16 de marzo de 2017

2371- TEMPLARIOS DE CAMPO REAL.

Que España es rica en historia y joyas arquitectónicas es algo tan obvio y repetido en este blog que roza ya la más absurda reiteración, pero el autor está tan orgulloso de ello que no se cansa de repetirlo una y otra vez. Ejemplos como el de hoy los hay a docenas pero, a mi modesto enteder, eso no le quita importancia al hecho en sí mismo y a la historia que le precede. Como se ve en la foto, hoy toca la Iglesia de Campo Real (Madrid). Una más dirán ustedes. Efectivamente es una más, pero construida por los Templarios. ¿Qué significa esto?. Pues significa que más que una Iglesia era un Convento-Castillo y cuando era menester, los monjes se quitaban el hábito y vestían las mallas guerreras para derrotar a todo aquel enemigo que osara poner en peligro su tranquilidad y sus privilegios.

Originalmente la iglesia de Santa María del Castillo, de la localidad madrileña de Campo Real, fue un convento de la Orden Hospitalaria de San Juan, construido en el siglo XII. Como era costumbre, sus edificaciones siempre tenían un carácter defensivo y por tanto eran siempre construidas sobre el punto más alto del lugar. Además de dedicarse al culto, los Templarios eran ganaderos, agricultores y soldados al servicio de la causa contra las religiones contrarias a su fe. Por el mero hecho de defender la cristiandad, no dudaban en quitarse los hábitos y convertirse en soldados al servicio de la Iglesia Católica. En este punto peninsular, como en muchos otros, en pago a sus gestas heredaron varias ermitas que quedaron bajo su custodia hasta la disolución de la Orden.

Solo desde la cabecera y hasta el púlpito, queda de aquella primera construcción del siglo XII puesto que un incendio ocurrido en el XVII acabó con el resto de la construcción. Anteriormente a esta desgracia, en 1540, el pueblo firmó una obligación para sufragar la construcción de un reloj en una de las torres gemelas. Tras el referido incendio se reconstruyó el templo, con el altar de la Purísima Concepción y los sepulcros del presbítero. Los doce apóstoles presiden el camino de acceso a la iglesia. Esta iglesia ha sido históricamente un referente para los vecinos y autoridades de Campo Real que han prestado su apoyo para el mantenimiento de la misma. Ante la inminente amenaza de ruina, en 1996 se llevó a cabo una importante inyección de hormigón a sus cimientos, colocación de rejas y restauración de ventanales.

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada