31 de enero de 2013

0912- EL LABERINTO DE GORTINA.

Gortina fue capital romana de la isla de Creta y se cree que el complejo de cuevas que hay en las inmediaciones, podría ser muy fácilmente el famoso "Laberinto del Minotauro" del que hablan las leyendas griegas. De acuerdo con esa leyenda, el rey Minos mandó construir el complejo laberinto para encerrar allí al Minotauro, una bestia monstruosa nacida de la unión entre su esposa Parsifae y un toro del que se había enamorado, siguiendo la trama urdida por el dios Poseidón que se había enemistado con el monarca por no haber sacrificado al animal en su honor. 


Entrada al Labyrinthos.
La cueva tiene dos entradas. Un equipo de arqueólogos visitó el complejo subterráneo, de más de 3 Km. de pasadizos, constatando las numerosas visitas que ladrones de vestigios históricos habían llevado a cabo en la gruta. Incluso se habían realizado perforaciones con el objeto de dinamitar las paredes de alguna de sus cámaras, con la esperanza de encontrar algún tesoro oculto. Sin embargo el descubrimiento de la ciudad de Knosos a finales del siglo XIX hizo que tales buscadores de tesoros ocultos cambiaran de lugar de prospección. Lo de su posible equiparación con el legendario "Laberinto del Minotauro" viene de muy atrás, puesto que estas cuevas de Gortina se conocen desde muy antiguo con el nombre griego de "Labyrinthos". 


Leyes de Gortina.
Claro que, de ahí a que la leyenda tenga la más mínima relación con la realidad, va un trecho bastante más largo que la longitud de la citada caverna. Gortina fue una importante ciudad de la civilización Minoica que los romanos convirtieron en centro comercial de gran relevancia. A finales del siglo XIX se descubrió su emplazamiento y empezó su excavación encontrándose losas escritas en dialecto dórico con una serie de normas que datan del siglo V a.C. y que ponen de relieve su aplicación de acuerdo con una clara división de clases. Los trabajos dejaron al descubierto las ruinas del teatro, ágora, termas, teatro de Apolo Pítico, anfiteatro, dos templos y un odeón. Este último se construyó en el siglo I d.C. aprovechando bloques de piedra de un antiguo teatro, siendo estos bloques los que contenían las citadas Leyes de Gortina.


Entrada principal y polvorín nazi.
El "Labyrinthos de Gortina" es una caverna conocida desde la antigüedad y que los nazis ocuparon en la II Guerra Mundial para utilizarla como polvorín. Al final de la guerra la entrada fue dinamitada para impedir su acceso. Posteriormente, ante el peligro de derrumbes se cerró con rejas que no se abrirían hasta 1984 cuando los espeleólogos pidieron permiso para estudiarla y comprobar su seguridad. La superficie de los distintos corredores es de 9.000 m2., con casi 3 Km. de longitud. Contiene una sala de 80 m. de largo por 35 m. de ancho, con columnas que sostienen el techo y que se supone fue adecuada como refugio en el siglo XVIII. Todas las paredes de la cueva están repletas de nombres de los diferentes visitantes que la han recorrido, desde más de cinco siglos atrás.


Mosaico con el laberinto del minotauro.
Un verdadero laberinto en el que resulta muy fácil perderse en numerosas cavidades engañosas que no conducen a parte alguna. Rivalizando con las ruinas de Knnosos, las Cuevas de Gortina o Labyrinthios, se han ganado el interés y la curiosidad de los turistas que, metidos a exploradores, las visitan diariamente. Tanto es así que las autoridades de Creta han tenido que cerrar algunos de sus espacios peligrosos, por derrumbe o deslizamientos y hasta señalizar pasadizos sin salida para que el turista curioso no se vea perdido y presa del pánico. Algunos de esos lugares contienen inscripciones que pueden datar del primer milenio, pero el peligro de caída de rocas ha hecho aconsejable el cierre de algunos pasadizos. Por lo que se ve, la gruta parece ser una antigua cantera abandonada y son muchos los que piensan que efectivamente puede ser el verdadero lugar donde se creó la leyenda del Minotauro...

RAFAEL FABREGAT
El último Condill, español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario