23 de noviembre de 2013

1190- ¿TODOS LOS HOMBRES, SOMOS HERMANOS?.

¡Y las mujeres, claro!. Que actualmente hay muchas suspicacias con esto... Antes decir "el hombre" o "la humanidad" lo resumía todo pero, hoy en día... En fin, ya me entendéis. Me hago hoy esta pregunta, que ronda por mi cabeza desde siempre. Si todos somos hermanos, ¿por qué somos tan diferentes?. Es verdad que el "vehículo" que nos transporta de un lado para otro tiene las mismas "piezas", pero no hay dos iguales. ¿Por qué sucede esto?. Ante tanta diversidad, el ser humano se pregunta desde siempre el por qué de tan diferentes aspectos y colores. Blancos, negros, amarillos, mulatos, indios, orientales... Y guapos y feos, que también.

Los eruditos, nos hablan de la división de los continentes y de la diferente evolución del hombre en cada uno de ellos. Unos marcharon hacia allí, otros hacia acá, pero ¿es eso suficiente?. Porque, la verdad es que a mí no me aclara nada. ¿Cuantos años tendrían que pasar para que una pareja nórdica que marche a vivir al continente africano, cambie sus rasgos actuales por los de un descendiente negro, de nariz aplanada y pelo rizado, negro como el azabache?. ¿Mil años?. ¿Diez millones?. Yo no es que tenga la solución, claro está, pero estas explicaciones no acaban de convencerme. Además, desde el punto de vista biológico, no creo que sea correcto hablar de razas. 

Si somos todos iguales... ¿para qué hablar de distintas razas?. Hombre está claro que, si empezamos a mezclar razas, poco a poco la piel negra se aclara o la blanca amarillea, pero el blanco es blanco y el negro es negro. ¿Cosa del sol?. Puede, pero a mí no me convence y menos aún eso de que provengamos de un único hombre... ¡y mujer, claro!. Por cierto y estos, ¿De donde provienen?. ¿Simple evolución?. Tampoco me convence, porque la evolución no puede ser más dispar. Antes he apuntado sobre la adaptación del ser humano al lugar donde ha ido multiplicándose, de tal manera que allí donde hay menos sol son más blancos y más negros donde más calienta.

¿Que quieren que les diga?. Parece lógico, pero... ¿Por qué los chinos o japoneses, por decir algo, tienen facciones tan diferentes a los europeos del sur si, más o menos, estamos en la misma latitud?. Y a la inversa. ¿Por que las razas autóctonas centroamericanas no fueron nunca negras, si están a la misma distancia del ecuador que los africanos?. No tengo nada en contra de las explicaciones que los estudiosos intentan darnos, pero creo que estaremos de acuerdo en que hay algo que no acaba de cuadrar. Pensamos, creemos, seguramente, probablemente... En fin, todo son conjeturas, porque la verdad no la sabe nadie. 


Esta es fácil. El hombre vino a la tierra antes que Dios. Independientemente de no saber como empezó todo esto del huevo y la gallina, en el caso del ser humano parece claro que todo es producto de una evolución que llevó millones de años. Evolución, adaptación y selección natural parecen lo más probable pero, después de todo ese tiempo, que los estudiosos calculan entre 150 y 200 millones de años, seguimos siendo diferentes. ¿Para cuando la unificación de las razas?. Se habla de cambios climáticos, de traslación del eje terrestre y de la inversión de los polos, todo lo cual nos asegura que donde están los polos hubo desiertos y donde están éstos fueron algún día tierras tropicales y hasta polares. 


Mayor motivo para que no haya razones climatológicas para la ubicación de diferentes razas. Si lo de la inversión térmica es cierto, que sin duda lo es por la diferente ubicación de las energías fósiles a lo largo de todo el planeta (incluidos los polos) la evolución de humanidad debería ser del todo uniforme puesto que en cualquier parte del planeta pasó de todo. Fue zona polar, tropical y ecuatorial, porque los cambios son en nuestro mundo constantes y permanentes. Total, que nos hemos quedado como estábamos. Solo sabiendo que no sabemos nada. Pero no solo nosotros. Tampoco los sabios saben nada o tan poco que nada parece. 

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario