13 de septiembre de 2012

0792- LA DIADA DE CATALUÑA - Movimientos separatistas, con intereses personales.

No sé si hay Dios o Demonio, pero durante toda esta semana he intentado razonar históricamente las consignas que los independentistas catalanes esgrimieron el pasado martes 11 de los ctes., como una justicia que se les debe por parte del resto de España y este trabajo (por fin terminado) ha desaparecido de mi ordenador por arte de Birlibirloque. Cosas de la técnica que no siempre funciona correctamente, o somos nosotros quienes no sabemos como hacerla funcionar. Naturalmente no voy a tirarme otra semana intentando redactar nuevamente una razón que considero indiscutible y hacerlo además con la diplomacia del que te llama imbécil sin querer agraviarte. No, no voy a hacerlo, pero si haré un brevísimo resumen de dicha entrada. En cuanto a la foto adjunta demuestra bien a las claras que, en buena parte, los separatistas no son ni siquiera españoles sino gente de fuera que viene a realizar un trabajo que no confían que los catalanes sepan ni quieran hacer por si mismos.


En el siglo VIII y con la península Ibérica en poder de los musulmanes, el Imperio Carolingio creó una barrera o "marca" en los Pirineos para frenar su avance hacia Europa. Esa barrera constaba de una serie de "pagos" que después se llamarían condados y de los que nacerían posteriormente los reinos de Navarra y Aragón. Quedaban los condados de Barcelona y Urgel que, en poder de los "francos" tenían delegados (condes) que se encargaban de regentar el territorio y defenderlo de posibles atacantes. No sabían los "francos" que metían al lobo en su corral... ya que, tras los cuatro primeros personajes -auténticamente francos- nombrados al efecto, el quinto (y malo) fue Guifredo el Velloso (840-897) un hispano-godo de Prades (condado de Conflent) que, aprovechándose de la debilidad por la que atravesaba el reino, decidió quedarse como propias las tierras que eran ajenas y a su muerte las repartió entre sus hijos. No hubo compra ni conquista, sino pillaje. 


Cataluña nace con el expolio que Guifredo el Velloso hace al aprovecharse de la confianza que fue depositada en su persona y de la debilidad por la que atravesaba el Imperio que le había situado en el cargo. ¿Es eso motivo de orgullo para el pueblo catalán?. Parece que si, pues son cientos las calles catalanas que llevan su nombre. En fin, sigamos...
Se suceden los condes hasta llegar a Ramón Berenguer IV que a la edad de 34 años (1.150) se casa con Petronila, hija de Ramiro II el Monje, rey de Aragón que cuenta entonces con 14 años de edad. De esta unión nacería en 1.157 Alfonso II de Aragón, primer rey que lo es de ambos territorios. A partir de ese momento y hasta la muerte de Fernando II en 1.516, todos los reyes de Aragón lo fueron también de Cataluña, con título de Condes.


Primer escudo. (Reyes Católicos)
Tras los 350 años que duró la unión entre Aragón y Cataluña, Fernando II uniría también Castilla al casarse con Isabel la Católica y el Reino de Navarra que se conquistaría después, por lo que tras completarse la Reconquista en 1.492, con la recuperación del reino de Granada, nacería la nueva España bajo una misma bandera y en ella un escudo en el que estarían representados todos los reinos que la conformaban: Castilla, León, Aragón/Cataluña*, Navarra y Granada. El escudo ha ido variando con los años, pero siempre ha mantenido el sentido de unidad, representando a todos los reinos que fueron unidos en su día. También dicha bandera es al mismo tiempo lazo de unión de todos los territorios peninsulares a excepción, claro está, del reino de Portugal independizado mediante el Tratado de Zamora de 1.143 y refrendado por Bula del Papa Alejandro III en 1.179. 


Hoy, 500 años después de aquel logro sin parangón, es justamente el pueblo catalán (o al menos eso dicen los separatistas) quien pide la independencia. Si tal petición resulta chocante, lo es más todavía cuando esgrimen los (falsos) motivos que les lleva a formular dicha petición. Ni les avala la Historia, ni es el pueblo catalán el que ha conseguido situar a esta comunidad en los primeros puestos económicos que ocupa. Por si acaso estos independentistas no lo saben, más del 80% de las familias que viven en Cataluña tienen familiares cuyo origen no es catalán; gente que se ha dejado las uñas de sus manos trabajando para llevar adelante a su familia y consiguiendo con ello el engrandecimiento de la comunidad catalana. No es tampoco de recibo que Cataluña culpe al gobierno central de repartir sudores "catalanes" entre otras zonas más pobres del país, puesto que justamente esas zonas pobres son, en su mayor parte, el origen de las gentes que actualmente viven en ese territorio.


En cuanto a los políticos catalanes y especialmente a los voceros de la independencia catalana, todos sabemos que son charlatanes de feria que, conocedores de los problemas por los que el pueblo español está atravesando en este momento, salen a la calle pregonando el "elixir de la independencia" como fórmula milagrosa que curaría todos los males. Así y todo, a pesar de la crisis que a todos nos embarga, los catalanes no son marionetas que, en lugar de hilos, se muevan a golpe de altavoz. Aquellos a quienes tanto esfuerzo les ha costado conseguir lo poco que tienen, no se lanzan a la calle con tanta facilidad. Saben que las palabras de los charlatanes son huecas y no tienen relación alguna con sus actos. Lo que pretenden los voceros no es otra cosa que acceder al poder y llenar la saca, la suya. Ese es el motivo de querer vendernos a todos mantas de "borra" (ropa vieja triturada) diciéndonos que se trata de lana virgen, pero el pueblo catalán (lo sé por propia experiencia) nunca fue tonto y sabrá demostrarlo en su momento.

EL ÚLTIMO CONDILL 

(*)
NOTA.- Como bien dice mi amigo José Vicente Sospedra Cataluña nunca fue un reino y las barras que figuran en el escudo de España pertenecen al Reino de Aragón, en el que Cataluña ha estado integrada desde 1.150, al casarse el conde de Urgel Ramón Berenguer IV con Petronila, hija y heredera del rey de Aragón, Ramiro II el Monje. En cuando a los condados, que le pregunten a Guifredo el Velloso, como los consiguió.

9 comentarios:

  1. Senyor condill: Enhorabona per l'articul,pero te un fallo,Catalunya mai a segut un regne, a hon diu "escudo en el que estarán representados todos los reinos que la conforman: Castilla, León, Aragón/Cataluña, Navarra y Granada.Catalunya no esta representada.L'escut dels Reis Catolics "Es un cuartelado; 1º y 4º, contracuartelado de Castilla y León; en el 2º y 3º, partido de Aragón y Sicilia. El nostre Rey actual, es Rei d'Espanya i comte de Barcelona entre atres.La tant anomenada pels independentistes catalans Corona Catalano/Aragonesa, no existit mai.Continue aixina no m'en perc cap dels seus articuls.Un abraç del seu amic JOSE V.SOSPEDRA

    ResponderEliminar
  2. Hola José Vicente: Lamento no poder responderte en valenciano. Como ya sabes, cuando yo fui a la escuela no nos enseñaban más que Historia Sagrada y poco más. Me alegra saber que sigues leyendo mis cosas. Está claro que Cataluña jamás tuvo rey y que las barras (rojas-amarillas) que figuran en el escudo de España corresponden única y exclusivamente al Reino de Aragón pero, como los catalanes son tan "suyos", aunque de forma incorrecta quise señalar que también ellos estaban incluidos en ese mismo territorio. Espero no tardar tanto tiempo en recibir un nuevo comentario tuyo. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respuesta a un amigo que no me ha puesto su nombre y que hacía algunas aclaraciones sobre el lenguaje catalán y el valenciano. Te agradezco de corazón la lectura de mis entradas al Blog y tu interés en darme las direcciones de dos interesantes escritores sobre esta materia. Mi padre siempre decía que "toda piedra hace pared". Lo mío, ya lo ves, son muchas veces chorradas de viejo y otras mesas cojas que hay que calzar. Te agradeceré nuevo comentario tuyo y aporte de las direcciones. Un abrazo y hasta siempre.

