25 de febrero de 2014

1276- ESTADO DE ARIZONA. (EEUU)

Phoenix, capital de Arizona.
La ciudad con más crecimiento de los Estados Unidos de América y naturalmente la más grande del Estado de Arizona. Aunque solo tiene 1,5 millones de habitantes, lo cierto es que en su área metropolitana viven más de 4,5 millones de personas. Alguien puede pensar que no es mucho, pero hay que tener en cuenta que en la totalidad del estado solo hay 6,5 millones de habitantes "repartidos" en sus 295.253 Km2. de superficie y Tucson también sobrepasa el millón.


Como bien dice su nombre, Arizona es un estado árido donde los haya. Ubicado al suroeste de los Estados Unidos es conocido por ser un territorio desértico, hábitat de todo tipo de cactus y chumberas. Limita al norte con Utah, al sur con México, al este con Nuevo México y al oeste con California y Nevada. La mayor parte del Estado está escasamente habitado (menos de 1 millón de personas) ya que la mayor parte vive en Phoenix y en la ciudad de Tucson. Desde tiempo inmemorial la región era hábitat de tribus indias y todavía queda alguna de ellas pues, a día de hoy, se estima que viven en Arizona más de un cuarto de millón de indígenas.


Arizona se conoce como "estado del Gran Cañón" pues al norte del mismo existe una de las mayores atracciones naturales del planeta: el Gran Cañón del Colorado. Una escarpada garganta de 350 Km. de longitud en línea recta que son, en realidad, 446 Km. lineales de recorrido del río Colorado, autor y culpable del terreno socavado a lo largo de miles de años. Mientras el río iba cortando las diferentes capas del terreno, millones de años de historia de nuestro planeta iban quedando expuestos a las miradas curiosas de sus habitantes. Parece ser que hace 5,3 millones de años, el curso del río cambió al abrirse el Golfo de California, lo que hizo descender su nivel y aumentar la velocidad de las aguas. El resultado fue una más rápida erosión que hizo alcanzar su actual profundidad en apenas 1,2 millones de años. El primer europeo en visitar el Gran Cañón fue el explorador español García López de Cárdenas que lo hizo en 1540 y de cuyo viaje nos habla su cronista Pedro de Sotomayor. Lo llamaron "Tizón" y tras varios intentos sin poder bajar para abastecerse de agua para beber, decidieron regresar pues estaban a 20 jornadas del punto de partida y con pocas reservas.


Tras la independencia de México en 1821, Arizona pasó a a formar parte de la Alta California y por lo tanto de la república mexicana. Hasta 1846 cuando las tropas de la Unión invadieron los territorios mexicanos del norte y expoliaron a este país la totalidad de lo que actualmente son los territorios de California, Nevada, Utah, Nuevo México y Texas, así como buena parte de Arizona, Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma. Como ¿compensación? por el atraco y los daños causados al territorio, los Estados Unidos le dieron a México una compensación de quince millones de dólares. Teniendo en cuenta que son tan creyentes es de suponer que la limosna sería para que, a pesar del atraco (uno más) San Pedro les dejara entrar en el Cielo.

No considerándose estadounidenses, en la Guerra de Secesión los colonos de Arizona se declararon partidarios de la Confederación. En 1863, ante las dificultades de control de la zona, el Congreso estadounidense intentó satisfacer a los colonos dándole al territorio de Arizona el tratamiento de unidad independiente, lo que no sería más que el paso previo a la futura unión del estado. La llegada del ferrocarril y la explotación de las minas existentes propiciaron la llegada de multitud de colonos, que provocó grandes luchas entre éstos y los indios apaches y navajos que habitaban la región. Esta lucha no finalizaría hasta finales del siglo XIX, con la derrota de Gerónimo el último jefe apache.

El 14 de febrero de 1912 Arizona entró a formar parte de los Estados Unidos ocupando el número 48º y último de los estados continentales contiguos, a falta de Alaska y Hawaii que, aunque apartados del territorio, se incorporarían en enero y agosto de 1959. Tras su entrada en la Unión, Arizona desarrolló programas de irrigación en las zonas agrícolas más benignas del estado, fomentando las plantaciones de algodón y otros cultivos que propiciaron el crecimiento demográfico y económico de la zona debido a la mayor demanda de mano de obra. La nueva riqueza agrícola y la minera tradicional, hizo que le afectase escasamente la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. En la segunda mitad del siglo XX, Arizona inicia un desarrollo industrial que diversifica su economía.


Actualmente el sector turístico es también pilar importante del Estado. Con la minería en declive y una agricultura y ganadería estabilizadas, el sector turístico es el más boyante, con una media de 30 millones de visitantes al año que dan empleo a medio millón de personas. La mayor parte de los visitantes son estadounidenses y mexicanos, aunque aumenta la llegada de europeos. Las visitas ineludibles son el Gran Cañón del Colorado, antiguos poblados indios y Phoenix, donde se llevan a cabo toda clase de carreras y competiciones deportivas, así como los típicos rodeos y el festival de globos aerostáticos. Los espectáculos más populares son el rodeo, el fútbol americano y el baloncesto... ¡con sus cheerleaders & dancers incluidas, claro está! 

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario