22 de mayo de 2012

0687- CAPADOCIA, LA PASIÓN TURCA.

Histórica región de la Anatolia central, que va degradándose paulatinamente al haberse convertido en una atracción turística de primer orden. La región forma un triángulo, cuyos lados tienen una distancia aproximada de 20 Km. y sus vértices son las poblaciones de Nevsehir, Avanos y Urgup. En este momento la actividad de más categoría (?) es sobrevolar la zona en globo durante el día y asistir por la noche a las salas de baile folklórico, montadas al solo efecto de sacarles el dinero a aquellos cuyo único interés estriba en conocer cosas diferentes a las que son su día a día habitual. Así, sin más. Naturalmente cada cual es muy libre pero, ¿qué clase de viajeros somos?. Esto te lo pueden ofrecer en cualquier parque temático, con Capadocias de cartón-piedra, al estilo de Las Vegas. 

Que nadie se sienta ofendido, pero eso no es viajar. Eso es hacer turismo. 
- Para ser viajero, donde fueres mézclate con los que vieres, come lo que ellos coman y vive lo que ellos vivan
¡Eso es viajar y conocer otras culturas!. Ya sé que Capadocia es una región geológica única en el mundo y que solo verla físicamente ya merece la pena, pero detrás de esto hay más, mucho más. Y para descubrirlo no hace falta sobrevolarla en globo, ni acudir a salas de baile donde la mayor parte de sus bailarinas -por no decir todas- no son siquiera de la región y algunas ni siquiera del propio país. Los globos y las academias de baile donde se enseña "la danza del vientre", proliferan en cualquier punto del planeta. No es para eso, para lo que un viajero tiene que desplazarse a esa región turca. Pero, ¿donde va Vicente?. Pues eso, ¡donde va la gente!. Vamos, es que yo no entiendo nada...  En fin, yo a lo mío.

La Historia de Capadocia no puede verse en globo. La explicación es sencilla. ¡Está bajo tierra!. Pero vayamos por partes... 
Primero habrá que ir a Turquía y, aunque la capital sea Ankara, supongo que también tendremos que ir a Estambul. No vamos a señalar aquí y ahora -porque no es el momento- toda la historia y grandiosidad de la antigua capital de los Otomanos, antes importante ciudad romana llamada Constantinopla y mucho más atrás todavía Bizancio, como capital de Tracia. Sin embargo daremos unas pinceladas para que veamos la diferencia de viajar como viajeros y como turistas. En los párrafos siguientes, apenas medio folio escaso, se habla de los tres o cuatro nombres que ha tenido a lo largo de la historia la ciudad del actual Estambul. ¿Es tan dificil aprenderse eso -al menos- antes de viajar a esa ciudad?.

La ciudad de Bizancio fue fundada por Bizas (foto 1), hijo de la ninfa Ceróesa y nieto de Ío y de Poseidón. Se fundó "el tercer año de la trigésima olimpiada" lo que, según nuestro calendario, corresponde al año 667 a.C., pero debemos señalar que la capital de Tracia se construyó sobre un emplazamiento anterior que se llamaba Ligos.
La Historia es compleja y durante los siglos que siguieron se sucedieron diferentes dominaciones del país y de la ciudad de Bizancio, que hoy no toca enumerar.
Durante las Guerras Mecedóniocas, Bizancio apoyó a Roma y ésta le otorgó el título de ciudad confederada. Aliada de Roma desde el 191 a.C., el emperador Vespasiano (9-79) la incorporó a la provincia romana de Tracia. 
Decir solamente que tras unas luchas intestinas, el año 324 Constantino I el Grande (foto 2)  provocó la escisión del imperio romano en dos partes quedando como emperador de la parte oriental y trasladó a Bizancio la capitalidad romana rebautizándola con el nombre de Nueva Roma. Tras seis años de embellecimiento de la ciudad y con los trabajos a medio camino, el 11 de Mayo del 330 se ratificó la nueva denominación de la capital con el nombre de su protector. En adelante pasaría a llamarse Constantinópolis o Constantinopla, en honor del emperador. La ciudad, que en ese momento contaba con 30.000 habitantes, un siglo después tenía más de medio millón de almas y era la más grande del mundo.

Sin embargo, como nada es para siempre... A la muerte de Contantino I la fracmentación romana era imparable, aunque la división no se produciría hasta la muerte de Teodosio quien en el 395 repartió el imperio entre sus dos hijos. Occidente, con capital en Milán, para Honorio y Oriente, con capital en Constantinopla para Arcadio. Mientras la parte occidental entró en la más completa decadencia, en la oriental nacería el Imperio Romano de Oriente (Imperio Bizantino) que se mantendría presente hasta el martes día 29 de Mayo de 1.453 cuando Constantinopla fue derrotada por los turcos otomanos y el Sultán Fatih Mehmet el Conquistador entró victorioso en la ciudad. Con esa derrota desapareció el último vestigio del Imperio Romano de Oriente y se marcó el fin de la Edad Media en Europa.

Pero, claro, es que... ¡Nosotros estábamos en Capadocia!. 
¿Alguien se acordaba de ello?.
Capadocia está habitada desde miles de años atrás. Aquí nació el pueblo Hiita, 
pero muchos pueblos de otras regiones del planeta también pasaron por aquí dejando su huella. Durante miles de años esta piedra blanda, llamada Toba calcárea, ha permitido a los seres humanos construir miles de cavernas que les han dado cobijo y protección. 

Encrucijada de rutas comerciales y objeto de continuas invasiones, sus habitantes construyeron enormes refugios subterráneos en los que podían refugiarse pueblos enteros y subsistir en el interior con la sola aportación de grano y algunas legumbres. Alguna de esas ciudades (Kaimakli) tiene hasta nueve niveles, algunos de los cuales se pueden visitar. En su interior y con los adecuados respiraderos, había caballerizas, estancias dormitorio, pozos de agua, incluso bares y panaderías. Todo cuanto se necesitaba para poder resistir hasta 20.000 personas durante meses, estaba disponible en un momento determinado de absoluta necesidad. 

A la llegada del cristianismo en la época bizantina, alguna de esas cámaras fue adaptada como templo y sus paredes decoradas con frescos.
Antes de eso... Por allí pasaron los Persas, Macedonios y Romanos; después Cruzados y Selyúcidas. Finalmente los Otomanos dominaron la región hasta que, tras la I Guerra Mundial y consecuente caída del Imperio Otomano, el año 1.923 Turquía se convirtió en una República democrática y constitucional.
Todo eso y mucho más, es Capadocia...

EL ÚLTIMO CONDILL