19 de julio de 2012

0744- CUATRO CORTES DE PELO.

En tierras valencianas la expresión a una cosa sin perspectivas de futuro se la llama de esta manera: 
"Li queden quatre esquilades".
La traducción al castellano viene a ser "le quedan cuatro cortes de pelo". Pues bien, aunque se haga el sordo, eso es lo que le queda a Bashar al Assat y podrían ser los mismos para todos nosotros, si tenemos en cuenta las amenazas que se exponen al final de esta entrada. Yo digo cuatro cortes de pelo, porque es la forma coloquial que aquí se emplea, pero lo cierto es que mucho me temo que no serán ni siquiera dos. A la vista está que no los merece. ¡Cuanto me ha engañado este elemento!. Porque no me negarán que su aspecto es el de no haber roto jamás un plato... Pero, ¡vaya, vaya con el angelito dictador!. ¡Matando gente como si de ratas se tratara!. Por lo visto, para él, ratas son.


O estás conmigo o estás contra mí. Esa forma de pensar es más frecuente de lo que creemos muchos y gente sin escrúpulos la hay en cualquier esquina. Para decir que cuando vas por un camino, das un salto o un rodeo para no pisar un hormiguero, hay que mirar a ambos lados y comprobar quien escucha pues las burlas más sarcásticas pueden llover sobre tí. A mí esas cosas ya me resbalan y por eso puedo permitírmelo. Hace tiempo que estoy curado de espanto y no tengo plan alguno de futuro, ni activo ni inactivo. ¡Que sea lo que Dios quiera!. Yo digo y hago lo que mi conciencia me dicta. Sé que algunas veces hiero algunas sensibilidades, pero también sé que esas mismas sensibilidades solo demandan y nada ofertan, así que paso de ellas. Demasiado egoísmo es lo que hay en este mundo...


Volviendo al asunto que nos ocupa, son del dominio público las continuas masacres que los verdugos del presidente Al Assat están infringiendo al pueblo Sirio. Su camino, a la vista está, es el mismo de sus antecesores de Egipto y Libia, si no superado con creces y por lo tanto también el final será parecido. Que tarde más o menos depende, vergonzosamente, de los intereses internacionales. Así son las cosas. Tanto tienes, tanto vales. 
Ministros, generales, cuñados y hasta hermanos del presidente dirigen soldados y bombardeos que tienen sus miras puestas en los lugares donde saben que hay gente partidaria del final de este tirano. Sin embargo son tantos los "enemigos" que ya no saben hacia donde apuntar sus armas. También ellos van cayendo y es pues de esperar que el final esté cada día más cerca.


El núcleo duro del presidente Al Assad se desmorona. Varios de esos mandatarios están muertos o heridos. El poder que tanto han disfrutado se les escapa de las manos y lo que ellos llaman "terrorismo" está cobrando fuerza. ¿No serán ellos los terroristas?. Al menos ese es el sentir mundial mayoritario. ¡Algún día tiene que acabar la tiranía...! El general Al Freig no se anda con chiquitas y les ha mandado un recado a los que piden la democracia... Tras declarar mártires a los muertos de sus filas añade que:
"Las acciones cobardes de los terroristas no nos apartarán de la lucha. Los efectivos de las Fuerzas Armadas no cejarán en su sagrada misión de perseguir a esas bandas de criminales y cortarles las manos a todos". ¡No va con bromas, no!. Pero que se ande con cuidado, veremos quien las pierde antes.


Incapaz de parar lo imparable, la comunidad internacional pide la transición ordenada de Libia con presencia de las partes en conflicto, es decir: Representantes de Al Assat y del Ejército Libre Sirio. 
Ayer mismo, una ambulancia repleta de explosivos fue detonada junto al edificio de la Seguridad Nacional, en pleno centro de Damasco, matando a varios altos cargos del régimen sirio. Rusia y China, principales defensores del régimen de Al Assad, condenan el atentado y piden castigo para los autores, a la vez que piden la voluntad de las partes en llegar a un acuerdo con la máxima celeridad posible. Estados Unidos apoya estas voluntades, pero pasando por la renuncia al poder del presidente Al Assat. También el Reino Unido considera prioritario que la ONU tome cartas en el asunto y pida la dimisión del dictador y propicie una transición pacífica.


Israel, en guerra con Siria desde el año 1967, mira de reojo al vecino país y tiene extremada la vigilancia de sus fronteras. La ONU vota hoy la imposición de sanciones al régimen sirio, pero de antemano se sabe que Rusia se opone a ello. También Irán, firme aliado del régimen sirio, condena el atentado de Damasco y la posible intervención extranjera. El ayatolá Ahmad Jatamí advierte que el régimen de Al Assad no caerá mientras tenga a Irán como aliado. ¿Es esa una amenaza a la comunidad internacional?. En fin, el final de esta masacre es difícil de preveer. Solo el tiempo despejará las negras nubes, pero no solo aquellas que cubren este territorio de Oriente Medio. China y Rusia advierten que no se descarta que, más pronto o más tarde, conflictos locales desemboquen en una guerra a gran escala, incluyendo el uso de armas nucleares. Una descabellada forma de acabar con esta crisis internacional... en la que demasiadas bocas piden comida y nadie está dispuesto a trabajar para producirla. Así de locos estamos todos pero, como siempre, muchos justos tendrán que morir antes de que los pecadores paguen su culpa...

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario