4 de septiembre de 2012

0785- RONALDO, UN POBRE NIÑO RICO.

Tener facultades futbolísticas no es suficiente. En cualquier oficio y a la edad de ese energúmeno, lo primero es ser un hombre hecho y derecho y no un adolescente malcriado. Comportarse como tal dice muy poco de la persona y del profesional que pasa a ser veleta de campanario que gira según de donde venga el viento en ese instante. Nada de esto es nuevo, puesto que son demasiadas las veces en que se ha constatado ese carácter de "Adonis alelado" a quien solo le interesa el la gloria personal, que solo se siente a gusto cuando es el centro de atención. Porque las cosas, a según qué edad, son blancas o negras. Lo celos que en un niño de 5/6 años despiertan simpatía y ternura, en uno de 15 se llama "edad del pavo" o memez de adolescentes. Cuando el mismo comportamiento se produce rozando los 28 años creo que es para hacérselo mirar puesto que, a esa edad, de normal no tiene nada. 


Quien sea (padres, hermanos, etc.) aprovechando el dinero a espuertas que le entra cada día en su cuenta corriente y sabiendo que es un retrasado mental, le han puesto toda una catarfa de asesores que (a cambio de un sustancioso sueldo o unas nada despreciables comisiones) le lamen el culo y velan por sus intereses. Menos mal ya que, dejándolo a su suerte, ya se lo habría gastado todo en chucherías. (Piruletas, gominolas, chicles y cromos de Spiderman) No quiero yo decir que el chico esté tan ido como para llamarle un subnormal (deficiencia mental patológica) pero no me negará nadie que las memeces que hace este elemento no son propias de un "hombre hecho y derecho", a punto de cumplir 28 años. En cuanto al bombón de novia que tiene (Irina Shayk) como es lógico, o busca su dinero o es que está como él. De la cabeza claro, porque de curvas... ¡tiene muchas más!. Doble catarfa pues de asesores, para poder atender las necesidades de ambas fortunas, pues parece ser que la modelo también gana su pasta. Si tienes dinero no pasa nada, así funciona el mundo.


El pasado sábado, mientras en la sala de prensa Butragueño presentaba a Michael Essien como nuevo fichaje, Ronaldo se reunía con el presidente para decirle que "está triste". Los celos le corroen, no se siente querido... Algunos ya han diagnosticado su enfermedad, se llama "Messinitis bobalicona". ¡Será imbécil el niñato este!. Un tío con unos huevos como melones, allí lloriqueando como mariquita come-pulgones... Yo, es que no me lo puedo creer. ¡Uno de los mejores futbolistas del momento, con cuarenta sacos de billetes en el banco y una novia que se comería a un batallón vivo sin eructar... allí lloriqueando como Mafalda en día de Reyes sin regalo!. Vamos es que... ¡Esto lo cuentas en Corea del Norte y no se lo cree ni Kim Jong-un!. 
- Pero... ¿cual es el problema? -pregunta Florentino que no sabe como se lidia el toro de la imbecilidad aguda y persistente. En toda la historia de club tan emblemático jamás se había planteado un problema de tan difícil resolución... Pero no hay respuesta del niñato.

Difícilmente puede tener arreglo lo que no está roto pero, ante tanta "tristeza", Ronaldo apenas puede arrastrar las piernas. Es bien conocida la frase de que "El que con niños se acuesta, cagado se levanta". Pues eso es lo que hay. Parece ser que en casa de Ronaldo al dinero le llaman "cariño" y el presidente, que no habla su idioma, no se entera. Florentino, que es un hombre de negocios hecho y derecho, no entiende ese idioma de botarate que emplea el jugador y dice que si quiere más dinero que lo pida. Eso de que "está triste" -piensa Florentino- puede ser una estrategia económica totalmente desconocida y ¡es que cada día se aprende algo nuevo!. Vayan tomando nota los lectores. Cuando se quiera un aumento de sueldo, hay que decir que estás triste. Los energúmenos así lo aconsejan. El cariño se demuestra, según Ronaldo, renovando los emolumentos que figuran en el contrato. ¡Y sin tener que pedirlo!, que esa es la tristeza del jugador. Para conseguir el aumento, ¡ha tenido que ponerse triste!. ¡Desagradecidos -piensa él- que son todos unos desagradecidos...!


El jugador marcha de la reunión y el presidente no se ha enterado de nada, o hace como si no lo hubiera hecho, que esa es otra. Al día siguiente Ronaldo marca dos goles, pero no los celebra. (Está triste). Tras el partido busca a la prensa para comunicarles su tristeza. Después de un 3-0  todo son caras serias.  Mourinho que no conoce el problema no sale de su asombro. ¿Qué pasa?. Gana 11 millones de euros anuales NETOS... 
- ¿Qué quiere? -se preguntan todos.
Pues es muy simple. Quiere más dinero y ser el rey, el punto de mira (único) de todas las miradas, de todos los comentarios, de todos los premios, de todos los agasajos, títulos y prebendas. En una persona con tanto dinero, el vil metal es importante pero no lo es todo. El elemento en cuestión (que lo tiene todo) no es feliz porque, para su ego, tenerlo todo aún no es suficiente. Para serlo, todos los demás no deberían de existir. Según su criterio de memez elevada al cuadrado, solo una estrella tendría que haber en el cielo y (naturalmente) ser él. Esta gente acostumbrada a tenerlo todo desde tan temprano algunas veces tiene estas cosas, aunque no siempre. Afortunadamente hay estrellas que brillan sin cegar a nadie.


Teniendo contrato hasta el 2.015 el Madrid pensaba que no había prisa alguna en introducir alguna mejora al respecto, tal como han hecho con Albeloa, Ramos o Albiol y eso a la "figura" le ha molestado. Además de ganar más que nadie, Ronaldo también quiere ser mejor tratado que los demás. Para él, el Madrid no es un conjunto, sino su club y si no es así no le interesa seguir. O soy el amo del corral o me marcho a otro gallinero. Esa es su percepción de las cosas, la de "niñato repelente". Sin embargo todos sabemos que todos los males se curan con dinero y Florentino tendrá que sacarse la chequera para "curar" la tristeza del portugués. 
Aunque asegure que el dinero no lo es todo para él, un contrato de 18 millones anuales y una prolongación hasta el 2018 es posible que cure su "fiebre de amor" (de momento). Aún así, si el jugador no ve la idolatría que pretende, puede dejar de hacer goles y dejar al club en la estacada. Dinero si, pero que no dejen de lamerle los bajos... Así como en el Barcelona todos felicitan a los homenajeados (Messi, Iniesta, etc.) Ronaldo lo quiere todo para él y eso ni el Madrid ni ningún otro equipo puede hacerlo, pues todos los jugadores son importantes...

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario