7 de febrero de 2013

0920- SANTORINI Y LOS MINOICOS.

Isla de Santorini.
Los minoicos eran la civilización que ocupaba la isla de Creta varios milenios antes de nuestra era. En cuanto a Santorini, hasta el año 1650 a.C. no era el archipiélago que hoy conocemos, sino una sola isla con un volcán central más o menos activo: el Thera. Fue en esa fecha cuando, a causa de una erupción sin precedentes, la isla se vino abajo sumergiéndose la caldera y buena parte de la isla, quedando visibles las partes que hoy conocemos. Aunque anteriormente fueron muchas las erupciones del citado volcán, la "erupción minoica de 1650 a.C." fue con diferencia la mayor de todas ellas y una de las más potentes sucedidas en todos los tiempos. Las cenizas llegaron a Egipto y fueron consideradas una de las plagas pronosticadas por Moisés a los egipcios por la obstinación del faraón de no permitir la marcha de los israelitas en busca de la tierra prometida por Dios. 


Viviendas de la cultura minoica.
En esas múltiples erupciones el volcán Thera estallaba y se contraía dejando una caldera llena de agua de mar y numerosas islas en lo que antes era el círculo de la caldera. Lentamente la caldera iba llenándose después con magma formándose nuevamente el volcán que, en un proceso cíclico, volvía a derrumbarse de nuevo. Con referencia a la erupción del 1650 a.C., la delgadez de las capas de tefra parecen indicar que el volcán avisó con tiempo a sus habitantes. Se sugiere también que algún terremoto anterior a la potente explosión dañaría notablemente los asentamientos locales avisando a la población de los peligros que se avecinaban. No se han hallado restos humanos en las exploraciones arqueológicas realizadas, a pesar de encontrar construcciones en buen estado. Ésta evidencian que la primera erupción depositó 7 m. de piedra pómez y cenizas en buena parte de la isla, enterrando la mayor parte de las construcciones humanas con escasos daños en las mismas. Las siguientes si destruyeron por completo aquellas no cubiertas anteriormente y provocaron finalmente el hundimiento de la caldera y consiguiente tsunami. 


Palacio de Cnosos.
Se cree que los primeros minoicos llegaron de Anatolia, alrededor del 7º milenio a.C. creando diferentes asentamientos en Creta e islas cercanas, uno de los cuales fue Cnosos. Las excavaciones llevadas a cabo en el Palacio de esta ciudad pusieron de relieve que el primer estrato databa del 3400 a.C. aunque por debajo de éste se superponían otros, hasta seis metros de profundidad, que eran la base de la primera civilización minoica. Estos primeros minoicos habitaban chozas de madera que con el paso del tiempo serían sustituidas por piedra o ladrillos de barro. Los minoicos poblaron la isla de Creta entre el 3000 y el 1400 a.C. aunque su nombre no es real, sino producto de la relación que su descubridor (Arthur Evans) estableció entre el palacio de Cnosos con el rey Minos y la leyenda del Minotauro. No hay pues constancia de la denominación que aquel pueblo se daba a sí mismo aunque en la Odisea, escrita unos siglos más tarde, se cita a los habitantes de Creta como los eteocretenses y posibles descendientes de los minoicos.  


Tablillas minoicas.
Durante el tercer milenio a.C. (Periodo Antiguo) los minoicos desarrollan un crecimiento comercial marítimo con las regiones del Mediterráneo Occidental y se introduce el torno y la metalurgia. Se construyen la primeras casas de piedra y adobe, así como acrópolis y tumbas individuales con forma de cúpula que sustituyen a las excavadas en la roca. En los tres siglos siguientes del Periodo Medio (2000-1700a.C.) se construyen los primeros palacios y aparece la escritura. Se crean la primeras ciudades. Se explota la agricultura que produce trigo, aceite y vino. Los Palacios son de carácter administrativo y dispuestos alrededor de un patio central, con abundantes almacenes y habitaciones sagradas. A esta etapa sigue el Periodo Tardío (1700-1300a.C.) cuando esta civilización llega a su máximo esplendor. Se fundan nuevas y espléndidas ciudades, así como nuevos Palacios laberínticos que sustituyen a los antiguos. A esta etapa corresponde el Palacio de Cnosos. Son de varios pisos, con grandes patios y amplias escaleras y corredores, grandes almacenes y criptas para los gobernadores y sus familias. 


Caldera de Thera, hoy puerto de Santorini.
No hay una fecha exacta para datar la explosión del volcán Thera, situado en la isla de Santorini. Las pruebas de radiocarbono indican 1639-1616 a.C., la dendrocronología en el 1628 a.C., pero la arqueología fija el fenómeno catastrófico entre los años 1530-1500 a.C. Lo que si está claro es que tras la erupción, el desarrollo de Creta quedó paralizado y ninguno de los palacios de la isla fue reconstruido. Con la erupción del Thera, la civilización minoica había desaparecido. Los supervivientes se dispersaron, subsistiendo como buenamente pudieron hasta la llegada de algunas dinastías dóridas o aquedas, provenientes del Peloponeso, que fijaron en Creta su residencia construyendo Palacios micénicos sobre las ruinas de los minoicos devastados por el volcán. Esta etapa de la historia de Creta, que abarca hasta el primer milenio a.C. será tiempo de transición y nacimiento de una nueva civilización de raigambre minoica pero de espíritu micénico.
La Historia y los designios de la naturaleza han convertido a Santorini es destino turístico, por sus ruinas y por el maravilloso paisaje que se divisa desde la cornisa de la caldera de aquel monstruoso volcán, hoy convertido en magnífico puerto.

RAFAEL FABREGAT
El último Condill, español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario