5 de junio de 2013

1034- EL IMPERIO JAPONÉS.

Con 7,4 millones de Km2. el Imperio Japonés llegó a ser uno de los más importantes del planeta desde el último tercio del siglo XIX y la mitad del XX. Este logro es mayor si cabe al tener en cuenta que Japón es un archipiélago con una superficie total de 377.835 Km2. y alejado más de 3.000 Km. del continente.

Mapa de 1.855, similar al actual.
Cuando se habla del Imperio de Japón suele referirse al periodo a partir de la Restauración Meiji (1868) aunque no fue hasta 1.895 cuando comenzaron sus ataques expansionistas. Este periodo se inicia oficialmente el 3 de Enero de 1.868 y finaliza el 2 de Septiembre de 1.945 cuando este país firma su rendición incondicional. Un periodo de 77 años de políticas claramente imperialistas en el que Japón fue gobernado por los clanes anti-Tokygawa, Satsuma y Chôshû. En estos años de gobierno imperialista pasaron tantas cosas como su expansión por buena parte del Pacífico y el Índico, así como los impactos atómicos de Hirossima y Nagasaki.

Entre 1894-1895 Japón lleva a cabo una primera guerra contra China, a consecuencia de la cual ésta cede parte de Manchuria y la isla de Taiwan. También Corea sería anexionada en 1910 como colonia agrícola. El hierro y el carbón de Manchuria, así como el caucho de Indochina y los diferentes productos chinos eran objetivo primordial de la industria japonesa. Buscando ampliar su influencia en China, aprovecha la Primera Guerra Mundial y en Agosto de 1.914 declara la Guerra a Alemania por sus territorios de Shandong en China y las islas Marianas, Carolinas, Marshall y Belau-Palaos-Palau en Pacífico noroeste. Un ataque sorpresa les dio la victoria a los japoneses que ganan estas islas en Noviembre de 1.914. Otros aliados en la guerra de Europa, especialmente los británicos, apoyan a Japón en su expansión al tiempo que piden parte del botín. La presión llega a un punto en que China queda como simple protectorado japonés aunque la presión internacional les obliga a retirar parte de sus demandas y se firma un Tratado menos exigente en Mayo de 1.915. Sin apenas resistencia en 1.931 Japón invade la isla de Manchuria y dos años después Jehol, territorio chino limítrofe con Manchuria. 


En 1.936 invade Mongolia y crea en su territorio el Estado de Mengjian. Ante todo este cúmulo de ambiciones la opinión pública norteamericana se puso en guardia y tras la ocupación francesa de Indochina (1940-1941) y la continuación de la guerra en China, los Estados Unidos cerraron la exportación de chatarra y petróleo a Japón, tan necesarios para el mantenimiento de la guerra. Ante la falta de materias primas Japón baraja la posibilidad de retirarse de China o la de obtener dichos materiales del sudeste asiárico, controlado por colonias europeas, especialmente la Malasia Británica y las Indias Orientales Holandesas. En Septiembre de 1.940 Japón firma un Tratado tripatito con la Alemania nazi y el Reino de Italia al objeto de que cada una de las partes pudiera seguir controlando sus posesiones mundiales. El plan era la expansión de Alemania en Europa, la de Japón en Asia y la de Italia en el norte africano. En dicho tratado se establece el apoyo mutuo en caso de conflicto con otras potencias a excepción de la Unión Soviética. Un año antes (Septiembre de 1.939) había dado comienzo la que sería llamada Segunda Guerra Mundial, hecho aprovechado por Japón para extenderse más si cabe en el continente asiático.

Tras un pacto de neutralidad con la URSS (1941) Japón intenta acuerdos con las Indias Orientales Neeerlandesas que provocan el embargo de los Estados Unidos y la tensión entre ambos países. En plenas negociaciones y sin aviso previo la aviación japonesa ataca Pearl Harbor, principal base norteamericana en el Pacífico. Inmediatamente después atacan las Filipinas, Guam, Wake y Midway, Hong Kong, Malasia Británica y Tailandia. Al día siguiente Estados Unidos le declara la guerra a Japón y a todos sus aliados. Un año después Japón mantenía su ofensiva con el apoyo tácito de algunos países que veían en ello la forma de liberarse del imperialismo occidental. A finales de 1.941 se suman Birmania, Borneo y las Indias Occidentales Neerlandesas. Japón pone sus ojos en Australia y Nueva Zelanda y en 1.942 desembarcan en Nueva Guinea, Papúa e Islas Salomón mientras otro destacamento ocupa las islas Aleutianas, frente a las costas de Alaska. Después de intensos bombardeos en 67 ciudades japonesas y ante la imposibilidad de frenar la actitud imperialista de Japón por el sistema de guerra convencional, el 6 de Agosto de 1.945 el presidente de los Estados Unidos, Harry Truman tomó la más terrorífica de las decisiones.


Bomba Little Boy.
Construida pero a falta de probar sus resultados, ordenó soltar sobre la ciudad de Hiroshima la bomba atómica de uranio "Little Boy", de 4.400 Kg. y 16 kilotones de potencia, equivalente a 16.000 toneladas de TNT. El resultado fue la destrucción completa de la ciudad y la muerte instantánea de 70.000 personas y otras tantas en apenas unos meses, por las heridas, quemaduras o la radiación. El 26 de Julio anterior a los hechos EEUU había remitido un ultimatum conminando a Japón a la rendición, advirtiendo de la posibilidad de arrasar el suelo japonés por medios atómicos, pero Japón no creyó que el proyecto estuviera tan avanzado y creyéndolo un engaño rechazó la rendición. 


Hiroshima tras la explosión.
Tras el bombardeo de Hiroshima el presidente Truman reiteró la necesidad de una rendición incondicional de Japón pero éste la rechazó nuevamente, hecho que provocó la declaración de guerra de la URSS a Japón y el nuevo uso, esta vez sobre Nagasaki, de otra bomba nuclear de 22 kilotones. Fue el 9 de Agosto de 1.945. También destruida en su totalidad y más de 50.000 muertos inmediatos y otros 25.000 antes de finalizar el año. Ante los trágicos hechos y la declaración de guerra de la URRS, el 12 de Agosto, el emperador Hirohito informó a la familia imperial su decisión de rendirse.
Nagasaki
Dos días después, el 14 de Agosto de 1.945 grabó su anuncio de capitulación que fue transmitido por todas las emisoras del país al día siguiente con estas palabras:
"El enemigo está utilizando una nueva bomba sumamente cruel y de poder incalculable que acaba con la vida de miles de inocentes. Si continuáramos solo conseguiríamos el arrasamiento y el colapso de nuestra nación e incluso a la extinción de la raza humana". 
Acabaron todos los sueños imperialistas japoneses. La rendición se hizo oficial el día 2 de Septiembre de 1.945 al aceptar la rendición de Potsdam, expedida por los Estados Unidos, Reino Unido, China y la URSS.

RAFAEL FABREGAT
Un tema interesante cada día del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario