14 de marzo de 2017

2369- EL CUENTO DE NUNCA ACABAR.

¿Faltaba algo por escribir de La Atlántida?. Pues sí, faltaba. El productor y explorador canadiense James Cameron y National Geographic han encontrado "La Atlántida" en la provincia española de Jaén. Un documental de "su cosecha" sitúa el mítico reino descrito por Platón en el llamado 'Marroquíes Bajos', un poblado de la Edad del Cobre descubierto en esta provincia andaluza unos años atrás. 


Del subsuelo de la parte norte de la ciudad de Jaén surgió un poblado prehistórico soprendente por su gran extensión, cerca de 100 hectáreas y unos 40.000 habitantes. Datada en 3.000 años a.C., su complejo urbanismo y la red de canales que contenía, evidencian conocimientos matemáticos que nadie puede explicar en una época tan remota. Toda esa suma de factores han motivado que National Greographic sitúe en este lugar a La Atlántida descrita en los "Diálogos" de Platón. A la vista de tales prodigios James Cameron cree que este poblado excepcional tiene que ser forzosamente La Atlántida o una ciudad paralela. Un argumento a su favor es la utilización de círculos concéntricos, la construcción de casas redondeadas y la gran riqueza de esculturas y piezas cerámicas allí encontradas. Pero es ahora, cuando ya no queda nada, cuando vemos la riqueza de lo expoliado.


Para National Geographic, la antigua Jaén y la Atlántida tienen un mismo modelo arquitectónico. Sin embargo los arqueólogos del Patrimonio Histórico de la provincia de Jaén no han querido comprometerse y dicen no tener pruebas suficientes para confirmar que este yacimiento sea el descrito por el filósofo griego. Está claro que ningún yacimiento de esa época llegaba a una hectárea de terreno, ni su población disfrutaba de conocimientos muy posteriores a su tiempo, especialmente la construcción de canales de hasta 4 m. de diámetro. Se revelan pues conocimientos matemáticos, hidráulicos y topográficos que permitieron construir anillos concéntricos que acercaran el agua a todos los habitantes por igual. Igualmente asombrados ante la construcción de despensas subterráneas que permitían conservar mejor los alimentos. Todo es excepcional para una ciudad tan antigua como esta.


Más sorprendente aún que todas esas infraestructuras pudieran llevarse a cabo con simples herramientas de sílex o frágiles instrumentos de cobre. Las habituales cabañas de la época nada tienen que ver con la compleja ciudad que allí estaba instalada. La mayor parte de sus viviendas contaban con áreas subterráneas, excavadas para diferentes usos en el propio terreno. Los expertos lamentan que National Geographic no se interesara un par de décadas atrás por esta excepcional infraestructura prehistórica, momento en el que la expansión urbanística de la ciudad de Jaén sacó a la luz estos impresionantes restos arqueológicos. Si bien los arqueólogos tomaron buena nota del hallazgo y las piezas encontradas fueron depositadas en el Museo Provincial, el poblado acabó sepultado por las nuevas construcciones. Las 'vacas gordas' acabaron con todo.


Solo el punto cero del primer círculo concéntrico quedó sin sepultar, lugar en el que se pretende instalar un museo abierto. ¡A buenas horas...! Otra extensa y rica zona arqueológica quedó también sin sepultar, al incumplir la Junta de Andalucía los plazos de construcción de la 'Ciudad de la Justicia', de la injusticia diría yo. Ambas zonas serán actualmente el eje de la ruta turística impulsada por el Ayuntamiento de Jaén en base a los hallazgos de National Geographic. A pesar de ser una sociedad avanzada a su tiempo, La Atlántida se extinguió y actualmente es más leyenda que realidad tangible. Platón se refirió probablemente a un reino concreto, libre de conjeturas fantásticas, lo cual no ha impedido que aquella fascinación perdurara en el tiempo hasta 5.000 años después. Estos hallazgos podían ser la clave para escribir la asignatura pendiente, pero se la cargó el urbanismo descontrolado de los políticos corruptos.

RAFAEL FABREGAT

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Eso lo primero...

    Sólo señalar un pequeño error será muy fácil corregir.

    En ningún momento se dice que la antigua Jaén (Marroquíes bajos) era la misma ciudad o capital de la Atlántida. Es un error que se ha extendido ya en algunos medios de prensa, por una falta de rigor inexplicable, que solo puede responder a que sus redactores no vieron el documental, o no prestaron suficiente atención.

    Lo único que se dice en el documental claramente es mi hipótesis de que la antigua Jaén (refiriéndose a Marroquíes Bajos) podría ser una ciudad hermana de la Atlántida (refiriéndose a la capital de la Atlántida). En ningún momento Simcha Jacobovici dice que la capital de Atlantis se hallaba en la antigua Jaén, o sea, en Marroquíes Bajos. De hecho, el guión que él usa en toda la parte de España es de mi autoría. Soy por tanto una fuente primaria y directa (aunque algunos medios se empeñen en omitir mi autoría intelectual como autor de la hipótesis y como autor del guión del documental), y por ello le puedo garantizar que eso no es lo que se dice. No obstante, es fácil comprobarlo. Solo hay que volver a escuchar lo que se dice.

    Nótese como desde el principio lo primero que se dice es: “Georgeos me lleva ahora a otro yacimiento de la zona. Cree que ha identificado una ciudad de la Atlántida” ("una ciudad de la Atlántida", NO "la ciudad de la Atlánntida), y después de la descripción arqueológica de la ciudad y de puntualizar el parecido con la capital de Atlantis, se concluye, del mismo modo que como se inició: “Georgeos cree que Jaén (refiriéndose a la antigua Jaén, Marroquíes Bajos, obviamente) y la Atlántida son ciudades hermanas construidas con el mismo tipo de arquitectura en mente”. Más claro, ni el agua.

    Yo entiendo que muchas personas se han lanzado a creer que en el documental se dice que “era la misma capital de Atlantis” y que “era más famosa que las pirámides”, por ejemplos (cuando se dice que "podría haber sido tan famosa como las pirámides", que no es lo mismo). Pero eso responde a un fenómeno psicológico muy común: Cuando escuchamos algo una sola vez, o no prestamos suficiente atención, solemos suponer, dar por sentado, o creernos, justo aquello que nos conviene o nos gustaría creer.

    Por lo demás, felicitarte de nuevo por el artículo. Es muy bueno.

    Un cordial saludo,
    Georgeos Díaz-Montexano

    http://www.AtlantisRising.es
    http://www.AtlantidaHistorica.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su comentario.
    Naturalmente mis conocimientos sobre este particular son escasos, limitados a lo publicado y sujetos a las interpretaciones de unos y otros. El hallazgo es sin duda muy interesante, pero también insuficiente para afirmar nada en concreto. Como usted sabe bien, la Atlántida ha sido ubicada en decenas de sitios pero nadie pudo jamás probar físicamente aquello que nació de un diálogo entre personajes, descrito por Platón 2.500 años atrás.
    Como Ud. comprenderá, yo me limito a leer y a interpretar desde mi ignorancia.
    Reciba un cordial saludo.

    ResponderEliminar