16 de noviembre de 2013

1185- LA VALENTÍA ARAGONESA.

Nos alegra saber que los aragoneses, además de bailar la jota, tienen sangre en las venas y están dispuestos a pararles los pies a los catalanes separatistas y robapuentes. La mitad de ellos ni siquiera son de origen catalán pero claro, la oveja es de donde pace y especialmente si pace bien. Está claro que los golfos que están al frente de este tinglado viven en buenos corrales y pacen en buenos pesebres. Sin duda quienes les siguen están ciegos y tontos pero también pacen, o piensan pacer. Que ya está bien hombre, que ya está bien... Los aragoneses se manifiestan hoy en contra del imperialismo catalanista y bien alimentado.


Se manifiestan en contra de quien recorta en medicinas y hospitales, de quien presiona dictatorialmente en los colegios, de quien no paga a los farmacéuticos y abre embajadas a pesar de tener las españolas a su disposición, de quien viaja con séquitos de jeque árabe en hoteles de superlujo que pagamos todos, de quien reniega de sus raíces históricas inventándose paparruchas que solo los necios ignorantes pueden creer, de quien pretende robar identidades aragonesas, valencianas y mallorquinas buscando un protagonismo que no le pertenece. La lista de despropósitos es interminable pero, ¿para qué seguir?. A ciertos personajillos de opereta se les ha despertado la idea de ser presidentes de un país y siendo, como son enanos de la política, no se les ha ocurrido otra idea mejor que la de crear de la nada un nuevo país. No es nada nuevo amigos. Esta jugada se ha llevado a cabo mil veces a lo largo de la Historia. Eran otros tiempos sí, pero se ha hecho. Claro que para triunfar en esta tropelía había que tener un gran ejército y un arcón lleno de oro. Dudo mucho que los mossos de escuadra y los números rojos de la Generalitat sean suficientes. Como no echen mano de los ahorros de todos esos dirigentes separatistas.  


Organizaciones políticas y colectivos sociales, ciudadanos y culturales, se han adherido a esta manifestación aragonesa en contra del atraco continuado del catalanismo radical al patrimonio del antiguo Reino de Aragón, del que forma parte la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares y muy especialmente Cataluña. Difícil sería negarnos (que también) si esta iniciativa llegara de la mano de la Comunidad Aragonesa, pero pretender que todos seamos catalanes es la locura más abyecta jamás imaginada. Afortunadamente solo es un mal sueño que esperamos no llegue a convertirse en realidad. Para eso está España y los españoles. Para pararles los pies a esos indeseables y, si persisten, ponerles donde se merecen.


La manifestación de estos colectivos, más de 30 entidades de todo tipo, se centra en tres reivindicaciones concretas: 
- Cumplimiento de la Ley de Lenguas.
- Reafirmación de la Identidad Aragonesa.
- Defensa de la historia de la Corona y Reino de Aragón.
Todo ello contínuamente manipulado por el nacionalismo catalán. La jornada se celebra en la ciudad de Fraga (Huesca) y quiere parar los pies a una TV3 regada con el dinero de todos los catalanes y que vive momentos boyantes gracias al recorte que el gobierno de Mas hace de partidas tan necesarias como educación y sanidad y morosidad en el pago a proveedores. Toda España en general y Aragón en particular se queja de que el Gobierno central, en un acto de suficiencia que está disgustando a todos, permanece callado y a la espera de acontecimientos. Mientras esa permisividad se hace patente Cataluña pisa la identidad de aragoneses, valencianos y mallorquines, que son objeto de una indefensión intolerable. 


El silencio del Gobierno hace crecer en los dirigentes separatistas catalanes la confianza en la posible consecución de sus objetivos y ante tal pasividad esta idea inicial, en la que ni ellos mismos creían, va enraizando más cada día. El mayor de los incendios podría apagarse con un solo cubo de agua. 
Asociaciones aragonesas denuncian que en zonas limítrofes con Cataluña pero dentro de territorio de Aragón, hay centros escolares que imparten varias asignaturas en catalán. Los aragoneses reclaman la aplicación de la Ley de Lenguas de Aragón y la devolución de más de un centenar de obras de arte aragonesas, retenidas en suelo catalán a pesar de las sentencias y documentos jurídicos que avalan a municipios de Aragón como propietarios de las mismas.



Puente de Villacantal. Río Vero. Huesca.
El colmo del abuso catalán lo hace esa misma Generalitat de Cataluña al publicar un libro dedicado a los diferentes puentes catalanes de piedra, entre los que incluye 16 puentes que están en suelo aragonés. 
Monzón, Villacantal, Pedruel, Al Albarda, Puebla de Roda, Capella, Serraduy, Roda de Isábena, Calvera, Graus, Perarrua, Morillo de Liena, Campo, Sepeira, Puente de Montañana y Boltaña son dieciséis municipios pertenecientes a las comarcas oscenses del Cinca Medio, Somontano, Ribagorza y Sobrarbe, cuyos puentes están recogidos como catalanes en la citada edición de la Generalitat. El libro en cuestión lleva el título "Los puentes de piedra de Cataluña" y fue editado el año 1.998.

RAFAEL FABREGAT

3 comentarios:

  1. En primer lugar me reafirmo en lo dicho en mi comentario anterior.
    A continuación amplío, para los lectores que tienen curiosidad el leer los comentarios, información sobre el sinvergüenza que ha escrito el primer comentario a esta entrada. El tal XMASCAROR es en realidad Javier Mascaró Roa, catalán de adopción como la mayoría de los que ahora propugnan la independencia de Cataluña, porque los catalanes de verdad se dedican a trabajar. En Febrero de este año y como pueden comprobar en mi entrada 0013-IRLANDESES POR EL MUNDO, este elemento me engañó diciendo ser un familiar mío lejano para que le ayudará a confeccionar su árbol genealógico. Poca cosa pude hacer, pero hice cuanto pude y desde luego, a la vista está, mucho más de lo que se merecía un indivíduo de su calaña. Este es el pago que me da por la ayuda prestada...

    ResponderEliminar