWI

Foto satélite ENVISAT.Con 560 Km. de largo y hasta 80 de ancho, el lago Malawi es el noveno más grande del mundo y tercero del continente africano. Sus aguas, además de Malawi, bañan la costa de Mozambique y Tanzania.
El lago era llamado por los nativos Nyassa, que significa "la luz reflejada". Su descubridor europeo, el misionero escocés David Livingstone, lo llamó también "Lake Nyassa" aunque, en su honor, en Inglaterra es conocido por el "lago Livingstone". Con 700 metros es uno de los más profundos y el más viejo del mundo.

Importante enclave del lago son las islas Likoma y Chizumulu, ambas muy pobladas y puntos turísticos importantes, que son
hábitat preferente de milenarios baobab, árboles de hasta 40 metros de circunferencia que pueden vivir hasta 4.000 años y que se ahuecan con la edad, convirtiéndose en grandes depósitos que pueden almacenar hasta 6.000 litros de agua. Otro interés especial de la zona son las numerosas especies de cíclidos, población piscícola endémica del lago, de los que hay cerca de 600 especies. De ellas los hay herbívoros y carnívoros. Ambas especies tienen dos pares de mandíbulas, una en la boca para raspar las rocas y mordisquear las algas allí adheridas y otra en la garganta, para triturar la comida antes de tragarla. Claro que todos no son tan pacíficos.

Hay otras especies más agresivas, alguna de las cuales se alimentan pequeños crustáceos, pero también de escamas que arrancan de las partes laterales de sus presas, algunas veces sus propios congéneres. También éstos tienen esa doble mandíbula y una conducta reproductiva bucal. La hembra mantiene dentro de su boca los huevos fecundados y asegura el alimento de las crías que no soltará hasta pasados 2o días de su eclosión. De todas formas estas especies siguen cuidando la prole hasta mucho después ya que, ante cualquier amenaza de predadores, las crías se esconden en la boca de la madre, que las soltará al desaparecer el peligro. Sin embargo lo que, indirectamente, nos trae hoy aquí no es el comportamiento de estos peces, sino el grandioso banquete que se zampan durante los días de luna llena en la estación invernal.

Expertos turísticos califican el lago Malaui como uno de los más bellos del mundo y lo hacen en base a la claridad de sus aguas, a los miles de especies que la habitan y al entorno en el que está situado. A los cientos de pueblos que salpican su costa, todos ellos viviendo de la cada día más escasa pesca y en una de las pobrezas más extremas del planeta.

Pero el país tiene otra pecularidad: las inmensas nubes negras del lago Malaui. Unas nubes que no son de vapor pero tienen mucho que ver con el agua; exactamente con la caída unas semanas atrás y que hace eclosionar a miles de millones de mosquitos hasta el punto de convertirse en auténticas nubes de insectos. Tal concentración no tiene otro objeto que el de reproducirse, para posteriormente morir cayendo en la superficie del lago convirtiéndose entonces en delicioso maná para los peces que anualmente esperan el sabroso y nutritivo milagro. A bordo del "Ilala", barco que se dedica entre otras cosas al transporte de viajeros, se muestran ante el sorprendido turista de Malawi las espectaculares nubes de mosquitos que en los atardeceres de luna nueva invaden la superficie del lago.

Durante la cópula de los "mosquitos con penacho", el lago parece humear. Tras el fogoso encuentro los amantes se precipitan exhaustos a la superficie del lago, las hembras ya fecundadas, donde morirán. Allí miles de peces esperan el festín, atiborrándose de tan sabroso manjar. Poco le importa a la naturaleza semejante depredación. Millones de larvas saldrán indemnes del atracón de los cíclidos y repetirán en un futuro próximo el ciclo de la vida y de su especie.

Allí donde están las nubes de mosquitos, están los cíclidos esperando que la despensa abra sus puertas, pero alguien más también está al acecho... Los pescadores de Malawi no ignoran el fenómeno, saben lo que ocurre y los beneficios que de ello pueden sacar. Pasimoniosamente preparan sus redes en un gran círculo que van estrechando poco a poco, a la vez que lo aproximan a la orilla. La concentración de peces es de tal magnitud que el resultado es una abundante pesquera con la que alimentarse, sacar un buen dinero y hasta poner una parte en salazón para épocas menos boyantes. Como ya se ha dicho tantas veces, así es la vida en este mundo. Nacer, crecer, reproducirse y morir. No hay más...

EL ÚLTIMO CONDILL

20 de febrero de 2012

0611- LA HIPOCRESÍA SINDICAL.

El invento sindical fue una gran idea (y muy necesaria) para defender los derechos de los trabajadores. El problema es que, al estar dirigido por políticos de tercera división, iba a sufrir las mismas hipocresías y abusos que comporta la profesión política, con el agravante de sus mediocres resultados. Parecidos perros con diferentes collares, que van a su bola. Que nadie pues, les tenga lástima alguna. Viven del cuento (suyo) y de la ignorancia de los demás y viven bien, muy bien. Para que así sea, lo principal es tener medios suficientes, los que ellos disfrutan. Como los curas de las diferentes religiones que inundan el planeta, dicen una cosa, piensan otra y hacen la que a ellos les conviene. Y mientras tanto los inocentes trabajadores, a currar y a recibir porrazos en huelgas y manifestaciones para salvarles a ellos las espaldas y sus privilegios.
¿Alguien ha visto que Méndez o Toxo recibieran alguno de esos porrazos?.

Su vestimenta -el disfraz que lucen en sus actos públicos- es el que corresponde a quien dice defender los intereses del trabajador y comprado en los mismos almacenes donde se aprovisionan los políticos en fecha previa a las elecciones. El traje de alpaca se deja en casa para mejores ocasiones.

Ellos dicen pensar y hacer, lo que ni piensan ni hacen. Lo de predicar con el ejemplo es una más de las tonterías que decimos los imbéciles currantes. Mandan los nuestros... ¡a callar!. Mandan los otros... ¡a la calle!.
¿Y para qué sirve todo esto?. Para nada bueno. Porque cuando el río lleva agua todos bebemos pero, cuando ésta escasea, siempre beben los mismos. Nadie, en su sano juicio, emplea gente sin necesitarla y los Sindicatos menos que nadie. Porque los Sindicatos también son una empresa, de sinvergüenzas y sin producción alguna, pero empresa al fin y al cabo, ¡y de las grandes!. Lugar donde se lucha por los privilegios (suyos) y donde se reparten tortazos por acceder a los mejores lugares del escalafón. Allí hay jefazos, jefes y jefecillos, todos ellos con sus sueldazos y prebendas.

Y los de siempre, ¡al taller, a la fábrica, a la mina...! Pero no todos ¡ojo! Los "liberados sindicales" pueden quedarse en casa durmiendo la mona del día anterior. ¡Esos no fichan...! Esos van en cabeza de las manifestaciones ¡eso sí! y nosotros, más atrás pero también. Si te dicen que te eches a la calle... ¡hala!, como perritos falderos a obedecer. Porque "esos son los buenos" y su verdad es la verdad. Los demás "son los malos" y su verdad es la mentira. ¿Por qué?
La explicación es muy simple. El trabajador no es que sea tonto, ni mucho menos. Lo que ocurre es que, el pobre, no tiene tiempo ni de pensar... La mujer, los hijos, la hipoteca, la letra del coche, la de la lavadora, etc. no le permiten pensar. Cuando te queda un minuto libre y si hay algo de calderilla en el bolsillo del pantalón, das un puñetazo en la mesa y tras la consiguiente maldición bajas al bar de la esquina y te tomas una caña con los amigos sacándote de encima, aunque solo sea durante unos minutos, la espina de tu desgraciada existencia.

Mientras el currante se toma esa caña o ese chato de vino, los representantes sindicales y los de la patronal, degustan los mejores caldos y los más deliciosos manjares en los restaurantes más exclusivos, al tiempo que estudian la estrategia a seguir para que el afiliado esté contento... ¡No sea que se nos espabile la plebe y se rompa la cuerda!. ¿Estaremos ciegos los currantes?.
Ciegos del todo no estamos pero, buena vista no tenemos. Los viejos tienen algún principio de catarata y la lista de espera para operarse es larga. Los más jóvenes tienen la arenilla propia de la inocencia y del trabajo díario al que no se puede faltar para llevar el pan a su casa y la esperanza de que algún día cambien las cosas.

Como los agricultores, miramos al cielo esperando que la cosecha del año siguiente sea mejor.
- No sobra nada, pero vamos aguantando ¡Que no falte el trabajo! -dice resignado el trabajador. El año próximo Pepito cumple cinco años y María ya toma su primera comunión. A ver si con un poco de suerte, este año podemos ir unos días de vacaciones a la playa...
Y así van pasando los años.
Ese es el día a día del trabajador. Letras y más letras, mientras los representantes sindicales se ríen de todos nosotros, con vacaciones todos los días del año y con viajes y dietas pagados. ¡Que mierda de vida... cojones!

Ahora, como maloliente basurero descontrolado, leo en el periódico que UGT y CCOO despiden a muchos de sus trabajadores... ¿Es que se ha perdido la vergüenza, o es que no la tuvieron nunca?. Antes de tomar medidas de flexibilidad interna para repartir el trabajo y el dinero disponible, los amigos siguen cobrando, mientras que otros son echados ¡a la puta calle!. ¿Alguien pensó que era imposible que tales procedimientos ocurrieran en aquellos lugares donde se critican estos procederes?. Pues no amigos, no. En todos los sitios cuecen habas y en los Sindicatos más todavía. En la profesión política no hay medias tintas... ¡O eres de los míos o estás contra mí!. Así funciona una profesión que los inocentes trabajadores miran como santo en nicho de iglesia.

Según datos reflejados en dicho periódico, entre CCOO y UGT despidieron el pasado año más de 500 trabajadores. Esos 20 días de indemnización por año trabajado, que les dicen a sus afiliados que es injusta e improcedente, es la que ellos mismos aplican a sus trabajadores.
Según ABC, solo en Aragón CCOO aplicó un ERE a 123 de sus 138 trabajadores. El 89% de la plantilla, una minucia.
¿Acaso alguien se extraña?.
Milagros no hace nadie y, como he dicho antes, nadie emplea gente a la que no necesita. Tampoco aquellos que, como los Sindicatos, tienen importantes ingresos (llovidos del cielo) sin necesidad de producción alguna.
Cuantos menos seamos a más saldremos...

EL ÚLTIMO CONDILL