9 de marzo de 2013

0947- ARTUR MAS, HITLER O MUSSOLINI SEGÚN RODRIGUEZ IBARRA.

Acertado o no, el socialista y expresidente del gobierno extremeño Juan Carlos Rodriguez Ibarra nunca ha tenido "pelos en la lengua". Parece ser que, en una entrevista televisiva, Ibarra comparaba las políticas rupturistas de Artur Mas con el golpismo y las estrategias de Hitler o Mussolini, dos dictadores fascistas de la primera mitad del siglo pasado, de sobra conocidos por todos. En alusión al proceso soberanista emprendido por el máximo representante catalán y sus acólitos, asegura textualmente Ibarra que "no estábamos acostumbrados a recibir ataques al sistema, desde dentro del propio sistema". Una estrategia que sí conocieron alemanes e italianos, porque tanto Adolf Hitler como Benito Mussolini sí atacaron al sistema desde dentro. A buen entendedor...


Ante palabras tan malsonantes, como claras, el portavoz del gobierno catalán Francesc Homs dice que la Generalitat está estudiando la posibilidad de querellarse contra el ex-representante extremeño por estas declaraciones. A estas palabras José Antonio Monago, presidente del gobierno de Extremadura, advierte al catalán que si la Generalitat utiliza sus servicios jurídicos para demandar a Juan Carlos Rodriguez Ibarra, el Gobierno de Extremadura hará lo propio para defender a su expresidente. Lógicamente los extremeños aclaran que Ibarra no comparaba personas, sino caminos que pueden llevar a hechos. Aclara Monago... "es un insulto a la inteligencia cualquier intento de acusar a Ibarra de estar equiparando a Mas con Hitler".


Artur Mas, que empieza a darse cuenta que la zanja en la que se ha metido se hace cada día más profunda, responde como única defensa que las declaraciones de Ibarra son una muestra de la intoleracia creciente que hay hacia Cataluña. Nada más lejos de la verdad. Cataluña es "la bien amada" de los españoles, la envidiada por todos, siempre desde una sana perspectiva. Lo que los españoles no pueden tolerar es a ciertos trepas a los que gobernar una autonomía ya les parece poco, así como de que se culpe a España y al Gobierno español de las recortes provocados por los desmanes del gobierno catalán. Menos aún podemos tolerar que una parte del Estado Español se separe del mismo, porque a cuatro trepas catalanes así les convenga.


También el Ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón "invita" a Artur Mas a ir a los tribunales si considera que su honor ha sido violado. "Si Mas o la Generalitat consideran que han sido dañados sus derechos -dice el ministro- pueden ir a los tribunales a que se los reparen". Mucho nos tememos que la bravata se quedará en "agua de borrajas", porque ellos saben bien que no se dice ni la mitad de lo que merecen. De todas formas bastante basura hay ya en los tribunales, como para añadir una "charlotada Más". El portavoz del PSC, que no quiere quedar descolgado en caso de un posible triunfo soberanista, ha querido dejar claro que las declaraciones de Ibarra están fuera de lugar.


A la greña. Así andamos en una España totalmente hundida en la crisis. Con 6.000.000 de personas sin trabajo ( 26,6% de la población activa) y con una caída de las ventas del comercio minorista imposible de soportar. Con una economía en caída libre, el comercio se hunde en una situación sin precedentes históricos. Que una cosa son los planes de austeridad y otra muy distinta los que hace el BCE, con una continua inyección de capital a la banca que no hace otra cosa que provocar la fuga de capitales. El comercio minorista registra un cierre del 11,7% en tan solo un año. Caen las ventas y por ende la producción y el empleo. Se desploma la economía y con ella se desploman también los ingresos fiscales, provocando que también las cuentas públicas se hundan. España se está quedando sin dinero... ¿Y qué importa eso a Más y a sus socios separatistas?. Lejos de empujar el carro todos a una para sacarlo del lodazal, las ratas quieren huir poniéndose a salvo de la tormenta. Con estas actitudes... ¿cual es el futuro de este país y de sus gentes, incluidos los catalanes?. 

RAFAEL FABREGAT
El último Condill, español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario