2 de febrero de 2011

0260- MANTENER PRIVILEGIOS, OBJETIVO PREFERENTE.

Como ya le dijo en su día Zapatero al rey de Marruecos, "LO MAS IMPORTANTE ES LA FOTO". Bromas aparte (que para él no lo son) quiero decir que seguramente el pacto es necesario, no sabemos si eficaz. Lo que está claro es que será eficaz para todos los que están en la foto, que no tienen otro objetivo que el de mantener sus privilegios. Las tres partes van a lo suyo, que es mantenerse a la cabeza de su parcela político-social. De todas formas, como es fácil suponer, su éxito no será tal si no va acompañado del nuestro. Esa es nuestra confianza y la única arma que poseemos los pobres.

Hace mucho tiempo que perdí mi confianza con la gente que va en los puestos punteros de la política. Siempre tuve fe en los que desinteresadamente (pensaba yo, inocentemente) se prestaban a dirigir la política y el mundo. Hay que ver que corto fui siempre... ¡cuanto me costó madurar! Mis padres, cuando nací, deberían haberme puesto de nombre Inocencio.
¡Políticos desinteresados...! Sí, sí. ¡Desinteresados en las penas de los demás!
>Aquí todos van a lo suyo y el que tenga pena que se muera. ¿Es que alguien puede creer todavía que los jefes sindicales luchan por los intereses de los trabajadores a los que representan? ¿Que la patronal lucha por crear puestos de trabajo? ¿Que el presidente del Gobierno cree en la complicidad entre ambas fuerzas, buscando el bienestar de todos los españoles, que es lo que le impide dormir? Pues no... ¡lamentablemente no! Todos bien despejados y arrimando el ascua a su sardina.
Los sindicatos buscan mantenerse en el mullido sillón que los trabajadores les proporcionan, del mismo modo que lo hace la patronal y el gobierno de turno.

Que no es porque mande éste ni aquel. Que esto ha sido siempre así y así seguirá siendo...
Naturalmente, cuando las cosas van bien, a todos llega. Pero cuando cae la piedra, ¿a donde tiene que dar? ¡Pues encima del más débil! ¿Donde si no?
Lo deseable sería que no hubiera ciegos que, como yo hice antes, fueran incapaces de ver la realidad. ¡Que no es que se adelante mucho de verla, ya lo sé! Pero, al menos, que nadie espere milagros ni ayuda de nadie. Las cosas son como son en cada momento de la Historia y poco podemos hacer nosotros para cambiar esa situación. ¡Hombre...! Cuando la situación es insostenible la gente se echa a la calle, pero eso nadie lo quiere, ni es aconsejable. A esas situaciones, verdaderamente extremas, todavía no hemos llegado en España y espero que no se llegue jamás. Nos faltan muchas cosas... ¡pero tenemos democracia!.

El gobierno de turno puede ser incapaz de lidiar adecuadamente en una situación como la actual, pero está claro que listos, son. ¡Listos, sí!
Listos porque, para impedir que la gente se eche a la calle a la desesperada, están dando (aunque mísera) una ayuda económica de la que verdaderamente no disponen. El Estado, agotado hasta extremos inverosímiles, está endeudado hasta las cejas para que la gente, unos sin encontrar trabajo y otros sin buscarlo, puedan comer sin trabajar. A eso, algunos le llaman ser social, yo lo llamo ser incapaz, pero listo. No arreglamos el problema pero los mantenemos calladitos... ¡Que buenos somos...! Yo, como no soy como los demás, pienso que bueno sería aquel que fuera capaz de solucionar el problema. ¡Ese sería el bueno!
Todos sabemos que hubiera sucedido, con ayudas o sin ayudas, si esta situación de crisis hubiera pillado a la oposición en el gobierno. Todos sabemos que estos caballeretes, que hoy se han dado amigablemente la mano, hubieran sacado a la calle a las fuerzas vivas del pueblo en un montón de ocasiones.
Ahora, aunque con una paga de simple subsistencia, todos calladitos y a aguantar, a verlas venir porque, claro, mandan los nuestros y si no lo hacen mejor es simplemente porque no pueden.

En este mundo de locos que nos ha tocado vivir, unos ponen las ideas y otros ponen el trabajo, pero yo miro la foto y no sé quien lleva a quién. La imagen da sensación de fragilidad pero, de momento ambas partes van aguantando.
- ¿Hasta cuando? -es la pregunta.
La situación es frágil, peligrosa y para muchos, empieza a ser inadmisible. Yo ignoro si la oposición tiene rápida solución al problema de la crisis española. Si la preocupante situación de la Seguridad Social podría mejorarse, sin mermar la ya deficiente situación de los pensionistas españoles. En honor a la verdad, yo también lo dudo. Pero dudo más todavía, de la capacidad que puedan tener los que salen en la foto para solucionarlo. ¡Esos sí tengo claro que nada han hecho y nada harán por nosotros! Porque lo que necesita España y los españoles no son fotos, si no trabajo en un sector (los dirigentes) que es justamente el que más Paro tiene, mejor dicho, en el que menos se trabaja.
Nos preguntamos muchos, donde está el trabajo de los integrantes de la foto para conseguir los objetivos que se necesitan para salir, no del bache, si no del socavón en el que nos han metido. La respuesta todos la sabemos. ¡En ninguna parte!.

Por cierto... ¿No es patético que los integrantes de la foto, celebren con tanta alegría un acuerdo que no hace otra cosa que rebajar (aún más) la mísera vida de millones de españoles, justamente el sector más débil de la sociedad? Al parecer, matar de hambre a los jubilados es lo que va a solucionar los problemas económicos de nuestro país. Dicen que es un acuerdo histórico y, desde mi punto de vista, efectivamente lo es. En eso, sí estoy de acuerdo... Es histórico que se reunan en una foto vergonzosa, para celebrar la rebaja de los derechos de los pensionistas españoles y que nadie se eche a la calle, ni diga nada.
¡Eso es lo histórico! ¿Nos habrán capado a todos y no nos hemos enterado?

EL ÚLTIMO CONDILL

No hay comentarios:

Publicar un comentario