      Eliminar
    2. He olvidado señalarte que tu comentario lo borré sin querer al intentar guardarlo. Lo siento mucho. Saludos.

      Eliminar
  3. Estimado amigo Rafael,los enlaces te los envié yo, se me olvidó firmar en la entrada. Continue como hasta ahora.Reciba un fuerte abrazo.
    Atte. José V.Sospedra.

    ResponderEliminar
  4. La valoración que haces de la separación de Guifredo no es correcta. De todas formas fue ratificada a Jaime I por el Tratado de Corveil.

    En cuanto a Alfonso II de Aragón fue una unión dinástica, manteniendo la independencia administrativa, económica y jurídica.

    Fue Felipe V, el primer Borbón, que aprovechando la Guerra de Sucesión y la debilidad de los catalanes, por las armas incorpora Cataluña al regimen español. El año próximo se cumplen 300 años de un atropello que no hemos olvidado.

    ResponderEliminar
  5. Respondo a comentario de alguien que se esconde en el anonimato...

    Que Guifredo se aprovechó de la debilidad del Imperio Carolingo para robar las tierras que habían dejado a su custodia, lo sabe cualquiera. Yo solo tengo Primaria y lo sé.
    Sobre lo que tu llamas "atropello de Felipe V" te diré que me parece una aberración que en 2013 se justifique una petición de independencia en base a hechos ocurridos en la Guerra de Sucesión Española. Especialmente sabiendo que, para esa fecha, hacía siglos que Cataluña formaba parte de España. Ya que os gusta la Historia ¿por qué no profundizamos en el robo de Guifredo a los franceses?.
    Si los catalanes (todos) hubieran estado mejor o peor con el archiduque Carlos VI o con Felipe V, no se sabe ni creo que le interese a nadie. A los separatistas tampoco, puesto que toda esta movida es por intereses particulares de cuatro vividores, que ya son ricos pero quieren serlo más. Valdría más que se dedicaran a trabajar, que es lo que siempre ha hecho el pueblo catalán, al que conozco y admiro.
    Efectivamente el próximo año es de aniversario. Se cumplen 300 años de la fecha en la que cesaron los abusos que la burguesía catalana ejercía sobre el pueblo llano en general. Sin duda eso no lo saben los ignorantes que gritan en el Camp Nou en el minuto 17'14". Lo que resulta inconcebible es que partidos políticos que se llaman de izquierdas apoyen una causa totalitarista como esta. Por esta democracia, de la que solo se aprovechan los tunantes, otros perdieron la vida. Ese es vuestro imperdonable pecado.

    ResponderEliminar
  6. la emigracion española que vino a Catalunya, lo hizo escapando del hambre y la opresion de " los señoritos", eso tambien deberia recordarse, y muchos de ellos se sienten catalanes, sin perder sus raices, y muchos de ellos son independentistas. Tal vez Catalunya ha sabido acoger e integrar, no?
    El sentimiento de no pertenencia al proyecto español, ¿ es aval suficiente?

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente la emigración que fue a cataluña escapó de la opresión de unos "señoritos". Lo que no pensaban ellos es que caían en las manos de otros iguales o peores, puesto que nadie regala nada. Me parece lógico y normal que los hijos de esos emigrantes, la mayoría ya muertos por la edad, se sientan catalanes y piensen como crean oportuno, pero los que vivimos en el resto de España también tenemos derecho a opinar. ¿Le parece suficiente respuesta o quiere más?.

    ResponderEliminar