11 de agosto de 2013

1102- LA CUEVA DE ALÍ BABÁ.

Gibraltar, sinónimo de cueva de piratas y ladrones dirigida y gestionada por Fabián Picardo, sin parche ni pata de palo, pero no menos ruín que lo fuera el popular y célebre Barbarroja. Los 30.000 gibraltareños, dedicados al pirateo generalizado a la sombra del "árbol" británico, han conseguido que la Unión Europea mire con preocupación a una España cansada de las burlas y abusos de los "llanitos sacamantecas" dirigidos por el memo Picardo-Barbarroja y una Inglaterra que "no quiere tener atribuciones" en el tema de los bloques de hormigón con pinchos lanzados a la bahía española y de esta forma gana la voluntad de sus votantes para el eterno "atraco de Gibraltar" al tiempo que se lava las manos como Pilatos. Lo dije hace muy pocos días: Verja eliminada y muro (también de hormigón y con pinchos) levantado. ¡A la mierda con todos ellos!.


Londres defiende sus intereses porque le da a cada territorio el valor que le interesa. Lo que los españoles deseamos no es Gibraltar, que allá se pudra con todos los que hay dentro, lo que España quiere es que se acaben las burlas. Por parte de los "llanitos-lameculos-interesados" y también por parte de unas autoridades británicas que ya no engañan a nadie. Demasiado bien sabe el mundo entero cuales son sus ideas imperialistas e interesadas. El colonialismo está ya obsoleto, pero no para los piratas ingleses. No son más que rapes gigantes y voraces que más tarde o más temprano serán pescados. El de la foto pesaba 70 Kg. pero esas inmensas tragaderas son un "capullito de alelí" comparada con la de Picardo, que se zampa sin duda todo cuanto se pone a su alcance.


Los voraces ingleses parecen ignorar que el mundo de hoy es un "pañuelo" al que se accede rápidamente desde cualquier lugar del planeta. ¿Acaso piensan ellos que en el caso de conflicto mundial está garantizado el control por tener más Bases repartidas por el mundo?. Con ese abusivo despliegue de fuerzas, todas ellas en territorios que no les pertenecen, no hacen otra cosa más que dividir sus fuerzas y crearse enemigos, porque son nuestros enemigos. Todos les temen, pero todos les odian. Ya sabemos que eso del temor a los británicos les halaga pero, a todos los niveles, si tuvieran dos dedos de frente sabrían que es mejor pasar desapercibido. Ladrones y borrachos, dicen con razón los pueblos invadidos que son sus autoridades.


Londres "no sabe nada". Eso es cosa de los gibraltareños de Picardo... Claro que Londres tiene la obligación de defender los intereses de los que allí se guarecen en "la cueva de Alí Babá" que son los suyos propios. ¿Por qué el lanzamiento de bloques de hormigón a la bahía?. Pues muy fácil. Porque ese es el mismo material del que está hecha la cara del ministro de la roca. Los españoles le devolvemos el saludo que nos hace desde el parquet, pero empleando el dedo corazón. Las autoridades británicas dicen (porque les conviene) que están obligadas a atender la voluntad de los "llanitos", cosa que no hicieron con los 7 millones de chinos que habitaban Hong Kong cuando lo devolvieron a China... ¡Como si todo el mundo, menos ellos, fuéramos idiotas...!

Si algo nos molesta a los españoles es que nos tomen por tontos. Eso es lo que pasa. Que el Peñón de roca y mierda de monos, plagada de tunantes y facinerosos, con su pan se lo coman. La isla de Hong Kong (156 Km2.) tenía, por el Tratado de Nanking (1842) la misma perpetuidad que Gibraltar, lo que pasa es que allí no les venía tan bien como les vienen los 6,8 Km2. que nos robaron a los españoles. Parece mentira que a estas alturas, las autoridades británicas hipotequen sus relaciones internacionales por una roca y dos docenas de maleantes que tampoco a ellos les quieren. Quieren el beneficio que estas circunstancias excepcionales les ofrecen. Nada más.

Visto lo visto, sacamos como conclusión que son más inteligentes los "llanitos" que los ingleses. Al menos los "piratas" tienen el objetivo de un beneficio claro, mientras que los británicos solo un problema diplomático detrás de otro para no ganar nada. Dominio estratégico... ¿Para qué si la propia España está sembrada de Bases Militares Americanas con idénticos objetivos?. En fin, lo dicho... ¡Con su pan se lo coman!. Pero España, si tiene lo que hay que tener, no cejará en su empeño de reclamar lo que es suyo. En esa misma operación de 1.713 se cedió Menorca y fue rescatada. También lo será Gibraltar algún día.


Tarde lo que tarde y le pese a quien le pese, Gibraltar será nuevamente español, aunque la cosa tardará un "poquito". Este pueblo jamás olvidará este atraco. Es una cuestión de tiempo. Solo se trata de una asignatura pendiente por la que no merece la pena que muera nadie. La fruta, cuando está madura, cae por sí sola...

RAFAEL FABREGAT
Un tema interesante, cada día del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario