21 de noviembre de 2013

1188- RELIGIONES... ¿SIN RECURSOS?.

Resulta paradójico que la mayor máquina de hacer dinero jamás imaginada, tenga problemas de financiación. La explicación está, naturalmente, en que son tantas y tan complejas las ramas de este "árbol de la vida y de la muerte" que la savia no llega para todo. La globalización lo ha diseminado todo por el mundo y la religión no ha sido ajena a estos cambios. Cualquier religión, antes ubicada en lugares muy localizados, actualmente puede encontrarse en cualquier lugar del planeta. Sin embargo muchas de ellas adolecen de falta de recursos y se limitan a sobrevivir, sufriendo más penas que alegrías. Esta entrada viene a colación de los diferentes problemas que esto significa para algunas de ellas.


Concretamente en la República de Singapur, al sur de la península de Malasia, el problema ha llegado incluso a producir graves incendios con resultado de algunos fallecidos. En este país en concreto el problema se inició en la década de 1970 cuando muchas aldeas de la periferia de las ciudades fueron arrasadas para construir los modernos rascacielos ahora existentes.  Mas de 2.000 templos entonces demolidos fueron instalados provisionalmente en las viviendas de aquellos sacerdotes que, obligados a marchar, cogieron templos y estátuas para instalarlos allá donde les dieron cobijo. Los elevados precios del suelo y la difícil coyuntura actual ha impedido que estos sacerdotes hayan podido comprar nuevas tierras.


El resultado es que, aquellos templos que provisionalmente fueron instalados en las viviendas de los encargados del culto, continúan ejerciendo sus labores religiosas en esas mismas viviendas. La Federación Taoísta calcula que, solo en este país, hay más de 2.000 templos instalados en estas viviendas particulares con el consiguiente riesgo que esto representa. El peligro mayor viene debido al riesgo de incendio derivado de la gran cantidad de velas que los fieles encienden en honor a su diosa, motivo por el cual se ha aconsejado la instalación de extintores por toda la casa que han ayudado a paliar el problema. Aún así los incendios se suceden y las autoridades han prohibido el culto en viviendas particulares.


Las federaciones budista y taoista niegan su responsabilidad en esta problemática, contra la que luchan desde sus inicios. La pasada semana un templo de la diosa taoista Mercy Guan Yin (uno más) se ha incendiado muriendo dos personas quemadas. Las autoridades han advertido del peligro que esta práctica, estrictamente prohibida, representa para la población. Sin embargo estas inmensas ciudades dormitorio tienen escasos lugares donde practicar el culto a sus dioses y los "templos caseros" siguen siendo lugar de reunión. A diferencia de las religiones mayoritarias, captadoras de grandes recursos económicos que les han permitido situaciones boyantes permanentes, las minoritarias y sobre todo las asiáticas, subsisten miserablemente.

Singapur al que el mundo entero lo denomina "el milagro asiático", es polo de atracción millonaria pero en el fondo no ha hecho otra cosa que aumentar las enormes diferencias entre ricos y pobres. A la sombra de edificios inmensos, miles de chabolas siguen subsistiendo esperando a ser también demolidas a cambio de nada. Independizado de Malasia, este país no se anda con tonterías y expulsa del trabajo a todo aquel que intenta reclamar sus derechos, especialmente si es a través de una huelga. Con menos de medio siglo de vida, Singapur en uno de los países punteros del planeta. ¿Como se hace eso?. Pues fácil. Se trata de, entre cuatro sinvergüenzas, dejar con lo puesto a todos los demás. 


El dinero llama al dinero y por lo tanto Singapur está en el punto de mira de todos aquellos que tengan unos millones para invertir, en la seguridad de que aumentarán su capital. Más de cinco millones de personas están dispuestas (que remedio) a trabajar doce horas por un puñado de arroz. Estamos volviendo al feudalismo más exacerbado. ¿Malo?. Pues según para quien, claro está. El rico más rico y el pobre más pobre. La globalización se ha inventado para eso. ¿Quien la ha inventado si no?. Después vienen las revoluciones, las guerras y vuelta a empezar. El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y si con dos tropezones no hay bastante, hacemos el tercero y cuantos hagan falta. 

Debido a la alta contaminación atmosférica en Singapur apenas se puede respirar, pero no importa. Los que manejan el cotarro y se llevan el dinero producido entre todos sus miles de habitantes, no están allí, sino en grandes mansiones rodeadas de fincas enormes alejadas del mundanal ruido y de toda esa contaminación. O sea, en medio de agradables brisas y paisajes de ensueño. Los campesinos, indignados por esta injusta situación, muestran su descontento incendiando campos y montañas que aumentan la difícil situación atmosférica provocada por la polución industrial. Naturalmente las quejas de la ciudadanía no traerán la solución del problema, sino más represión gubernamental. Tanto tienes, tanto vales...

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario