23 de junio de 2013

1054- LA NOCHE DE SAN JUAN.

Contrariamente a lo que algunos creen, la noche de San Juan no es la noche más corta del año. Lo es la del solsticio de verano, que es el día 21 de Junio. Pero en fin, no pasa nada. Lo que si está claro es que, en la actualidad, las hogueras de San Juan ya no son motivo de supersticiones, sino de fiesta. Se come, se bebe y se saltan hogueras sí, pero ya no es para purificarnos ni para alejar demonios o viejos embrujos. La juventud actual aprovecha la fecha para ir de fiesta, quemar un poco de pólvora y, si se tercia, ligarse a una guapa moza con la que retozar en esa playa de temperatura tibia y mágica luna llena. Los supersticiosos, ya se sabe, realizarán algún ritual para aprovechar la magia de una noche tan especial pero, ¿a qué se debe esa superstición?. 


La cosa viene de lejos y en ella se ve involucrado San Juan Bautista... Mañana 24 de Junio se conmemora el nacimiento de San Juan, el profeta que anunció la llegada de Jesús. La Historia dice que nació con el solsticio de verano y por tanto con gran influencia de las energías solares. Saltar esta noche las hogueras o meterse entre las olas del mar son algunas de las leyendas que permiten que algunos deseos se cumplan. El fuego purifica y protege, pero también el agua del mar es elemento importante. Dicen que quien se baña esta noche asegura salud para el resto del año. Solo un requisito es imprescindible: no mirarse en ningún espejo tras alguno de estos rituales. A continuación algunos deseos que pueden alcanzarse esta noche de San Juan...


Conseguir un objetivo.- Ramita de hiedra y papel con el deseo escrito bajo la almohada. Dejar una vela encendida hasta que se consuma. Al día siguiente entiérralo todo para que fructifiquen todas tus esperanzas.
Encontrar el amor.- Antes de las 24 h. debes encender dos velas rojas y escribir en un papel tu nombre y el de la persona que quieres. Pon a hervir una pizca de milenrama, otra de lavanda, otra de verbena y un poco de jenjibre. Añade 12 pétalos de rosa roja y tras dejarlo enfriar rocía tu dormitorio con la infusión. Esa noche tendrás un sueño profético al respecto.
Sueños sobre el porvenir.- Coge 9 flores de cualquier clase y ponlas bajo tu almohada. Cuando te acuestes pide que mientras duermes se te revele el conocimiento que desees con más intensidad, pues solo uno puede ser atendido. 


Si realizado alguno de estos rituales no se cumple el deseo solicitado, no pasa nada. Siempre queda el recurso de repetirlo al año siguiente, o al otro. Es de esperar que, después de tanto tiempo, alguno de ellos se habrá cumplido y si no es así, siempre nos quedará la fiesta que hemos disfrutado. La cena, la verbena, la pólvora y si es posible, el revolcón mencionado en el primer párrafo. Las tradiciones no son para que las tomemos al pie de la letra, sino para que tomemos su parte más buena y la transmitamos a quienes nos siguen como algo positivo que hay que perpetuar. Que la superstición y la diversión se den siempre la mano, pero que siempre gane la segunda y nunca la primera.

RAFAEL FABREGAT
Un tema interesante, cada día del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario