24 de enero de 2016

1993- LAS CAMPANAS MÁS GRANDES DEL MUNDO.

Es probable que haya llamado su atención el hecho de que el título esté escrito en plural, pero tiene su justificación. 
La campana más grande del mundo se llama Tsar Kolokol y está en la Plaza del Kremlin de la ciudad de Moscú. Nada menos que 216 toneladas de campana, que se dice pronto. Su nombre traducido al español es "Zar de las campanas". Mide 6,10 metros de altura y su base tiene una circunferencia de 20,7 metros, pero tiene un pequeño problema: está rota. 
Su bisabuela 'nació' en 1599 y pesaba 35 toneladas pero 'murió' en un incendio, con tan solo 50 años de edad. Con los restos de aquella campana y ya con el nombre de Tsar Kolekol nació en 1654 el abuelo de la dinastía, al que se le agregaron 93 toneladas de material y pesando por tanto un total de 128 toneladas.


Antes de subirla a la torre a la que estaba destinada el zar Alexis I quiso que se probara su sonido. El tañido se oyó a 12 Km. de distancia pero la campana se rompió. Imperturbable, Alexis I ordenó que se fabricase otra, esta vez de 160 toneladas.
La nueva campana, tercera de la saga, no estuvo en disposición de probarse hasta 1674 pero era tal la potencia de su sonido que se hizo sonar en muy pocas ocasiones debido a lo dañino de sus vibraciones para la población. En 1701 un incendio en el Kremlin destruyó la torre en la que estaba instalada y la campana cayó al suelo rompiéndose. 
En 1730 la emperatriz Anna Ionnovna quiso conmemorar el inicio de su reinado con la construcción de una nueva campana, la Tsar Kolokol que actualmente vemos en la Plaza del Kremlin. Nada menos que 216 toneladas. Cinco años tardó en construirse pero ¡maldición! una vez más el fuego destruyó el almacén en el que se guardaba y la combinación del calor y el agua empleada en apagar el incendio hicieron que la campana se rompiese incluso antes de poder izarla a su emplazamiento definitivo. 


Esta vez no era una raja y menos aún una fisura, ya que un buen trozo de la campana se había desprendido, cayendo al suelo de la peana sobre la que estaba emplazada. Esta es la campana que actualmente está expuesta en la Plaza del Kremlin, para admiración de todos cuantos visitan la ciudad de Moscú. Es sin duda la más grande del mundo, algo excepcional que solo en tiempo de príncipes podía encargarse... pero lamentablemente está privada del fin para el que fue construida. Sencillamente, no suena y está condenada a permanecer sobre su pena de granito a perpetuidad.

La campana más grande del mundo en funcionamiento está en la antigua Birmania, actualmente Myanmar. Pesa 90 toneladas y está situada en la ciudad de Mandalay. Se trata del templo o Pagoda de Mingún, un monumento inacabado que el rey Bodawpaya, sexto de la Dinastía Kodaung, inició en 1790 y que fue abandonado por los rumores que le llegaron de que al terminar la obra moriría. Un bulo inventado por los trabajadores. Sin embargo en 1808 el rey todavía debía pensar acabar la obra puesto que encargó la enorme campana que había de coronar el inmenso templo. 
Finalmente la obra fue abandonada al llegar a los 50 metros de altura en un proyecto que pretendía alcanzar los 152. Sin embargo la campana fue colgada en un soporte especial, como curiosidad y forma de llamar la atención de los fieles en un nuevo templo más pequeño construido en las inmediaciones. 
Con 3,66 m. de altura y  5 m. de diámetro, sonaría durante casi dos siglos como la mayor campana del mundo en servicio. Hoy sigue sonando, pero ya no como la más grande. Parece ser que el año 2000 fue eclipsada por otra de 116 toneladas instalada en un templo chino.
¡Cosas de la mundana egolatría!.

El sonido de todas las campanas mencionadas hasta ahora es por golpeo (tañido) estando ellas colgadas de su argolla correspondiente. Sin embargo la campana de volteo más grande del mundo no está en Roma ni en ninguna de las grandes ciudades del mundo cristiano. Con 3360 Kg. de peso y el nombre de "Santísimo Sacramento" la campana más grande está instalada en el Santuario y basílica menor de San Pascual Bailón, en la ciudad de Villarreal (Castellón) España. Sus torres albergan un carrillón de 72 campanas y 12 campanas de volteo, entra ellas la mayor del mundo. Allí vivió, murió y fue enterrado San Pascual, un pastor metido a fraile, especialmente devoto de la Virgen María y del Santísimo Sacramento que alcanzó fama y santidad. Murió el 17 de Mayo de 1592.

RAFAEL FABREGAT


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada