14 de noviembre de 2012

0847- LAS CATARATAS VICTORIA.

Pues si amigos. Estamos en África y concretamente en Zimbabwe, pero no es de este maravilloso país africano de lo que voy a escribir hoy, sino del gran río Zambeze y muy especialmente de las Cataratas Victoria. Un grandioso salto de agua situado en la misma frontera entre Zambia y Zinbabwe. Sobre ellas se encuentra el magnífico Puente de las Cataratas, una obra soñada por el empresario y político Cécil Rhodes que, sin embargo, no llegó a verlo construido. El puente une las localidades de Cataratas Victoria (Zimbabwe) con Livingstone (Zambia) y fue construido entre los años 1.904 y 1.905. La estructura, íntegramente de hierro y con servicio de carretera y ferrocarril, fue diseñada por G.S. Hobson y su construcción duró 14 meses, siendo inaugurada por George, hijo de Charles Darwing. El de la Teoría de la evolución, efectivamente.


Las Cataratas Victoria miden 1.700 metros de anchura y se despeñan desde una altura máxima de 107 metros, casi doblando todas las cifras de las famosas Cataratas del Niágara. Claro que las Victoria tienen menor caudal y muy cambiante, según la época del año. La meseta por la que discurre el río Zambeze tiene una estación lluviosa (Diciembre-Marzo) pero el resto del año el caudal merma notablemente. El mayor pico de agua suele producirse a principios de Abril, momento en que el agua pulverizada por el impacto suele llegar a la considerable altura de 800 metros. El caudal es entonces de tal magnitud que es imposible ver el pie de la cascada ni tampoco parte de la cortina de agua. Especialmente en la parte de Zambia es imposible pasear a lo largo del acantilado debido a la abundante agua vaporizada que sube como si se tratara de una abundante lluvia invertida. 


A medida que el caudal disminuye las cimas del río se hacen visibles y algunos locos aventureros intentan incluso cruzar de una a otra parte del río. Una experiencia nada recomendable, pues son muchos los que han perdido su vida en el intento.
El menor caudal se produce en Noviembre. La diferencia es tan elevada como que, en esas fechas, el río lleva tan solo un 10% del agua del mes de Abril. Es entonces cuando esos descerebrados suelen cruzar el río por encima de las crestas que el menor caudal deja visibles. Desde luego el caudal es bajo y la aventura posible, pero el más mínimo tropiezo o resbalón sobre las pulidas rocas se ha llevado a muchos al fondo del precipicio en una caída que no deja lugar a la esperanza. Creo que para divertirse no hace falta correr riesgo innecesarios pero, en fin, en este mundo cada cual es como es y arriesgar la propia vida no es criticable, pero sí poco aconsejable.


Justamente en ese momento de menor caudal (Septiembre-Diciembre) es posible otra locura, que se dice totalmente segura: nadar en el "Devil's Pool". Al borde mismo de las Cataratas Victoria, la roca tiene una importante depresión que embalsa gran cantidad de agua aprisionada por un borde más elevado y a la que puede accederse desde Livingston. Este lugar tan extraño como peligroso se denomina en español "La Piscina del Diablo". 

Lógicamente en época de mayor caudal sería imposible permanecer en dicha piscina natural pues el agua te arrastraría hacia el salto de agua despeñándote. La caída es en ese punto de 100 metros de altura, por lo que se convierte en la piscina más peligrosa del mundo. Especialmente si tenemos en cuenta que, en cualquier momento, el río puede experimentar en apenas un minuto crecidas de hasta un metro de altura. Para llevar a cabo la imbecilidad que esa chica de la foto realiza, el "moreno" la sujeta de la pierna. Sí pero ¿y si le da un jamacuco?. Al "moreno" quiero decir...

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario