14 de junio de 2013

1042- EL MISTERIO DE CUETZALAN.

Estamos en México y más concretamente en el Distrito Libre de Puebla. Sin embargo no vamos a enumerar su riqueza histórica; segunda ciudad de Nueva España y uno de los primeros estados en industrializarse en el campo textil, que todavía se mantiene activo. No, no es eso. Lo de hoy es algo más extraño y misterioso...

Cuetzalan es una bonita ciudad de 6.000 habitantes, en la Sierra norte de Puebla. El sistema de cavernas de Cuetzalan es uno de los más importantes del mundo y para darles mayor interés si cabe les faltaba, que ya no, una leyenda que acrecentara el interés de un turismo ávido de aventura fantástica de primer orden. Todas estas cosas ayudan y mucho a la riqueza de un entorno natural y a la economía de la región. Naturalmente no voy a ser yo quien discuta los hallazgos que se citan, pues soy consciente del interés de que el turismo aumente un poco si cabe la economía de sus gentes pero claro... es que un servidor es bastante escéptico. Ya no en el asunto de los extraterrestes, que también, pero mucho más en la presencia del Diablo que efectivamente existe, pero no en el infierno, sino en el corazón de algunos humanos.

Las lenguas de doble filo, nos cuentan que en una de las cuevas de Cuetzalan se encontró un sarcófago de cristal y dentro los restos de un extraterrestre (!) o del mismo demonio. Al parecer, realmente los restos eran de dos seres. El Instituto Nacional de Antropología e Historia pidió uno de ellos para su examen, pero no llegó a realizarse puesto que empleados del centro los robaron por encargo de unos británicos. Hoy no queda rastro del hallazgo, pero sí el recibo que el Instituto le expidió al descubridor de estos seres al ser entregados para el requerido examen. Menos mal. El asunto quedó en cierta forma olvidado hasta que un buen día llegaron al país unos británicos con visado de turistas. Era un grupo de hombres y mujeres especialistas en varios ámbitos que, por lo visto, no tenían otra misión que la de recuperar los restos del otro ser que había quedado en la gruta.

Al parecer el Gobierno Británico tenía interés en recuperar el segundo cuerpo sin llamar la atención y con el visado de turista de estos especialistas no tenía que dar explicación alguna al gobierno mexicano. Sin embargo los planes no siempre salen como uno tiene previsto y resultó que esta gente se extravió en el grandioso entramado de corredores subterráneos de la inmensa oquedad, con el problema añadido de que buena parte de la misma está permanentemente inundada. Ante el peligro incluso de perecer ahogados por las intensas lluvias recientes y el aumento del nivel del agua, no tuvieron otro remedio que pedir ayuda. Cuando los equipos de emergencia les encontraron, los británicos se negaron a seguirles alegando que querían que fuera un equipo de buzos ingleses los que fueran a por ellos. (?)

El razonamiento era extraño pero, tras la sorpresa inicial, el equipo de rescate se puso en contacto con responsables del gobierno británico y con inusitada rapidez buzos de élite del ejército británico se personaron en la cueva. Las autoridades mexicanas no solo colaboraron en hacer llegar rápidamente a estos militares a la cavidad sino que, atendiendo la petición de su comandante en jefe, se estableció un perímetro de más de un kilómetro alrededor de la boca de la caverna para que ningún periodista o curioso pudiera captar imagen ninguna del rescate de los "turistas" atrapados. Pasado un tiempo los buzos británicos rescataron a sus compatriotas y si bien posaron ante las cámaras, se negaron a realizar ninguna declaración al respecto de la operación.

Alguna explicación debía hacerse de los hechos y los citados "turistas" comparecieron en la Oficina de Inmigración declarando haber ido a realizar unas mediciones de Iridio (?) disculpándose por no haber informado al gobierno mexicano. Rafael Huízar, del Instituto de Geología, señaló que su acceso con engaños y no querer ser auxiliados decía claramente que su intención no era legal. A pesar de otras muchas opiniones en contrario, los viajeros regresaron a Europa sin denuncia por entrada fraudulenta al país, ni explicación alguna de las actividades que realizaron en el mismo. (?)  No se tienen noticias sobre la permisividad del gobierno mexicano en la exploración de la gruta y su silencio frente al rescate de los exploradores británicos. Si se sabe que éstos no encontraron lo que buscaban porque quien encontró al primero de aquellos seres enterró al segundo a mayor profundidad de la que los británicos llegaron a penetrar, pues preveía una acción parecida.

Foto diario LA PORTADA. Jueves 25 Marzo 2004.
El año 2004 las noticias de la TV mexicana informaron de un  accidente mortal en la cueva.  En realidad resultó ser que investigadores mexicanos liberales habían penetrado en la caverna en busca del segundo ser que había quedado olvidado en la penumbra de la cueva de Cuetzalan. Un accidente fortuito dio al traste con la vida de uno de ellos que, además, fue arrastrado por la corriente y no pudo ser recuperado. Casi nadie prestó atención a la noticia, una más de las muchas que oímos todos cada día. Sin embargo, como respuesta a la afrenta británica de tiempo atrás, la noticia fue ampliamente difundida por los medios de comunicación escritos y enterada la población de todos los pormenores del suceso. Son muchos los que cuentan historias relacionadas con seres extraños, quizás de otro planeta, pero...

RAFAEL FABREGAT
Un tema interesante, cada día del año.

2 comentarios:

  1. desde luego parece inverosímil para muchas personas que jamás han estado en esos lugares, y que únicamente saben lo que llegan a escuchar, pero las personas que tuvimos la oportunidad de conocer y realizar observaciones de forma directa en esos lugares,de platicar con gentes que viven o vivieron y de darnos cuenta que desde los años 50s y 60s llegaron en oleadas antropólogos norteamericanos y europeos hablando Nahuatl y totonaco, lo cual les permitía tener una comunicación con los nativos del lugar, que no se daba con los mestizos de la región, los cuales los descriminaban y abusaban de ellos. existen en esa región cosas que ni se imaginan....

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo. Una interesante aportación de primera mano que agradezco en lo que vale. ¿De qué se trataba?. Pues no se sabe, ni creo que se sepa jamás. En el mundo hay muchos intereses que la gente de a pie desconocemos. De todas formas, como ya he dicho en el post, soy escéptico por naturaleza y a mi modesto entender no se trataba de diablos ni de extraterrestes, sino más bien de intereses británicos que hábilmente recuperaron para no volver jamás. Esas gentes no mueven el culo del sillón si no hay beneficio. Un saludo.

    ResponderEliminar