1 de enero de 2014

1220- ¡¡¡ FELIZ AÑO NUEVO 2.014 !!!

Hola amigos. El mundo no está precisamente para tirar cohetes pero, ¿alguna vez estuvo mejor?. Ya que no podemos hacer nada para cambiar las cosas, mantengámonos fuertes y lo suficientemente lúcidos para poder resistir los continuos embates de las sanguijuelas que siempre han dominado el mundo. 

Nosotros... no somos de este mundo y poco podemos hacer en él. Subsistir, que no es poco. La gente normal y muy especialmente los que nos vestimos por los pies, no queriendo hacer mal a nadie pero conscientes de lo abundantes que son las cabezas mal intencionadas, no podemos hacer otra cosa que recorrer nuestro camino en solitario. Como mejor sepamos y podamos. 
Sabiendo que no podemos hacer nada para evitarlo, pero tampoco queriendo forzar situaciones que pueden traer problemas serios que nada tienen que ver con nuestra forma de ver la vida. ¿Qué podemos hacer nosotros, pobres mortales, si cuando vemos un camino de hormigas saltamos para no pisarlas?. Aquí no hay culpables, sino diferentes formas de ver las cosas. Si uno quiere comérselo todo, dejando a los demás en ayunas, y le dejan... 
Pues allá él. Yo, ¿qué quieren que les diga?. Estoy gordo, pero no por comer demasiado, sino por no ser luchador. A un servidor le ha gustado el trabajo, pero no la guerra. Algunas veces, ni siquiera por lo que me pertenece. A mí, por cuatro días, no me merece la pena. 
Hay desgraciados que disfrutan abusando de sus vecinos... Escriturando tierras que no les pertenecen, quemando sus podas en las fincas de sus vecinos. Pasando alegremente por ellas para meter abonos y para recoger cosechas, para que la suya esté impecable y sin rodaduras... Y para que mejor quede (la suya) labran un buen trozo de la finca de los demás cogiendo la tierra del vecino para ir subiendo el nivel de la suya. Para que sus árboles estén más frondosos y les a`porten mejor cosecha. Yo a esa gente no les llamo ladrones, ni hijos de puta, ni cabrones, ni sinvergüenzas, ni aprovechados, pues eso sería tenerles en demasiada consideración. Son todo eso y mucho más, pero yo a esa gentuza sin escrúpulos les llamo desgraciados. Así, sin más... A todos, menos para esos, ¡FELIZ AÑO NUEVO 2.014!.

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario