11 de marzo de 2014

1292- LO DE UCRANIA... ¡UN ATRACO!

Se masca la tragedia local y el peligro mundial. El depuesto presidente Yanukóvich dice que sigue siendo presidente legítimo de Ucrania y creo que dice bien, porque así lo reflejaron las urnas en las últimas elecciones y su mandato todavía no ha finalizado. A las gentes de Ucrania y al resto de países del mundo, podrán gustarles o no sus políticas, pero su candidatura fue la más votada y no hay razón legal que permita expulsarle del poder y del país, antes de finalizar su mandato. Está claro que a las mismas gentes que le han situado en el poder no les gustan sus actuaciones pero, si se han equivocado, paciencia. Cuando uno se equivoca debe asumir el error. 

Total faltaba un año para finalizar su mandato. Corregirlo por las bravas siempre trae problemas añadidos que salpican a propios y a extraños. En países menores cuando nos equivocamos pagamos... ¡Vaya si pagamos!. Justos por pecadores y ya desde hace varios años. Si a los gobernantes ucranianos no les gustaban los puntos de vista del Presidente, habrá fórmulas legales para negarle su apoyo e incluso para anular los decretos que pretenda imponer, pero lo de salir a la calle pegando tiros no es fórmula válida en tiempos democráticos. 

La Democracia no funciona de esa manera y eso lo saben bien los ucranianos. Si se equivocaron que apechuguen con su error y que esperen el fin de la legislatura. El resto del mundo empieza a pensar que son demasiados intereses los que se mueven alrededor de esta revolución sin sentido. Porque la actuación de los rebeldes no se justifica con los errores presidenciales y menos aún la persecución del jefe del Gobierno legalmente nombrado por el pueblo en mayoría. 

Alguien podrá decir que del país marchó voluntariamente, pero todos sabemos que si no hubiera marchado lo hubieran linchado. Esa es la única realidad. Que sea un mal presidente es motivo más que suficiente para no volver a votarle, pero no para perseguirle. El depuesto presidente se queja de que los revolucionarios buscan su propio interés en esta contienda y seguramente es verdad. Sin embargo la culpa es sin duda del ejército, que no sabe desempeñar su obligación, que es defender la Democracia legalmente constituida y hacer respetar las leyes. 


Es incomprensible que cuatro gamberros se hagan con el poder porque el presidente no hace lo que se esperaba de él, como incomprensible también es que el ejército ucraniano, segundo más grande del mundo, no tenga nada que decir apoyando con su silencio la revolución. Ucrania es una república con un Presidente electo, votado democráticamente. Muchos nos preguntamos donde está el ejército que defienda ese poder legalmente constituido y la integridad territorial del país. La Rada Suprema, una Cámara de 450 escaños, es responsable directa de la formación del Gobierno, pero no puede impugnar del nombramiento del presidente. 


Lo de Ucrania más bien parece un Golpe de Estado ejecutado desde el Gobierno y apoyado por el mundo occidental, porque su presidente mira hacia Rusia. Claro que esto no justifica para nada la intervención rusa y menos aún su despliegue de fuerzas en la zona. Es el pueblo ucraniano el que debe hablar y todos esperamos que lo haga en las urnas y a la mayor brevedad posible. El resto del mundo cada cual en su casa, Rusia y EEUU los primeros y Europa detrás. Cada cual que lave su mierda. No se puede ser juez y parte y las grandes potencias lo son, poniendo en peligro la paz y la estabilidad del mundo. Y lo que es peor... ¡No creo que vayan a cambiar!. Justamente hoy y por 78 votos de 100, el parlamento rebelde de Crimea declara su independencia de Ucrania.


Naturalmente el embajador de Ucrania en la ONU declara ilegítima dicha declaración puesto que quienes la formulan son un gobierno ilegítimo. Por lo que pueda suceder, el gobierno en rebeldía está reclutando voluntarios entre la población para formar un ejército que pueda responder en caso de intento de recuperación del territorio por parte de Kiev. Tras el citado referéndum, del que sin duda ya saben el resultado, los rebeldes solicitarán su integración a Rusia. Putin ya está frotándose las manos, pero hace mal porque el tiro puede salirle por la culata. 


También en Cataluña hay dos elementos subversivosa quienes no quiero citar para no desgastar el teclado, que están tomando buena nota de lo que allí acontezca por si acaso creen que pueden sacar algún precedente beneficioso para sus pretensiones separatistas. 
  - Je, je. ¡Esto marcha! -se dirán seguramente. Claro que, si no se unen a Marruecos... Yo, por si les sirve, les contaré lo dicho por el jefe golpista crimeo, ya que "de lunes a martes..."

Convocamos referéndum, "en consideración a la confirmación del Tribunal Internacional de la ONU en relación a Kosovo, de 22 de Julio de 2010, acerca de que la declaración unilateral de una parte de un Estado, no viola las normas del derecho internacional". Las gentes de Crimea acudirán (no hace falta) a las urnas para responder a estas dos preguntas: 
-1.- ¿Quiere Ud. la reunificación de Crimea con Rusia?.
-2.- ¿Quiere la Constitución de 1992 como parte de Ucrania?.
Yo, perdonen mi atrevimiento, haré una tercera: ¿Saldrá algo bueno de todo esto?. De momento, la actuación de Rusia tiene todo el aspecto de un atraco a mano armada...

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario