9 de agosto de 2012

0763- NADIE SIN TRABAJO.


Por lo visto el 15 de Agosto (2012) acaba el plazo para el cobro de las prestaciones sociales por desempleo. Tal vencimiento se ha producido en varias ocasiones y siempre se ha renovado. Una vez más es previsible que vuelva a suceder lo mismo puesto que el gobierno carece de soluciones y no van a dejar que la gente se muera de hambre. ¡Hasta ahí podríamos llegar!. Sin embargo, a pesar de que me consta que a la gente no le gustará oírlo, soy de la opinión que las prestaciones por desempleo solo deberían cobrarse durante una mensualidad y sin retribución social alguna al final de dicho plazo. Por supuesto, tanto para españoles como para extranjeros. Aquí todos hemos de ser iguales y si no, para qué los dejan entrar. (Pero déjenme acabar).


En cuanto al tema de los comedores sociales y otras instituciones por el estilo, solo para gente enferma o jubilada que carezca de prestación, previa presentación del DNI correspondiente. Los pasotas y los vagos que se las arreglen como puedan, pues ellos son quienes han elegido esa forma de vida y nunca han colaborado con el resto de la sociedad.


No habiendo cobro por desempleo tampoco debería haber deducción alguna por este concepto a la hora de cobrar las nóminas correspondientes. Cada cual que se compre su hucha, que ya somos mayorcitos. Seguridad Social y pagas para pensionistas y jubilados, con medicinas gratis para todos ellos. Resto de cotizantes Asistencia Sanitaria total y gratuíta, con medicinas al 50%. Los no cotizantes sin medicinas y solo atención a las embarazadas y a las urgencias.
Cuando una persona fuere despedida del trabajo privado que sea el Estado el obligado a proporcionárselo, indefinido y dentro de ese hipotético plazo de treinta días. 


El desempleado estaría obligado a aceptar cualquier trabajo que el gobierno de cada territorio pudiera precisar, so pena de perder la prestación o el empleo público al segundo día de falta al mismo sin justificación. Todos los trabajos serían a jornada completa y con salario mínimo interprofesional. A diferencia del resto de trabajadores, estos trabajadores de tipo social solo deberían hacerlo cuatro días a la semana, a pactar entre el trabajador y la administración contratante, pudiendo emplear el quinto día laboral en la búsqueda de un empleo más acorde con sus aspiraciones o mejor pagado. 


¿Una barbaridad todo lo ante dicho?. Pues no lo sé, es probable, pero una cosa si que tengo clara... 
-A nadie le faltaría trabajo.
-El paro dejaría de existir y por tanto...
-Acabaría el fraude del que cobra y trabaja.
-Todos buscarían un trabajo mejor.
-El Estado saldría rápidamente de la crisis puesto que (casi) nadie querría trabajar en las jornadas sociales, duras y mal pagadas. No habiendo paro, el Gobierno no tendría que hacer frente a las pagas por desempleo y se recuperaría económicamente.


Esta entrada no va acompañada de viñetas porque sea cosa baladí. Es algo serio y muy serio, pero creo preferible acompañarlo de humor porque da la impresión de que demasiada gente se lo toma a risa. Creo que para los que verdaderamente buscan trabajo y no lo encuentran, que otros se pasen las horas en el bar riéndose de quien trabaja y de quien pretende trabajar y no puede, es para tirarlos al mar sin salvavidas... ¡con perdón!. Son las cosas de este mundo de mierda, en el que demasiadas veces pagan justos por pecadores... pero alguna solución habrá que buscar y que económicamente sea factible. ¡Que esa es otra...!

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario