9 de septiembre de 2013

1123- EL ERROR DEL THIGH GAP.

Parece ser que las jóvenes, tan coquetas ellas, no han entendido bien el mensaje. Las chicas a las que no se les juntan los muslos por estar con la piel en los huesos, o por tener las piernas torcidas como arados, no es lo que gusta a los hombres. A ver si nos entendemos... Lo que gusta a los hombres no es que los muslos no se toquen (que sí nos gusta), si no que unidos los pies y tocándose rodillas y parte de los muslos (piernas rectas) quede una pequeña luz (triángulo isósceles invertido) al final de las mismas. ¿Ha quedado claro?. Delgadas o no... es cuestión de gustos. Pero gordas no y flacas tampoco, por favor... Que eso, ni gusta a los hombres ni es bueno para vuestra salud. 


Esto del Thigh Gap es un detalle interesante, pero no lo es todo ni mucho menos. Todos conocemos auténticos bombones sin el triángulo y adefesios con él. Si queremos afinar al máximo la cuestión, diré incluso que a los hombres nos gustan delgadas pero con buenos muslos y buenas tetas. ¿Como se come eso?. Sin duda mal. Es como las meigas gallegas, que nadie ha visto ninguna pero haberlas haylas. De todas maneras, cada cual es como es y difícil es cambiarlo. Mi consejo, cuidarse un poco y nada más. Sin paranoias de ninguna clase... Que, al fin y al cabo, nosotros tampoco somos dioses...

RAFAEL FABREGAT

No hay comentarios:

Publicar un comentario