20 de mayo de 2012

0684- EL ARCA DE NOE.

En el caso de que se produjera un nuevo diluvio, no hay de qué preocuparse. El Arca de Noé, que ya salvó una vez al mundo de tan abundantes lluvias que todo quedó bajo las aguas, ha aparecido y en perfecto estado de conservación. ¡Estamos salvados! 
Solo un pequeño fallo, que alguien se encargará de subsanar y es que ¡claro! como es tan antigua, carece de refugio nuclear. Pero ya deben estar trabajando en ello... Personalmente y ya desde muy niño me sigo haciendo la misma pregunta. ¿De donde saldría tal cantidad de agua para inundar todo el planeta?. Porque para conseguirlo, superando incluso las cumbres del Himalaya, haría falta una masa de agua que superara los 8.000 metros de altura a lo largo y ancho de todo el globo. ¡Hummmmm... mucha agua me parece, para estar arriba en forma de nube y para estar debajo en forma de agua!. ¿Tan fáciles de engañar eran las gentes del pasado, o es que si no asentían a todo cuanto les decían les arreaban cuatro garrotazos?. ¡Será lo segundo..!

El hallazgo
Total, ¡que el Arca vuelve a estar entre nosotros!. La garantía de autenticidad es del 99% -que no es moco de pavo- ya que la prueba del Carbono-14 le da una antigüedad de 4.800 años, coincidente por tanto con los datos del Antiguo Testamento, pero no los suficientes para dejar contenta a la comunidad científica -que son todos unos "descreídos". Aquí lo que interesa, a algunos, es que la fecha sea coincidente con lo que dice la Biblia, ya que lo que diga ésta es lo que va a misa. Lo más extraordinario es que el Arca se encuentra en perfecto estado de conservación -buena madera, si señor- y por lo tanto con sus diferentes camarotes y pesebres. Como buen capitán, Noé sería seguramente el último que abandonó el Arca, por lo que no se ha encontrado a nadie en la citada embarcación.

- Hemos encontrado el Arca de Noé! -gritó el chino (no podía ser otro) Yeung Wing-Cheung, integrante del grupo arqueológico ante el hallazgo de Ararat.
Después de tantos falsificadores como ha habido a lo largo de los tiempos... ¿Será efectivamente ésta el Arca que salvó a Noé y a sus muchachos?. 
En Monte Ararat es la denominación que le da la Biblia a un macizo de más de 5.000 metros de altura y que en la zona se denomina "Gran Montaña del Dolor". En sus inmediaciones coincide una cuádruple frontera entre Turquía, Irán, Armenia y Azerbayán. La Biblia nos dice que es en la cima de esta montaña donde se posó el Arca de Noé, en la que navegaban un macho y una hembra de cada uno de los animales que pueblan nuestro planeta. A la salida del sol, tras cuarenta días y cuarenta noches de lluvia ininterrumpida, el Monte Ararat fue el primer punto de tierra que divisaron los navegantes tras el Diluvio Universal y bajaron ante la insistencia de las damas.(?)

Tantos millones de viajeros no podrían bajar todos a la vez de la gigantesca Arca y seguramente debieron organizar varios turnos para poder aliviarse en tierra firme. Desde entonces el Monte Ararat es el símbolo nacional del pueblo armenio que denomina a su país Hayastán. (Tierra de los hijos Hayk, uno de los hijos de Noé). Esta ciudad, entonces fortaleza, fue fundada el año 782 a.C. por el rey Urartu Arguishti I, con el nombre de Erebouni, siendo una de las ciudades más antiguas del mundo, nunca dominada por los escitas y principal centro de poder de la Dinastía Aquemérida. 

A partir del siglo VII a.C. la fortaleza, bajo dominio persa, cambió su nombre por el de Yereván o Ereván, que ha permanecido hasta nuestros días. Sin embargo, tras el cambio de fronteras entre Turquía y la Armenia soviética de 1.921, el Monte Ararat quedó en el lado turco. 
- ¡Mecachis en la mar...! 
Cuando sopla el viento desértico y desaparecen las brumas, desde la capital de Armenia (Ereván) se divisa el adorado Monte Ararat y los turistas adquieren postales de la ciudad con el monte al fondo, en un intento de devolver a sus orígenes tan añorado tesoro. Después de casi un siglo de tan triste pérdida y debido al antagonismo existente entre Turquía y Armenia hace que sean muy pocos los armenios actuales que lo hayan pisado.

Así están las cosas. Muchos han sido los que buscaron la reliquia pero las condiciones pocas veces han sido fáciles. Era zona militar reservada hasta hace bien poco y punto de operaciones de la guerrilla kurda del PKK, a la que se suman las condiciones de frío extremo que impiden la escalada en época de nieves y que se prolonga durante más de nueve meses al año. Como no podía ser de otra manera el hallazgo ha despertado el escepticismo entre los científicos y entre los geólogos que, dando por buenas las pruebas del Carbono-14, no coinciden con fecha de ningún cataclismo de ese tipo en el planeta. Solo algunas comunidades evalgelistas, se acogen a la literalidad de los textos bíblicos y dan por bueno el hallazgo. Especialmente teniendo en cuenta que buena parte del grupo "descubridor" es miembro de esta rama de la iglesia evangélica. Los expertos dicen que fue en Mesopotamia donde hubo una gran inundación cinco milenios atrás, aunque no de las dimensiones que dice la Biblia.
En fin, un cachondeo en toda regla...

EL ÚLTIMO CONDILL