3 de enero de 2012

0574- CONOCER ESPAÑA A FONDO.

Ya he comentado en otras ocasiones que, desde mi punto de vista, que naturalmente no digo yo que sea el único correcto, la gente pierde el norte en su afán de viajar. Porque el dinero está bastante escaso y más de cuatro salen de viaje sin tenerlo y por lo tanto pasando estrecheces, algunos incluso pagando esos viajes transatlánticos a plazos, ¡que también son ganas...!
Viajar lejos y en condiciones cuesta dinero y no poco. Eso haciendo las cosas bien, porque para ir en un viaje de agencia todo incluido, a patear calles y comer carne empanada con patatas fritas día sí y otro también pues, ¿qué quieren que les diga...? Que no digo yo que no esté buena pero, ¡todos los días...!

Yo no es que viaje mucho pero, cuando lo hago, es con libertad. Allá donde voy quiero verlo todo y si voy a Segovia, quiero comer judiones de la Granja y cochinillo o lechazo y si lo hago a Galicia no me iré de allí sin meter una buena mariscada entre pecho y espalda; como Asturias tiene su fabada y Sevilla su pescaíto y sus tortillas de camarones, por decir algo. Porque si no es así, ¿para que salimos?.
Cada cual tiene su forma de pensar, sus prioridades y su responsabilidad sobre lo que gasta o deja de gastar. ¡Pero eso de marchar de vacaciones al Caribe, cuando no tienes dinero ni para ir a la provincia limítrofe con la tuya...! La verdad es que no lo entiendo. Además lo de ir de viaje "obligatoriamente", sin tener dinero, no es ir a disfrutar sino a padecer. Y si ese padecer lo tienes que pagar a plazos, aumenta el sufrimiento y queda rebajado el disfrute.

Me pregunto yo, qué falta hará salir de España (a gastar las divisas que no tenemos) cuando en nuestro país hay tanto y tan bueno para ver y disfrutar... El solo hecho de salir de casa y ver nuevos horizontes ya es maravilloso, aunque solo vayas al pueblo de al lado si es que no lo conoces. Por lo tanto, no hay necesidad alguna de ir a Thailandia o a la China, de buenas a primeras... ¡Que no es que a mí no me guste eso, ojo!. Me gusta y mucho pero, ¿cuantas personas hay que mueren de viejas sin patear siquiera las calles de su ciudad?. Primero exploremos nuestro pueblo, después el pueblo de al lado, así, in crescendo... Poco a poco, sin prisas, ampliando horizontes. Al menos para mí, resulta satisfactorio en todos los sentidos.

Yo no solo tengo recorrido totalmente mi pueblo, sino también todo su término municipal. También he visitado todos y cada uno de los pueblos de mi provincia, que no es algo tan frecuente como algunos puedan imaginar. Lo he hecho a todas las comunidades autónomas españolas y solo me queda un pequeño "borrón" en el expediente, que es el hecho de que alguna provincia haya quedado fuera del tintero, pero todo se andará. También he visitado todos los países limítrofes al nuestro, en un radio de 2.000 Km. que va desde Marruecos y Portugal hasta Francia e Italia. Algunos dirán que eso no tiene nada que ver con el exotismo de los países orientales. Pues sí, es verdad. A mí también me encantan y no hay día que no conecte al menos dos horas el Canal VIAJAR, que me lleva por todos los países y lugares mundiales de interés.

Está claro que el cine y la televisión nada tienen que ver con la realidad de estar físicamente en cada uno de esos destinos. Ahí debo darles la razón, pero la satisfacción de visitarlos personalmente no compensa de los sacrificios económicos que representan estos viajes para la clase media-baja, que son la mayoría de los que allí van y los peligros y precauciones a tomar para evitar las enfermedades y problemas gástricos. No es el caso cuando se viaja a países europeos, pero los destinos exóticos, orientales y africanos, los dejo yo para los demás. Con Europa tengo más que suficiente. Seguramente será cosa de la edad, pero yo salgo para disfrutar y no para correr peligros o riesgos físicos.

Me encanta la cornisa cantábrica, sus pequeños puertos de pescadores. Galicia, Asturias, Santander, el País Vasco... El pirineo navarro (Roncesvalles y Valle del Roncal); el pirineo aragonés (Valle de Echo, la Jacetania y parque de Ordesa); el pirineo catalán (Viella, Aigües Tortes, el románico de la Vall de Boí, el Ripollés, Besalú medieval...) En fin, es que España lo tiene todo ¡y a lo grande!. Porque castillos los hay a cientos, ruinas y museos arqueológicos lo mismo. Y ciudades... ¿Qué me dicen de Segovia, Valladolid, Salamanca, Toledo...? Y de las Arribes del Duero? y de Extremadura (Cáceres, Mérida...). Ya no hablemos de Madrid o Barcelona y sus cientos de monumentos y museos; del maravilloso clima y ciudades de la Comunidad Valenciana o de Andalucía... (Alhambra, Mezquita de Córdoba, catedral de Sevilla). ¡Sin hablar del atractivo de las islas Baleares o del clima semi tropical de las islas Canarias y su eterna primavera...!
¿Se han preguntado el por qué, a pesar de la crisis mundial, vienen a España cerca de 50 millones de turistas cada año?. Por algo será, digo yo, ya que actualmente y con la implantación del euro ya no podrá decirse aquello de que los precios de las vacaciones en España son bajos...

Vamos, es que creo sinceramente que los españoles no necesitamos ir a parte alguna para empaparnos de Historia y disfrutar de lo mejor de la naturaleza. Tenemos el mejor sol y la mejor nieve. Sin exagerar ni un ápice, vuelvo a repetir que España, ¡¡LO TIENE TODO!!

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario