14 de marzo de 2014

1296- PREPARANDO LA LINEA Y EL BIKINI.

Falta una semana para la Primavera. 
En España es pronto para bañarse, pero no para tomar el sol e ir cogiendo ese tono morenito que tanto les gusta a los chicos... 
Unos días de machaque en el gimnasio y ¡hala! a lucir cuerpazo. ¡Que se les caiga la baba a los titis y que se chinchen las amigas!. 
Por cierto, no tengo bikini para este año. Porque el del año pasado... he ido esta mañana a coger chirlas y creo que me queda un poco pequeño. 
Total, que me compro uno nuevo. ¡O dos!. Ya se sabe aquello de la crisis y tal y tal, pero lucir cuerpazo es lo primero. 
Claro que antes... tendré que comenzar con el machaque de todos los años. ¡Yo creo que con quince días...! Una hora de bicicleta, otra de cinta, media de spinning... ¡Uf que pereza!. Pero vale la pena, ¡después me siguen como las moscas a la miel!.


Vamos p'allá...
Tatachín, tatachán, tatachín, tatachán...
Y no comas de esto... y no pruebes aquello... de esto poquito... de lo otro ni probarlo...
Y el machaque sigue y sigue.
Tatachín, tatachán, tatachín, tatachán...
  -¡Vaya, pues esto marcha!.
Tatachín, tatachán, tatachín, tatachán...


Increíble la velocidad a la que los kilos y los centímetros se marchan. Casi da miedo.
  - ¡Ah si, si!. Tendré que comprarme ropa nueva porque esto va como un tiro... ¡Coño con el gimnasio!. Menos mal que solo vengo quince días, porque si no me quedo en los huesos...
Tendré que dosificarme, no sea cosa que cuando vaya a casa nadie me conozca y no me abran la puerta.
Tatachín, tatachán, tatachín...


Yo creo que ya he perdido bastante. Nada, que ya no sigo más... Que después me quedo seca como la mojama y a los chicos las flacas no les gustan. Pues claro que no. Choca hueso con hueso y no va bien. Hay que rebotar un poco, ¿a que sí?.
¡Basta ya de gimnasio!.
Voy a llamar a mi amiga Pili, a ver a ella que le parece y si acaso nos vamos un rato a la playa a ver si vamos cogiendo un poco de moreno, que eso también ayuda.
Aunque estemos de espaldas, supongo que me habréis conocido. Efectivamente soy la del bikini negro. Es que el rosa del año pasado... no me favorecía nada. Pili me dice que me tiña el pelo rubio, pero no sé... Como me he comprado un bikini estampado quizás me combine bien... Bueno, pues nada, ahora unos meses sin abusar de la comida a ver si echamos unas canitas al aire. Nada de paella, ni de panceta, ni de... bueno, de eso sí.

Hoy Pili no ha podido venir. De momento me pongo aquí que no hay nadie. Vamos a ver si los chicos miran o pasan de largo. ¡Que hagan lo que quieran pero, hasta el año que viene, yo no vuelvo al gimnasio!. ¡Uf, cuantos sacrificios...! Con quince días al año de machaque ya está bien. A fin y al cabo ellos no hacen tanto y, además, se atracan de cerveza y de hamburguesas... 
Por cierto, el pelo rubio me queda bien, ¿verdad...?

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario