28 de marzo de 2010

0049- ANTIGUAS TIENDAS DE CABANES.

Más que antiguas, casi prehistóricas. Nada más lejos de mi ánimo que molestar a personas que gestionaron la actividad comercial de tan emblemáticos establecimientos y mucho menos de sus sucesores, pero... ¡ha llovido tanto desde entonces!
Aunque en gran parte de los artículos publicados hablo de cosas antiguas de Cabanes, no sé por qué razón, en esta entrada al blog me ocurre algo especial. Me da la impresión de estar hablando de algo ¡tan remoto...!, que solo se me ha ocurrido esa palabra tan fea para expresar este sentimiento de antigüedad en el tiempo y en el espacio. Sin duda será porque, en buena parte, ya empiezo a pertenecer a esa época. Apenas un niño de pocos años entonces, recuerdo tiendas tan antiguas y emblemáticas como la...

- TENDA DE "VARIL" (calle San José)
Fue sustituída por la Tenda de Ameleta y cuando éste último cerró el negocio abrió justo enfrente, aunque ya en la calle de San Mateo, la Tenda de Marí que incluso se especializó en el asado de pollos a l'ast.
- TENDA DE "LA TIA PACA" (calle de San Vicente)
Subiendo a mano derecha, frente a la actual tienda de Concha Falcó (actualmente super PROXIM), estaba la "Tenda de la tía Paca", madre de Maruja "la Pitarca" y suegra por tanto de Pepito "el de Roc". El marido de la tía Paca era cobrador comarcal de la todopoderosa SGAE (Sociedad General de Autores de España) actualmente tan de moda y allá donde se hacía una baile o espectáculo, allí estaba él pretendiendo cobrar lo muchas veces incobrable, por falta de liquidez.

Otra curiosidad es que, a pesar de no haber entonces agua corriente ni desagües, en su casa ya tenían cuarto de baño. (?) Un oscuro aseo, alicatado con baldosas negras y verde botella, donde uno (acostumbrado a ir al corral) quedaba extasiado.
- TENDA DE "LA LLUMERA" O DE LAUREANO (calle San Antonio),
Continuó el negocio su hijo Laureano Boira que, además de incorporar a la tienda de ultramarinos la venta de toda clase de joyas, alquilaba todo lo necesario para fiestas y celebraciones. (Mesas, sillas, vajilla, cubertería, etc.)
- TENDA DE "ERONDINA LA VULGAUA" (calle San Vicente),
Funcionó como tienda de comestibles y también como ferretería. Alambres, clavos, paellas y cacerolas de todo tipo, así como cirios de todos los precios y medidas, papelería con cartas y tarjetas postales y figuras para el Belén. Cerró a su jubilación.

- TENDA DE "LES DANIELES" (calle de la Morera, después obispo Gavaldá)
También especializada en ferretería, además de ultramarinos, que también cerró a la jubilación de las propietarias. Cuerdas y alambres de todas las medidas.
- TENDA DE "OVIEDO" (calle Ramón y Cajal)
Alimentación en general exclusivamente gestionada por su propietario, fue cerrada por defunción, al morir de un infarto mientras estaba viendo un partido de fútbol del Castellón.
- TENDA DE ELODIA "LA BORREGA" (Plaza del Generalísimo)
Aparte los comestibles, su especialidad eran la fruta y verduras de toda clase, así como los utensilios de barro: Cántaros, barreños, botijos, cazuelas y ollas de todas las formas y medidas.

El peor enemigo comercial de este comercio era "Dionisiet el Pellero", vendedor ambulante de toda clase de artículos de barro que subía trimestralmente a Cabanes con su viejo carro y se instalaba durante un par de semanas en la Avenida de José Andino, hoy llamada Avgda. del Maestrat y que, aparte de vender toda clase de loza y cristal, cambiaba las pieles secas de los conejos por una cajetilla de cerillas. La acumulación de pieles de conejo era tal que, a pesar de los muchos utensilios vendidos, el carro marchaba dos semanas después tan cargado o más de lo que había llegado a Cabanes, al menos en cuanto a volumen...
- TENDA DE CONSUELO "LA BORREGA" O DE VAZQUEZ (D.Valera).
Es la única que ha permanecido abierta hasta el día de hoy, puesto que su hijo José Luís continuó con el negocio. Antiguamente y hasta su prohibición, grandes cajones de madera albergaban patatas, arroz y toda clase de legumbres a granel. Su especialidad salazones y conservas, así como embutidos y fiambres de toda clase y la mejor fruta y verdura disponible en el mercado castellonense de Abastos.

- TENDA DE PERFECTA O DE XIMO EL LLIMONERO (calle San Antonio)
Comestibles en general, tenía como especialidad la venta de gaseosas de su propia fabricación que producían en local adjunto a la propia tienda, con salida en la Plaza del Generalísimo mediante una interminable escalera.
En todas las tiendas citadas luz escasa y fuerte olor a salazones (bacalao o sardina de bota) que se vendía por unidades o al peso, así como el de las galletas (María, barquillo, etc.) que también vendidas a granel y por la tardanza en salir el material, cogían un poco de regusto a viejas. Las tiras de papel engomado para que las moscas quedaran allí pegadas y no molestaran a los clientes; el carburo para alumbrar patios y corrales; la sosa para fabricar el jabón casero o ablandar las olivas y un largo etcétera que nada tiene que ver con el actual carro de la compra, todo ello vendido al peso.

Balanzas en todos los casos con platos y pesas de hierro o metal y en las que el cliente siempre pedía "bona pesà", lo que equivale a decir que el plato que contenía el artículo adquirido tenía que levantar con una cierta alegría al que contenía las pesas.
En el mostrador grandes latas de conserva, cuyo contenido se vendía a peso o por unidad...
- Posa'm en este plateret dues sardines amb oli, quatre anxoves i unes molles de tonyina. -decía la clienta.
- Així està bé? -preguntaba el tendero enseñando el plato con las viandas.
- Molt bé, molt bé, gràcies -respondía la clienta, con la boca llena de saliva.

Pero como tantas veces he repetido, el tiempo pasa y las antiguas tiendas de ultramarinos evolucionaron, cambiaron de propietario o cerraron sin más al tiempo que otras abrieron, con alguna modernidad o sin ella. Se incorporaron los mostradores frigoríficos, las balanzas electrónicas, etc.
- La tenda "de Luis". (Carrer Ramón i Cajal)
- El supermercat SPAR. (antic Bar Cabanes)
- La tenda de Fernando "l'Eixau". (Carrer Sant Vicent)
- La tenda de Victoria "la Llumera". (Carrer del Rosari)
- La tenda de Elietes "el de Peleto". (Carrer Delegat Valera)
- La tenda de Manolito Siurana. (Plaça dels Hostals)
- La tenda de Alvarito "el Carreté". (Carrer la Cava)

Más pronto que tarde todas tuvieron variaciones a la baja...
-Luis se jubiló,
-Fernando se marchó a Suiza y su mujer la traspasó. (Proxim)
-Victoria falleció y su marido Ernesto cerró, -Elietes lo traspasó a Carmen y Herminio "el ferré" y cuando éstos cerraron su hija Mª Angeles montó una gestoría,
-Manolito cerró hace unos meses por jubilación y
-Alvarito (ya jubilado) la ha traspasado también.
Todo esto sin contar la llamada "Botiga de la carn", el reciente supermercado instalado en la calle Teatro y la antigua Cooperativa que, al parecer va a convertirse en una gran superficie con todos los servicios.
¿Habrá clientes suficientes para todos...?

EL ÚLTIMO CONDILL

2 comentarios:

  1. - Posa'm en este plateret DOS sardines EN oli, quatre ANCHOVES i unes molles de tonyina.
    - AIXINA està bé?

    ResponderEliminar
  2. Así era amigo Enrique, así era.
    Sardinas en escabeche, atún, anchoas y no mucho más. Si querías berberechos o mejillones ya tenías que ir al bar más próximo, donde también te lo vendían.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar