9 de diciembre de 2012

0868- LOS TEMPLOS DE BAGÁN.

Incluso la propia neblina es allí espectacular. Hasta 13.000 pagodas se dice que hubo en esta ciudad, en la que diversos reyes compitieron durante casi tres siglos (XI al XIII) por ver quien de ellos construía mayor cantidad y más alta categoría. Sin embargo las actuales autoridades del lugar, parece que tienen mejores cosas que hacer que cuidar su inmenso patrimonio. Bagan, antiguamente Pagan, fue capital de varios reyes birmanos. La antigua ciudad está situada a 145 Km. al sudeste de Mandalay, la segunda ciudad más importante de Birmania. Regida actualmente Birmania por una dictadura militar, Bagan ha visto restaurados algunos de sus templos, pero sin atender a los estilos arquitectónicos originales y empleando materiales actuales que nada tienen que ver con su época constructiva. Para completar el desvarío, la Junta Militar ha construido, dentro de la misma ciudad monumental, un moderno hotel de gran lujo, un campo de golf y una autopista. El hotel de 61 m. de altura pertenece, como no, al yerno del jefe de la Junta.


Así funciona este mundo de locos en el que unos hacen, otros deshacen y otros impiden que se haga. ¿Será posible algún día, que la raza humana unifique criterios y sean todos de ideas parecidas y objetivos comunes?. Siempre dije que costaría miles de años y millones de vidas, pero que algún día se llegaría a esa unificación. Claro que eso era cuando yo era más joven; hoy ya no lo tengo tan claro. Solo, quizás, cuando los niños sean fabricados en laboratorio según necesidad y no como resultado de un polvoriento descuido.
- Para la próxima semana, produciremos 58 fontaneros y 14 maestros de escuela. Tenemos un ligero excedente de electricistas; habrá que preparar un centenar de mecánicos y cuatro docenas de técnicos de laboratorio. Ya sabes la fórmula Pepe... Medio de fluido alemán, cuarto y mitad de sueco, 1/10 de norteamericano, un chorrito de español y tres gotas de irlandés. Agitas ligeramente en una probeta china y lo pones directamente en la máquina de inyección prenatal.
Perdón por esta broma, sin gracia y fuera de contexto. (Se me va la olla). Vuelvo a Bagan...


Esta antigua y enorme ciudad palaciega se encuentra en la llanura central de Myanmar, Birmania. A pesar del abandono y la desidia todavía se conservan en pie más de 2.000 pagodas, lo que nos da idea de lo que esto pudo ser ocho siglos atrás. Tampoco el turismo tiene gran interés para la dictadura militar y la seguridad es escasa. No es pues demasiado aconsejable viajar a esta parte del mundo, por grandiosos e increíbles que sean estos monumentos. 


Ni la seguridad ni las infraestructuras turísticas aconsejan el viaje, por mucho que el disfrute de estos templos se pueda hacer casi en soledad, sin pagar entrada y sin colas interminables. Como se ha dicho anteriormente, el egoísmo y la estupidez humana ha construido el polémico hotel y su campo de golf adjunto, entre los templos, las pagodas y estupas que hablan de culturas milenarias y que demuestran que la inteligencia y el buen gusto no es justamente algo que haya progresado con el tiempo en este país asiático tercermundista.


El Templo de Thatbyuinnyu es el de mayor altura (61 m.) y fue construido a mediados del siglo XII. Fue reconstruido en 1.979 tras el terremoto que asoló la zona. Sin embargo, para los estudiosos de las antiguas culturas de sudeste asiático el principal interés no está en la altura de un edificio, sino en la historia y riquezas arquitectónicas que contenga. 


El Templo de Dhamanyangyi (s.XI) destaca por ser el más macizo de todo el complejo. Está construido en ladrillo y es el que ofrece la imagen más finamente lograda con estos materiales. Sin embargo la joya arquitectónica de Bagan es el Templo de Ananda, construido en 1.091 por el rey Kyanzzitha y también reconstruido en 1.979. Se encuentra sobre una base de 54 m. de lado y se compone de diferentes terrazas que se elevan a 51 m. de altura y se coronan mediante una cúpula dorada. 


En el centro del cubo, cuatro estátuas de 9,5 m. de altura representan a buda alcanzando el nirvana. Solo dos de ellas son originales.
Ya que ver todos los templos es casi imposible, algunos viajeros aconsejan visitar los más interesantes. El turismo empieza a entrar y te ofrecen incluso una excursión en carruaje que te lleva a los más notables. 
Después, ya a las afueras de Bagán, está el Templo de Ananda uno de los más grandes y sin duda el más hermoso, con sus budas y los relatos de los monjes que hablan de las cuevas que habitaban siglos atrás en la cordillera del Himalaya. Fue restaurado en el siglo XVIII y nuevamente en la conmemoración del 900 aniversario. Es templo y monasterio, rodeado de una imponente muralla que protege los numerosos edificios que contiene. Con forma de cruz griega, el edificio es muy simétrico. El lugar es enorme y precisa de constantes reparaciones. Para quien no pueda resistir la tentación de ver esta riqueza arquitectónica sin igual, decirle que hay tours guiados que solo admiten una pequeña donación. Total... ¡Que habrá que hacerse el ánimo e ir a verlo!

EL ÚLTIMO CONDILL


No hay comentarios:

Publicar un comentario