29 de marzo de 2014

1314- EL NUEVO QUIJOTE DE LA MANCHA.

Por tratarse de un tema de amor, el título debería referirse a Romeo, pero como el caballero es manchego... En fin, que ya nada es lo que era. Se perdieron las formas y como en el tema del futbol, tiqui-taca, tiqui-taca y allá cada cual se las componga. Nos referimos a la curiosa noticia que sale en los periódicos de hoy. Nos cuentan que una guapa joven ha sido sacada de un pozo, sin ropa interior y en estado de shock. Lo de la falta de ropa interior es normal en esas circunstancias y frecuente en los tiempos que corren pero, lo que ya no es tan frecuente es que la susodicha se encuentre en el fondo de un pozo a 10 metros de profundidad. Parece ser que la muchacha y su partener sufrieron un "calentón", extremadamente frecuente cuando se es joven y todo está a plena disposición de los usuarios, que les llevó a practicar eso que llaman "hacer el amor" (antiguamente se llamaba follar) sobre las chapas que cerraban la boca de una noria abandonada. 


Hay que ver lo peligroso que es el sobrecalentamiento del pistón o de la culata. Con lo poco que cuesta vigilar el nivel de aceite y con la de "talleres" que hay para ello. Antes era en un SEAT-600, o un SIMCA-1000 pero ahora... ¡Ala, sobre las chapas de un pozo!. En fin, que estas cosas empiezan suaves pero acaban con buen ímpetu y claro, cuando la cosa estaba a punto de caramelo, ¡pata-plam!Se abren las chapas (que vaya escandalera que aquello supondría, ya con anterioridad a la apertura) y la chica que se precipita al fondo del pozo, con toda la ropa que NO llevaba puesta. Menos mal que había medio metro de agua, suficiente para parar la caída y poca para ahogarla... Total que el joven, que no era ni Romeo ni Quijote, con la miel en los labios y más blanco que un folio sin estrenar, cogió el portante y se fue cagando leches. 


Minutos más tarde el "galán" y protagonista de tanto ímpetu amoroso, se dio cuenta de la gravedad del asunto y marcó el 112 avisando del percance, aunque no volvió al lugar de los hechos ni sabe nadie de quien se trata pues todavía está corriendo. La chica... tampoco sabe quien es porque, en estos tiempos actuales, para irse al pozo con alguien ni siquiera hace falta conocerse. Afortunadamente los bomberos acudieron con rapidez y la chica fue sacada del fondo del pozo en estado de shock y fría por la baja temperatura del agua y la falta de ropa de abrigo. No es que la hubiera perdido en la caída no, sino que ya no la llevaba puesta cuando se abrieron las chapas. Y es que claro, cuando tienes un "calentón", lo primero es quitarse la ropa ¡para refrescar...! 


La pareja de tortolitos, que por lo visto no se conocían de nada, habían llegado a la citada noria provenientes de una fiesta-botellón que se celebraba en el complejo "Playa-Parck" de Ciudad Real, lugar muy frecuentado por la juventud que padece de frío y busca la forma de entrar en calor. Como se ve que no había otro lugar más apropiado, se subieron a la boca de la noria y tiqui taca, tiqui taca empezaron sus efluvios amorosos sobre las chapas que tapaban la boca del pozo. Hasta aquí todo más o menos "normal". Lo ya no tan normal es que el joven Romeo, cual Quijote luchando contra los molinos de viento, marchara asustado al caerse su partener al fondo del pozo, dejándola a merced de los bichos que sin duda habría por el lugar. 

Un caballero manchego que ha sido invitado a perder sus fríos y picores de salva sea la parte debe, al menos, asomarse al pozo y ver si la moza está viva o muerta e inmediatamente pedir ayuda. ¡Ay Señor...!. 
Total que el galán, cuando se le pasó un poco el susto, llamó al 112 naturalmente sin identificarse. Por cierto que nadie más le ha vuelto a ver. ¡Como estaba tan oscuro...! 
La chica fue llevada al Hospital General de Ciudad Real, donde se repuso del susto, de la vergüenza(?) y de algunas magulladuras. Al cabo de un rato ya estaba en la calle. No sabemos si volvió al botellón o no porque, claro, con el camisón azul del hospital como única ropa de abrigo... Los bomberos sí fueron al botellón. No para beber, sino para advertir a los jóvenes que tuvieran cuidado pues en las inmediaciones del complejo está lleno de huertos y hay varios pozos sin protección. ¡Por lo que pudiera ser!. No sea cosa que...

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario